Posts etiquetados ‘Obras Públicas’

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 9

4 de Octubre de 1977.

“Mientras permanece sin estrenar un paso subterráneo, se multiplican los accidentes.

Con esta llamada en portada de Nueva Andalucía, en las páginas de Provincia,  se recogían los siguientes titulares: “Manifestación sobre la autovía.

Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en servicio del paso subterráneo”.

Esta manifestación vino dada porque días antes había ocurrido un accidente en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán (a la altura del Bar Pepito).

Un anciano y un niño de tres años de edad fueron atropellados cuando intentaban cruzar la autovía,  en el mismo lugar en el que algunos meses antes, también de noche, una joven fue atropellada por un taxi, produciéndole graves lesiones, dándose a la fuga el taxista por el carril opuesto de la autovía.

El riesgo de este cruce de la autovía era evidente pues sólo disponía de un paso de cebra y un semáforo en intermitencia que los automóviles ignoraban continuamente.

Con tal motivo,  unos 1.500 vecinos,  se manifestaron en el lugar del accidente tomando la palabra un portavoz de la Asociación de Vecinos quien informó sobre las gestiones realizadas en pro de la solución del problema e invitando a una de las mujeres de la asociación  a dirigirse a los allí concentrados, la cual invitó a todas las mujeres a que se unieran a la manifestación, acordándose en asamblea cortar la autovía durante 15 minutos.

En ese momento hizo acto de presencia la Guardia Civil, cuyo jefe,  tras dialogar con uno de los concentrados,  accedió a lo acordado mientras no se desarrollaran incidentes graves y todo se desarrollase en orden, a lo que los concentrados respondieron con una ovación.

Seguidamente comenzaron a manifestarse por ambos carriles de la autovía, cortando el tráfico, y así llegaron hasta la Barriada de Hiconsa, donde ya se habían acumulado  unos 4.000 manifestantes.

Estos  se dirigieron  hasta el Ayuntamiento reclamando la solución del problema y la dimisión del alcalde y la corporación.

Una comisión fue recibida por el primer teniente de alcalde a quien se le exigió que la conversación se desarrollase delante de los concentrados a lo que éste accedió exponiéndoles que él también vivía en una de las zonas afectadas y que consideraba de justicia esta manifestación.

En su explicación sobre el trazado de la autovía se refirió a que la Administración no había hecho un trazado para el pueblo sino “su carretera” desde Madrid;  que el Ayuntamiento no se había hecho cargo de la misma porque faltaban detalles por realizar y que desde el año 1970 se le tenían reclamadas a Obras Públicas muchas de las peticiones que hacían ahora los vecinos.

Un miembro de la Asociación de vecinos le manifestó que el Ayuntamiento se tendría que haber opuesto a este trazado en el momento de exposición pública del proyecto y haberse trazado la autovía a través de la Corta de la Cartuja.

Así mismo se le interpeló que si desde el año 1970 estaban reclamando lo mismo que los vecinos sin conseguir nada, porqué no habían presentado su dimisión en solidaridad con los mismos.

Los vecinos le recordaron las peticiones que habían dejado reflejadas con anterioridad en un escrito dirigido a Obras Públicas.

Tras todo esto los 4.000 vecinos se disolvieron sin incidentes agradeciendo a las fuerzas del orden su actitud.

Una de las causas expuestas al representante municipal era la necesidad de la total iluminación del trazado urbano de  la autopista y la imposibilidad de utilizar el paso subterráneo  por los vecinos  debido a que se encontraba sin luz, con los cables arrancados y lleno de suciedad.

Con fecha 23 de marzo Obras Públicas se dirigía mediante escrito a la Asociación de Vecinos donde mostraban su extrañeza por la no utilización del paso subterráneo que había sido construido atendiendo las peticiones de los vecinos, hecho éste al que Obras Públicas se refería mediante un escrito dirigido a la Asociación del 23 de Marzo en el que mostraban su extrañeza por la no utilización del paso subterráneo que se había construido atendiendo a las peticiones expresas de los vecinos y del que comunicaban precisamente el lamentable estado en que se encontraba por el uso indebido de algunos ciudadanos, con los cables cortados, las luces rotas… por lo que concluían el escrito haciendo un llamamiento a la responsabilidad expresa de la Asociación para que tomasen medidas y creasen un estado de conciencia ante los ciudadanos que evitase tales barbaries en detrimento de la convivencia ciudadana.

La Asociación de Vecinos, en respuesta a ese escrito puntualizaba a Obras Publicas los siguiente:

  • Se desconocía  si realmente estaba el paso subterráneo al uso definitivo, pues sus cercanías se encontraban aún con materiales de obra y escombros
  • Que pese al conocimiento de la instalación eléctrica ignoraban si la misma estaba en uso disponible ya que nunca la vieron funcionando.
  • La carencia de asfalto en los accesos y la falta de indicación hacia el peatón recomendando su uso.
  • La carencia de iluminación nocturna que indicase al viandante del uso del paso subterráneo.
  • La inactividad del Ayuntamiento en la debida limpieza y mantenimiento de los elementos comunitarios.
  • Finalmente se comprometían con Obras Públicas a que si ésta adecuaba la infraestructura debidamente ellos se comprometían a crear el debido estado de opinión para su correcto uso mediante octavillas, carteles, incluso permaneciendo en los accesos invitando al ciudadano a utilizar este paso subterráneo.

 

 

Hasta 4.000 vecinos se manifestaron

4 de Octubre de 1977. Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en funcionamiento del paso subterráneo

Anuncios

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 6

5 de Octubre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS CALLES.. Versión de la Asociación de Vecinos

Tal como hemos dejado reflejado en los dos post anteriores, un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

  • Se pedía la dimisión del alcalde  al protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, La UVA, Cañorronco y  Estacada de la Cruz, entre otras, afectadas por el viejo problema del insuficiente colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón, atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos, cuando bajaban en cantidad considerable.
    Resumimos aquí la versión  de la Asociación de Vecinos publicada por el diario ABC con fecha 5 de Octubre de 1976, que aportaba a su escrito varios folios con la firma de sus asociados:
  • “En el transcurso de las conversaciones el alcalde pone de relieve que algunos de los manifestantes no eran afectados por el problema que les movía a protestar aunque se le demostró que todos los vecinos eran afectados por las inundaciones.
    Se adjuntaban fotografías no de las inundaciones que podían sobrevenirles a los vecinos, sino de las tres últimas inundaciones habidas en el último mes.
    El colector continuaba cegado por una falta de previsión del Ayuntamiento pese a que éste siempre responsabilizaba a Obras Públicas.
    Exponían que no era cierto que hacia las dos de la tarde un grupo comenzó a agitar a los vecinos y a las tres se cortara el tráfico profiriendo gritos y consignas, hechos estos que se manifestaban de forma tendenciosa. El tráfico se cortó de forma consciente con tablones sin que mientras que la carretera estuviese cortada se profiriesen gritos ni consignas.
    Por el contrario sí es cierto que se pedía “alcalde dimite; el pueblo no te admite”, “Corporación dimisión”, mallorquín vete de aquí”, “arreglos sí; promesas no”, “alcalde a Mallorca”, “alcalde provocador”. Todo ello mientras marchaba la manifestación y ante las puertas del Ayuntamiento.
    Criticaban las manifestaciones del alcalde cuando decía que el pueblo de Camas estaba sufriendo las consecuencias de las obras de la autovía, cuando esa problemática era previsible, sin que hubiese habido objeciones en su día por el Ayuntamiento”.

 

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

 

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 2

23 de Enero de 1976. 200 vecinos de El Chato y La Extremeña se concentran ante la Alcaldía

Unas doscientas personas se concentraron ante las puertas del Ayuntamiento exigiendo respuestas a los problemas que ambas barriadas tenían planteadas, entre otras cosas, como consecuencia de las obras de la autovía.

Estos vecinos trataban de conseguir un paso de acceso desde sus barriadas a la ciudad puesto que pese a que la autovía estaba en construcción, no había ningún paso proyectado cercano a sus viviendas.

Por otra parte, los vecinos del Barrio Chato llevaban más de dos meses intentando, a través del Ayuntamiento,  que Obras Públicas se responsabilizase de los resquebrajamientos que se estaban produciendo en sus calles y viviendas, como consecuencia, según ellos, del corte de la ladera sin que durante algún tiempo existiese muro de contención.

El Ayuntamiento pretendía una ampliación del plazo para posibles soluciones en ambas barriadas, aunque los vecinos no estaban dispuestos a seguir en tal situación.

23 de enero de 1976. Los vecinos delos Barrios El Chato y La Extremeña reclaman más atención para la resolución de sus problemas.

23 de enero de 1976. Los vecinos delos Barrios El Chato y La Extremeña reclaman más atención para la resolución de sus problemas

 

En esta ocasión era el 1º. Teniente de Alcalde, como Alcalde Accidental, el que dirigía escrito al Gobernador Civil con fecha 25 de Agosto de 1976 para comunicarle la reunión mantenida en el Ayuntamiento con los 12, según su expresión,  “autodesignados”, de entre los asistentes en una manifestación de vecinos de las Barriadas de Saladilla Alta, Arboledilla, Santa Rosa, Camino de Guía y Cañorronco, “en número de unos 300 según su versión”, que quedaron a las puertas del Ayuntamiento.

Le exponía que el objetivo de dicha  concentración era recabar  solución urgente a los problemas suscitados con motivo de las obras de la variante de la carretera N- 630, que se habían agravado el domingo anterior por el fuerte aguacero caído.

Como punto de verdadera preocupación narraba el concerniente al derrumbamiento producido en las casas de la Barriada de Saladilla Alta, ocasionado por el desplome del cerro donde está enclavada dicha barriada, motivado por las obras de la citada carretera y para la que los vecinos exigían una solución rápida, con el abono de las indemnizaciones pendientes y el reconocimiento, aún sin admitir,  de Obras Públicas de los perjuicios originados por tal desplome, a partir de la calle Paloma.

Le trasladaba al Gobernador que el Ayuntamiento apoyaba esta petición y que los vecinos le solicitaron la visita de la primera autoridad provincial a la zona afectada, de la que manifestaba el Alcalde Accidental que empeoraría con las próximas aguas, al discurrir por esa zona la evacuación de las laderas del Aljarafe.

Hacía referencia de los accesos de las distintas barriadas separadas del casco por la Nueva Travesía, paso de peatones, etc. y comunicaba que una vez concluida la reunión con la comisión de vecinos, estos informaron a los que esperaban quienes tomaron el acuerdo de interrumpir las obras en el punto de la Saladilla Alta, hasta que se le ofreciesen  garantías de que sus problemas serían resueltos, rogándole la autoridad local al Gobernador que se adoptaran las medidas necesarias para resolver tan difícil solución.

25 de Agosto de 1976. Escrito del Alcalde Accidental al Gobernador Civil dándole traslado de la reunión mantenida con los vecinos manifestantes de Saladilla Alta y otras barriadas.

25 de Agosto de 1976. Escrito del Alcalde Accidental al Gobernador Civil dándole traslado de la reunión mantenida con los vecinos manifestantes de Saladilla Alta y otras barriadas.

Los miembros del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía en el artículo publicado el 11 de dicbre. de 1975, denunciábamos la situación en que se encontraba la Barriada El Chato, cuyas viviendas situadas en la ladera del cerro El Carambolo se deslizaban y resquebrajaban con motivo de las obras de la construcción de la nueva autovía Sevilla-Gijón.

Este artículo en prensa es el comienzo de una serie de publicaciones y de la unión de los afectados, cuya lucha les lleva a paralizar las obras, cortar el tráfico de la autovía , organizar concentraciones, dirigir escritos y solicitar visitas a tod0s los estamentos involucrados, reivindicando la solución de su problemática.

El 23 de enero de 1976 se dirigían mediante escrito a la primera autoridad provincial, al Gobernador Civil, manifestándoles que sus viviendas contaban con la preceptiva licencia municipal.

Le exponían:

Que debido a la construcción de la autovía y haberse cortado por su base la ladera del cerro, se había ocasionado un corrimiento de tierras, resquebrajándose la mayoría de sus viviendas y las mismas calles de la barriada, hasta el punto de que Obras Públicas ordenó la total evacuación de la parte baja del barrio.

Que los testigos de yeso colocados por Obras Públicas en  las grietas de las paredes de las viviendas  se estaban rajando, por lo tanto el problema continuaba.

Que el Ayuntamiento les aconsejaba la limitación en el vertido de aguas por el consiguiente peligro que suponían las humedades en el movimiento del terreno por lo que confirmaban sus miedos ante posibles lluvias.

Que como consecuencia de las movilizaciones y denuncias que realizaban, se habían enterado por un escrito de Obras Públicas que los terrenos donde estaba construida la barrida no eran aptos para la construcción de viviendas. 

Que después de innumerables gestiones ante el Ayuntamiento y Obras Públicas, ninguno de estos organismos asumían su responsabilidad ni la solución al problema.

Solicitaban finalmente la intervención del Gobernador Civil, advirtiéndole que el empeoramiento del problema, llevaría al desalojo de las viviendas y a una altera ción del orden público que se debería evitar.

 

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 1 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 1 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 2 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 2 de 2

Respuesta del Gobierno Civil

Éste respondía, con fecha 14 de Febrero de 1976,  dirigiendo un escrito a D. Antonio Angulo González en el que le manifestaba que en relación con el escrito que le había presentado en unión de otros firmantes, vecinos todos del Barrio de Saladilla Alta (El Chato)  y tras obtener información de la Delegación del Ministerio de Obras Publicas, así como de la Alcaldía de la localidad, se había llegado a determinadas conclusiones de las que podría ser informado por el Ayuntamiento al que se dirigía para que tal información la trasladase a los vecinos.

1976. 14 de Febrero. Respuesta del Gobernador Civil a D. Antonio Angulo en representación de los vecinos que dirigieron escrito sobre su problemática de Saladilla Alta

1976. 14 de Febrero. Respuesta del Gobernador Civil a D. Antonio Angulo en representación de los vecinos que dirigieron escrito sobre su problemática de Saladilla Alta

 

4 de Octubre de 1977. “Mientras permanece sin estrenar un paso subterráneo, se multiplican los accidentes.

El periódico Nueva Andalucía nos dirigía con este titular en portada a las páginas de provincia que titulaba así la noticia:   “Manifestación sobre la autovía. Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en servicio del paso subterráneo”.

Días antes había ocurrido un accidente en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán en el que un anciano y un niño de tres años de edad fueron atropellados cuando intentaban cruzar la autovía y en el mismo lugar,  unos meses antes, un taxi atropelló a una joven, también de noche, produciéndole graves lesiones y dándose posteriormente a la fuga por el carril opuesto de la autovía.

El riesgo de este cruce  era evidente pues sólo existía un paso de cebra y un semáforo intermitente que los automóviles ignoraban continuamente.

Con tal motivo unos 1.500 vecinos se manifestaron en el lugar del accidente tomando la palabra un portavoz de la Asociación de Vecinos quien informó sobre las gestiones realizadas en pro de la solución del problema e invitando a una de las mujeres de la asociación a dirigirse a los allí concentrados, la cual solicitaba a todas las mujeres que se unieran a la manifestación, acordándose en asamblea cortar la autovía durante 15 minutos. Hizo acto de presencia la Guardia Civil, cuyo jefe tras dialogar con uno de los concentrados accedió a lo acordado mientras no se desarrollaran incidentes graves y todo se desarrollase en orden, a lo que los concentrados respondieron con una ovación.

Seguidamente comenzaron a manifestarse por ambos carriles de la autovía, cortando el tráfico, y así llegaron hasta la Barriada de Hiconsa, donde ya había unos 4.000 manifestantes dirigéndose hasta el Ayuntamiento reclamando la solución del problema y la dimisión del alcalde y la corporación. Una comisión fue recibida por el primer teniente de alcalde a quien se le exigió que la conversación se desarrollase delante de los concentrados a lo que éste accedió exponiéndoles a los manifestantes que él también vivía en una de las zonas afectadas y que consideraba de justicia esta manifestación.

En su explicación sobre el trazado de la autovía se refirió a que “la Administración no había hecho un trazado de la autovía para el pueblo sino “su carretera” desde Madrid,” que el Ayuntamiento no se había hecho cargo de la misma porque faltaban detalles por realizar y que desde el año 1970 se le tenían reclamadas a Obras Públicas muchas de las peticiones que hacían ahora los vecinos.

Un miembro de la Asociación de Vecinos le respondió que el Ayuntamiento se tendría que haber opuesto a este trazado y haberse realizado la autovía a través de la Corta de la Cartuja. Así mismo se le interpeló que si desde el año 1970 estaban reclamando lo mismo que los vecinos sin conseguir nada, porqué no habían presentado su dimisión en solidaridad con los mismos. Les informaron también sobre el resto de las peticiones que quedaron reflejada en un escrito dirigido a Obras Públicas y le agradecieron el que accediese a toda esta exposición en presencia de los manifestantes, tras lo cual se disolvieron sin incidentes, no sin antes valorar positivamente el comportamiento de las fuerzas del orden.

Una de las causas expuestas al representante municipal era la necesidad de la total iluminación del trazado urbano de toda la autopista y la no utilización del paso subterráneo debido a que se encontraba sin luz, con los cables arrancados y lleno de suciedad, hecho éste al que Obras Públicas se había referido mediante un escrito del 23 de Marzo, dirigido precisamente a la Asociación en el que mostraban su extrañeza por la no utilización del paso subterráneo que se había construido atendiendo las peticiones expresas de los vecinos  por lo que concluían el mismo haciendo un llamamiento a la responsabilidad expresa de la Asociación para que tomasen medidas y creasen un estado de conciencia ante los ciudadanos que evitase tales barbaries en detrimento de la convivencia ciudadana.

La Asociación de Vecinos, en respuesta a ese escrito puntualizaba a Obras Publicas los siguiente:

  • El desconocimiento de si realmente estaba en uso definitivo el paso subterráneo,  pues sus cercanías se encontraban aun con materiales de obra y escombros.
  • Que pese al conocimiento de la instalación eléctrica ignoraban si la misma estaba en uso disponible ya que nunca la vieron funcionando.
  • La carencia de asfalto en los accesos y la falta de indicación hacia el peatón recomendando su uso.
  • La carencia de iluminación nocturna que indicase al viandante del uso del paso subterráneo.
  • La inactividad del Ayuntamiento en la debida limpieza y mantenimiento de los elementos comunitarios.
  • Finalmente se comprometían con Obras Públicas a que si ésta adecuaba la infraestrutura debidamente ellos se comprometáin a crear el debido estado de opinión para su correcto uso mediante octavillas, carteles, incluso permaneciendo en los accesos invitando al ciudadano a utilizar este paso subterráneo.
 4 de Octubre de 1977. Manifestación sobre la autovía. Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en servicico del paso subterráneo

4 de Octubre de 1977. Manifestación sobre la autovía. Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en servicico del paso subterráneo

7 de Setiembre de 1977. “ Los últimos del “Barrio Chato. 33 familias se resisten a desalojarlo”

Tras las continuas protestas de los vecinos del Barrio Chato desde el comienzo de las obras de la autovía que, como reiteradamente hemos comentado, provocó el resquebrajamiento de la mayoría de las viviendas y como consecuencia de ello las correspondientes protestas, manifestaciones, cortes de tráfico y paralizaciones de las obras.

Y pese a que la mayoría fue aceptando las distintas soluciones aportadas, tras cerca de tres años desde su inicio, esta historia aún no había finalizado, motivo por el cual en Nueva Andalucía se recopilaban los hechos acaecidos,  con titulares a doble página así como  fotos y entrevista a varios vecinos.

Comienza este artículo detallando todas las circunstancias que originaron el problema de este barrio haciendo referencia a un escrito hecho público por la Asociación de Vecinos que en su punto 3º decía “…al haberse cortado por su base la ladera del monte “El Carambolo” y al haberse quedado algún tiempo sin sujeción previa, hubo un corrimiento de tierras en toda la barriada así como en la calle por lo que Obras Públicas procedió a la evacuación de toda la vecindad de la parte baja.”

Tras esto los vecinos realizaron escritos y determinadas acciones con las que consiguieron que Obras Públicas presentara a los vecinos una solución evacuando a toda la parte baja del vecindario que no satisfizo a todos, considerando que tal organismo era el responsable de lo acaecido pues sus técnicos  antes de realizar las excavaciones previstas, no tuvieron en cuenta el tipo de terreno.

Al principio eran 110 familias quedando en la actualidad sólo 33 que no estaban dispuestos  a doblegarse a las exigencias de O.P. al   sentirse perjudicados en sus intereses.

 

 

7 de Febrero de 1977. Los últimos del Barrio Chato. 33 Familias se resisten a desalojarlo.

7 de Febrero de 1977. Los últimos del Barrio Chato. 33 Familias se resisten a desalojarlo.

 

 

Fue éste un año de cambios en el que en el mes de octubre el Gobierno aprueba la Ley de Amnistía, que incluía la de los presos políticos; el 9 de Abril, Sábado Santo Rojo, Suárez proclama la desaparición del Partido Único (el Movimiento Nacional) y la legalización del Partido Comunista; el 28 de Abril se legalizan los Sindicatos, los partidos políticos ya estan en marcha y el 13 de Mayo llega La Pasionaria, Dolores Ibárruri, desde Rusia. Es poco el tiempo que quedaba para la organización de los partidos políticos ya que el 15 de Junio de ese año se celebraban las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Unas elecciones para elegir los diputados y senadores a  Cortes  que prepararían la Constitución por la que hoy nos regimos, después de 36 años.

Era evidente que también en nuestra localidad cada cual comenzaba a agruparse políticamente, se constituían asociaciones de vecinos u otras agrupaciones a la vista de la incipiente democracia. Se producía un cambio social acorde con las nuevas circunstancias y aparecían en la vida pública personas y entidades hasta el momento inexistentes.

Nosotros, tras escuchar y analizar distintas opciones de izquierda,  también acabamos organizándonos políticamente, mientras continuábamos denunciando públicamente, como hasta ahora lo habíamos hecho, las irregularidades e ilegalidades existentes en nuestro pueblo.

Comenzamos este año publicando un resumen de los acontecimientos vividos por los vecinos de Cañorronco Alto, alertando sobre la insalubridad en la que vivían, motivado por la carencia  de alcantarillado, teniendo que verter sus excrementos detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos al Jefe de Sanidad local   y a S.M. la Reina Dª. Sofía  y que pese a estar aprobada  la canalización del alcantarillado, al cabo de 4 años, todo seguía igual.

La agresión a un miembro de nuestro equipo corresponsal  por un  Teniente Alcalde era la publicación que seguía a esta anterior.

Nos hacíamos eco del plante de los alumnos del Instituto Tartessos apoyando las  reivindicaciones de los PNN y reivindicando el derecho a recibir sus clases.

También  de la preocupación existente entre los padres de la Guardería Laboral, ya que al carecer de subvenciones se encontraban en una difícil situación económica,  así como de la manifestación de 400 vecinos del Barrio de Santa Cruz pidiendo el cambio de concesionario a otra empresa  de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes  mediante escritos reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que solucionaran sus ilegalidades y que se le exigiese al propietario de los terrenos  la elaboración del proyecto al igual que se le había exigido en  la barriada de Don Benito.

En Nueva Andalucía se narraba cómo los militantes del entonces PSA, tras las  primeras elecciones democráticas (celebradas el 16 de Junio de 1977),  hacían limpieza de la cartelería  del partido con el que habían concurrido en coalición y pidiendo a los demás partidos que hiciesen lo mismo con objeto de que las paredes de todos los pueblos quedasen limpias una vez cumplido el objetivo de propaganda. También se daban a conocer las amenazas telefónicas que recibieron esa misma madrugada, tras el recuento electoral, poniéndose la pertinente denuncia ante la Guardia Civil que posteriormente pasó al juzgado

El Diario ABC relataba que los vecinos de Coca de la Piñera ante la carencia sanitaria pretendían construir un nuevo ambulatorio, en un barrio que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y  ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación vecinal.

En el mes de Julio se celebraba la vista del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde por las acusaciones que éste les hizo de “agitadores profesionales“, presentándolos así ante la Guardia Civil, con la clara intención de que fuesen detenidos. Este hecho se producía en el despacho de la alcaldía donde ellos acudieron  como representantes de la Barriada Olivar Viejo en una manifestación que se celebraba el 26 de Setiembre con motivo del desbordamiento del colector en la calle Ramón de Galíndez y que afectó a varias barriadas.

Se detalla en una publicación posterior el juicio al alcalde, al que asistieron los testigos, incluido el Capitán  de la Guardia Civil, presente en la reunión en la que ocurrieron los hechos, que iba al mando de las fuerzas que tomaron la plaza del pueblo, junto con la policía antidisturbios, y que declaró en contra del alcalde, manteniendo la verdad de lo acontecido.  (algo empezaba a cambiar en este país). Ante la expectativa que levantó este juicio muchos vecinos acudieron a las puertas del Juzgado nº 1 de los de Sevilla, lugar donde se celebró esta causa contra el alcalde de Camas.

En Nueva Andalucía publicábamos que los vecinos del Barrio de Santa Cruz planteaban una denuncia al Gobernador  Civil indicándole que las autoridades municipales habían aprobado, con carácter urgente,  en enero, las obras de pavimentación de su barriada y que se encontraban en el mes de julio y todo seguía igual.

A finales de este mismo mes se publicaban  las gestiones que los pensionistas hacían para  intentar obtener unos terrenos donde poder construir un Hogar del Pensionista que aglutinase a los 1.300 existentes en ese momento en la localidad, consiguiendo que el Ayuntamiento ofertara al Servicio de Asistencia al Pensionista (Delegación Provincial de Asuntos Sociales) un solar de 400 m2. anexo al ambulatorio.

Días después, a finales del mes de Julio, eran los vecinos de la calle Gómez de la Lama los que de nuevo, al igual que hicieron los vecinos del Barrio de Santa Cruz, remitían escrito al Ayuntamiento en el que le recordaban el historial de acuerdos y promesas que databa desde Febrero de 1975 y aunque a principios de este año les confirmaron que con  el buen tiempo se realizarían las obras de la pavimentación de la calle, ésta seguía intransitable pese a estar en pleno verano.

En el mes de Setiembre desde Nueva Andalucía se hacía un resumen de lo acaecido con la Barriada El Chato en la que  tras tres años de conflicto aún quedaban 33 familias en desacuerdo con las soluciones que se les aportaba pues estas familias que quedaban creían que la mayor parte de la responsabilidad era de Obras Publicas que decidió  realizar la construcción de la autovía Sevilla-Gijón sin las pertinentes pruebas de los terrenos de su barriada.

En el mes de Octubre publicábamos el procesamiento del alcalde, al haber ganado el juicio contra él el matrimonio Sánchez-Barbudo, miembros de este equipo corresponsal.

Esta noticia aparecía en varios medios de difusión y en Nueva Andalucía se recogía tanto en portada, con foto incluida del mismo alcalde, como en sus páginas de interior donde se relataba profusamente el acontecimiento. (los jueces habían procesado a un alcalde de la dictadura)

Tal noticia fue recogida también por el diario ABC, en su página dedicada a la Sección de Tribunales.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán dejamos recogido que unos 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Este accidente ocurría de alguna manera porque el paso subterráneo que se había hecho a esa altura estaba prácticamente inutilizado ya que no había asfalto en sus accesos, carecía de luz, se inundaba y se encontraba cubierto de escombros lo que le hacía impracticable.

Una vez más se hacía un relato exhaustivo de la ilegalidad de la barriada La Mallorquina que al cabo de los años y pese a tantas denuncias seguía sin su necesario proyecto de urbanización, con tapias sin derribar a lo largo de la calle Santa María de Gracia. Es más el alcalde, representante de los propietarios de los terrenos tuvo la ocurrencia,  al objeto de ahorrarle gastos a sus poderdantes, de ofrecer esos terrenos  en setiembre de 1968 para el montaje de la feria del pueblo, con lo cual los gastos saldrían de las arcas municipales. En Diciembre el Ayuntamiento aprobaba un plan de parcelación (sin el preceptivo Plan de Ordenación), lo que motivó la suspensión de las actuaciones urbanísticas por parte de la Delegación del Ministerio de la Vivienda. En Octubre de 1977 narrábamos estas circunstancias y que  todo seguía bajo promesas de presentarse el exigido Plan de Ordenación.

Finalmente acabábamos el año resumiendo el caos urbanístico de varias de barriadas:

Las de las barriadas La Arboledilla y la Extremeña, relatando las actuaciones  de los vecinos en los años anteriores reivindicando se legalizasen sus barriadas y reclamasen a los propietarios de los terrenos las obras.

Una nueva referencia  a la calle Gómez de la Lama que tras varios años de suplicio, seguía impraticable.

O la referencia a Cañorronco Alto que seguía sin agua y, con los riesgos consiguientes de infecciones, debido a la falta de alcantarillado.

 

 

 

 

 

10 de Noviembre de 1976. “Más resquebrajamientos en la Barriada El Chato”.” El lodo afluye a la superficie a través de las grietas”

Tal como El Correo de Andalucía exponía en su artículo de ayer, era Nueva Andalucía, en el del día siguiente  donde se narraba que tras las intensas lluvias caídas habían aparecido nuevas grietas en las viviendas de la Barriada El Chato por la que salía a flote lodo del subsuelo, hecho que nunca había ocurrido.

Obras Públicas estaba dispuesta a aportar veinte millones de pesetas para darle solución al problema originado a las 100 familias que quedaban todavía en el barrio, lo que supondría una aportación de casi un 40% del valor de las viviendas que les habían prometido en el Polígono Sur para cada una de ellas.

Con este motivo, una comisión de estos vecinos mantuvieron una entrevista con el Gobernador Civil al que le manifestaron su preocupación por la mínima cantidad con la que pretendían sacarles de sus viviendas además de la urgente necesidad de darle solución rápida y eficaz a sus problemas, prometiéndoles el Gobernador conseguir nuevos fondos con los que poder indemnizarlos  así como expresarles su deseo de girar una visita a la barriada y poder encontrar una solución urgente por los organismos correspondientes pues con ello desaparecería el constante pánico a una posible tragedia.

215.Camas.Agua y barro en el Chato y más resquebrajamientos en la barriada.09 y 10-11-76

Más resquebrajamientos en la Barriada El Chato.10 de Noviembre de 1976.

07-13 de Noviembre de 1976. “El Chato, una barriada sentenciada”.

Con este titular y un buen reportaje fotográfico, el semanario popular andaluz “El Torneo”, realizaba un relato exhaustivo sobre la problemática del Barrio Chato comenzando desde sus orígenes, allá por los años 40,  en los que los vecinos fueron levantando sus casas ladrillo a ladrillo, en unos terrenitos comprados a “ El Chato” construyendo un techo donde poder refugiarse.

Con el esfuerzo comunitario se pusieron alcantarillas, se hizo desaparecer el barro de las calles y convirtieron el espacio en una zona habitable y  digna.

En todos estos años poco o nada hizo el Ayuntamiento por esta barriada salvo conceder las licencias de obras, poner nombres a las calles y cobrarles a los vecinos hasta la última peseta que les permitía la ley.

Es en el mes de Setiembre de 1975 cuando Obras Públicas realizaba unas obras para desviar la carretera nacional 630 y al iniciar el desmonte de la loma que estaba a la altura de su barriada, sin que previamente se hubiese puesto ningún muro de contención,  un buen número de viviendas se vienen abajo, sus vecinos son desalojados e indemnizados y entonces se construye el muro de contención.

Sin embargo, debido al corrimiento de tierras que se había originado, la prácticamente totalidad de las viviendas se estaban resquebrajando.

Realizaron toda clase de acciones ante el Ayuntamiento del que únicamente  obtuvieron  promesas que no se  hicieron realidad por lo que dirigieron  sus acciones hacia Obras Públicas que también negó su responsabilidad alegando que las grietas o fisuras  eran consecuencia de su ubicación en una ladera en la que nunca debió construirse.

Sin embargo las viviendas estaban allí con todas las licencias y autorizaciones debidas y con el informe y visto bueno del arquitecto municipal por lo que alguien debía ser responsable de tal temeridad que nadie quería asumir.

Obras Públicas aportaba una solución salomónica ofreciéndoles  veinte millones de pesetas para que y que cada familia  diesen  la entrada en la compra de unas viviendas cuyo importe era de 500.000,00 ptas. Sin embargo estos no podían aceptarlo por carecer completamente de medios y que como se decía al comienzo estas eran sus viviendas que habían construido día tras día.

El Ayuntamiento, que decía que no tenía medios para solucionar este problema, no ponía a disposición de estas 110 familias afectadas los más de 80.000 m2. que poseía en el municipio de los que podría urbanizar los necesarios para atender esta injusticia que quedaba manifiestamente evidenciada con este reportaje fotográfico adjunto.

Semanario Popular Andaluz "El Torneo".Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz “El Torneo”.Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz "El Torneo".Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz “El Torneo”.Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz "El Torneo".Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz “El Torneo”.Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz "El Torneo".Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

Semanario Popular Andaluz “El Torneo”.Revista nº 15. 7 al 13 de Noviembre de 1976

210.Camas.Sobre el Barrio Chato.13-11-76

213.Camas.Revista  Torneo sobre el Barrio Chato.