Posts etiquetados ‘Manuela Vargas Valencia’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (2)
EL EQUIPO CORRESPONSAL DE EL CORREO DE ANDALUCÍA

Tras cuatro años de funcionamiento del Centro de Juventud Al-kama, en 1974, en su FASE FINAL, surge el Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía. (cuyos miembros fueron: Rafael Rueda Álvarez, José Martín Cuesta (q.e.p.d), Paqui García Fernández, Mª. del Carmen Palomar García, Antonio Oria Peralías, Manuela Vargas Valencia y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban)

Este hecho supuso un revulsivo social muy importante en el pueblo de Camas, ya que a través de sus denuncias en prensa, poco a poco, consiguió que los vecinos agrupados por barrios, defendieran sus derechos, comenzando por exigir  que la urbanización de sus respectivas barriadas fuese costeada por los promotores de las mismas, según Ley y no  abonada por ellos,  como hasta ese momento estaba ocurriendo, mediante “contribuciones especiales” exigidas por el propio Ayuntamiento.  Así mismo, esta unión también sirvió para canalizar todas aquellas necesidades que fueron “despertándose” en el transcurrir de sus reivindicaciones.

El Equipo Corresponsal contó, como abogado, (de manera altruista, al igual que lo hicieron en toda su trayectoria los miembros del Equipo  Corresponsal) con Juan Carlos Aguilar Moreno (*) aportando el asesoramiento  en la lucha de las distintas barriadas de Camas, interponiendo las demandas, escritos, peticiones, denuncias, querellas, etc.  trabajador incansable desde su parcela de conocimientos.

También colaboró con nosotros, Manuel Carmona, como Corresponsal del Diario ABC, del Diario Suroeste o de Nueva Andalucía, quien arriesgando su posición, se hizo eco durante años de la problemática sobre nuestra localidad.

Paralelamente a los trabajos de El Correo de Andalucía, los miembros del Equipo Corresponsal simultaneaban su actividad de denuncia con la emisora de radio La Voz del Guadalquivir, donde semanalmente, cada sábado a las 5,30 de la tarde, emitíamos, en voz, las denuncias llevadas a cabo hacia el Ayuntamiento.

Importante fue la colaboración, apoyo y complicidad en nuestra ardua tarea, del entonces Subdirector y Jefe de Programas y Servicios Informativos de La Voz del Guadalquivir, Joaquín Arbide Domínguez, y en un determinado momento de nuestra trayectoria periodística (por unos hechos acaecidos) también el director de la emisora  Manuel Benitez Salvatierra, (César del Arco) quienes confiaron plenamente en nosotros y así  poder denunciar desde dentro del mismo sistema, tanto caciquismo e ilegalidades en nuestro pueblo, implicándose Benítez Salvatierra en artículos de prensa, denunciando al mismo alcalde Lozano Meridiano, en los periódicos en los que fue director: el “Diario Sevilla”, “Diario Pueblo” y del vespertino Suroeste, del que fue su fundador.

(*) Fue parlamentario en Las Cortes Generales  por el PSA y ponente de la comisión encargada de redactar el Estatuto de Autonomía de Andalucía en 1981. El estatuto autonómico tenía su origen en un borrador elaborado en Carmona en 1979 ​ que a su vez provenía de un acuerdo anterior, el Pacto de Antequera.

Los ponentes del Estatuto de Carmona fueron Ángel M. López y López, Juan Carlos Aguilar Moreno, José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán, Miguel Ángel Pino Menchén, Carlos Rosado Cobián, Pedro Serrera Contreras y Javier Pérez Royo.

Anuncios

Querella del Alcalde de Camas por calumnias a 3 vecinos. (4)

 29 de Abril de 1978. Citación del Juzgado de Instrucción nº1, a Carlos y Manuela para celebrar la vista de la querella por calumnia e injurias, presentada por don Juan Lozano Meridiano.

Vista de la querella

En el desarrollo de la misma  declaramos los hechos tal como se habían producido en cada momento.

Quedó constatado que no fuimos los redactores directos del “cómic” ya que fue una elaboración conjunta del Comité Local del entonces PSA, en la que, tras su aprobación,  se acordó la pintada en lo que quedaba de muro de la empresa Agrícola Mallorquina, en la calle Santa María de Gracia.

También aclaramos que el trabajo desarrollado en la pared no era exactamente como el elaborado por el Comité Local, ya que hubo que simplificarlo.

En el mismo intervinimos 10 miembros del partido, siguiendo las instrucciones de éste, y que se realizaba como una acción política de crítica al Alcalde y a los miembros de la corporación por la caótica situación desarrollada en la Barriada La Mallorquina.

Como militantes del partido se aclaró que repartimos los ejemplares por entre los vecinos de la localidad para dar conocimiento de los hechos, tal y como estaban aconteciendo.

Rechazábamos contundentemente las acusaciones de calumnias o injurias pues tal como hemos reflejado nada se hizo desde el punto de vista personal sino con el “ánimus criticandi” a la actuación administrativa de la corporación, que beneficiaban a los Sres. Salas Garau de quien el Alcalde de Camas era su apoderado. En ese momento se tramitaba una denuncia por fraude y falsedad contra el mismo, entre otras también por las anomalías e ilegalidades en esta Barriada.

Y en cuanto a la publicación en prensa, ni éramos los editores ni dirigíamos el periódico.

La única intención de esta querella la encontrábamos como respuesta personal del Alcalde por habernos querellado contra él por injurias y haber sido procesado por el Juez Decano, aplicándosele con posterioridad la amnistía, a petición propia.

Además, tal como hemos indicado con anterioridad, también éramos denunciantes de la querella que se había interpuesto por fraude y falsedad.

El hecho de que nos denunciara sólo a tres de los diez que componíamos el grupo encargado de hacer la pintada en el citado muro, o que no  indagase sobre el resto de militantes que efectuaron el reparto a domicilio de la información, o que tampoco plantease denuncia al firmante de la publicación en la prensa, ni al director del periódico, evidenciaba que estaba inducido porque éramos los denunciantes ante la justicia de todos sus actos ilegales, en la localidad de Camas.

Pese a que su defensa se encaminó a que todo lo hicimos de “motu propio”  sin el consentimiento y con el desconocimiento de la organización política a la que pertenecíamos, nuestros argumentos motivaron que no se estimase la querella interpuesta contra nosotros, quedando sobreseída.

 Querella del Alcalde de Camas por calumnias a 3 vecinos. (3)

 Nuevo Acto de Conciliación y Citación para la Vista de la Querella interpuesta por el Alcalde de Camas

Un segundo Acto de Conciliación, previo a la querella por delitos de calumnias fue interpuesto por D. Juan Lozano Meridiano, Alcalde de Camas de la dictadura, durante 17 años.

Las circunstancias y desarrollo de ambos Actos de Conciliación fueron narrados en una entrevista al Diario ABC que acompañamos.

En esta entrevista explicábamos que a pesar de que la pintada y distribución de los “panfletos” (así definido por la Corporación), se había ejecutado por 10 personas.

Entendíamos que sólo nos demandaba a 3  porque éramos los que durante años veníamos denunciando todas sus anomalías e ilegalidades.

 

La primera demanda, que concluyó sin avenencia, fue interpuesta tras la distribución de un “cómic” por la población, en el que se trataba de la anómala situación municipal en la autorización del proyecto de obras de la Barriada La Mallorquina, por entender que el pueblo saldría perjudicado al no tenerse en cuenta que los terrenos, cuyo apoderado era el alcalde, estaban calificados como de zona de “Reserva Urbana”.

Posteriormente, en unión de otras siete personas, todos militantes del entonces PSA, se procedió a pintar el contenido de la historia en un muro de la calle Santa María de Gracia, como consecuencia del acuerdo al que había llegado la Comisión de Trabajo de Concienciación Ciudadana del Comité Local del PSA.

La segunda demanda, concluida también sin avenencia, fue interpuesta por considerar que nos habíamos jactado públicamente a través de la prensa de haber distribuido el “comic” y realizar la pintada. Hechos estos que utilizó para ampliar su querella además de calumnias, por injurias.

 

7 de Abril de 1978.  En Nueva Andalucía se narra la demanda del Alcalde contra militantes del PSA

 

 

 

 

 

Querella del Alcalde de Camas por calumnias a 3 vecinos.(2)

ACTO DE CONCILIACIÓN PREVIO A LA DENUNCIA

Con fecha 11 de Febrero de 1978 el Procurador don Francisco Pérez Abascal planteaba, en representación de don Juan Lozano Meridiano, Alcalde de Camas, una Demanda de Conciliación, como trámite previo a la querella por calumnias, dirigida a las siguientes personas: Don Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, doña Manuela Vargas Valencia y don Antonio Oria Peralías.

El objetivo de la presente demanda pretendía que se allanaran a reconocer:

1º. Que los demandados eran autores y distribuidores, por todo el pueblo de Camas, de un panfleto reproducido en múltiples fotocopias, donde por medio de dibujos y textos se imputaba al Alcalde de la localidad la comisión de hechos constitutivos de delitos, en el ejercicio de su cargo.

2º. Que así mismo habían procedido a pintar sobre un muro de la calle Santa María de Gracia, de Camas, textos y dibujos similares a los del panfleto, siendo sorprendidos por la Policía Municipal.

3º. Que tanto en los panfletos como en la pintada habían utilizado indebidamente el nombre y emblema del Partido Socialista de Andalucía pues el Alcalde entendia que no estaban autorizados ni mandados por dicho partido para realizar los hechos relatados.

Por todo ello suplicaba al Juzgado que fuese aceptada la demanda, que se citara a las partes para que con sus respectivos hombres buenos acudiesen al acto de conciliación y que se le entregase copia literal del acta que se emitiese.

(11 de Febrero de 1978. Demanda del Alcalde de Camas contra tres vecinos por confeccionar un cómic en la calle Santa María de Gracia, por hechos que él entendía como constitutivos de delito de injurias y cédula de citación del 21 de Febrero para la comparecencia el 25 del mismo mes).

Efectivamente el Acto de Conciliación se celebró en la citada fecha.

A esta exigencia, los tres demandados sólo respondieron con una frase que, por supuesto,  eliminaba la avenencia demandada en el acto: ” No nos allanamos a reconocer lo que se nos pide, por los motivos y circunstancias  que en su día expondremos”. 

Este evento quedó recogido en el Diario Nueva Andalucía del 6 de Marzo de 1978

6 de Marzo de 1978. Los autores del "Comic" pintado en la calle Santa María de Gracia. denunciando las ilegalidades de la Barriada La Mallorquina se negaron a aceptar las exigencias del Acto de Conciliación, previo a la querella por injurias planteada por el Alcalde de Camas.

6 de Marzo de 1978. Los autores del “Cómic” pintado en la calle Santa María de Gracia, denunciando las ilegalidades de la Barriada La Mallorquina se negaron a aceptar las exigencias del Acto de Conciliación, previo a la querella por injurias,  planteada por el Alcalde de Camas.

 

 

 

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 3
Vista de la querella.2
Declaración de los querellantes

Dio comienzo el acto mediante la lectura de la querella presentada, siendo interrogados los querellantes a tenor de los hechos que se relataban en el escrito inicial y después de instruidos y examinados y de prestar juramento en forma legal dijeron:

Que se afirmaban y ratificaban en el contenido de los hechos que le fueron leídos, por estar conforme y redactados con las instrucciones que ellos dieron a su Letrado defensor.

Que ellos entendían que tales hechos constituían un delito de injurias, en especial atendiendo a las circunstancias de como fueron ofendidos.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Parte del folio nº 2.

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto.2

Vista de la querella.1

Los querellantes, querellado y testigos

El Acto de Conciliación celebrado el 3 de Diciembre de 1976,  sin avenencia, tal y como se ha dejado referenciado en el post anterior, determinó la interposición de una querella criminal por injurias, siendo aceptada por el Juzgado y celebrándose juicio oral de la misma con fecha 7 de Julio de 1977 de cuya Acta resumiremos su contenido en 9 entradas, para su más fácil comunicación.

Los querellantes eran Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y Manuela Vargas Valencia, vecinos de Camas. Los mismos estaban representados por el Procurador D. Laureano de Leyva Montoto y el letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno.

El querellado era el entonces Alcalde de la localidad Juan Lozano Meridiano.

Fueron testigos de aquel juicio:

Francisco Rodríguez Jiménez, vecino de Cañorronco; Antonio Durán Sánchez, vecino de la calle Buen Aire; José Fernández Solís (q.e.p.d.), vecino de la calle Sanlúcar la Mayor; y también comparecía el capitán de la Guardia Civil D. Francisco Montes Torres destinado en la 2ª compañía de Alcalá de Guadaira.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio 1

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio 2

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. (1)

Acto de Conciliación

Ya hemos dejado publicado que debido a la manifestación producida el día 26 de Setiembre de 1976, motivada por la inundación a causa de las lluvias, y la presencia de una comisión de vecinos en el  despacho de la alcaldía para exponer el problema originado, se produjo un incidente cuando el Alcalde se dirigió al Capitán de la Guardia Civil allí presente y presentó al matrimonio Sánchez-Barbudo  como “agitadores profesionales”.

En ese momento ellos pidieron a la primera autoridad que se retractase de lo manifestado si no quería ser objeto de una querella criminal por injurias, pese a lo cual, se reiteró en sus manifestaciones.
Como consecuencia de estos insultos el matrimonio interpuso una querella criminal al Sr. Lozano Meridiano.
El primer paso de esta querella consistió en un Acto de Conciliación celebrado el día 3 de Diciembre de 1976 en el Juzgado número siete de Sevilla ante el Juez Municipal D. Francisco Javier Sara-Bolaños y Miranda constituido en audiencia pública, quien dispuso que se procediese a esta conciliación en la que D. Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y Dª. Manuela Vargas Valencia demandaban a D. Juan Lozano Meridiano, Alcalde de Camas, a fin de que se aviniera a reconocer:

1º. Que el día 26 de Setiembre de 1976, los demandantes, en unión de 10 personas más, pasaron al despacho de la Alcaldía, en representación de las barriadas afectadas.
En esa reunión, se encontraban, además, un Capitán de línea de la Guardia Civil, un sargento del mismo cuerpo y el concejal delegado de saneamiento. Ante todas esas personas, el Alcalde, después de intentar expulsar a los demandantes, se dirigió al Capitán de la Guardia Civil diciéndole que ambos eran unos “agitadores profesionales” y, pese a pedirle los demandantes que se retractase de aquella acusación, que les afectaba en su fama, crédito e interés, el demandado se negó a ello y por el contrario se ratificó pública y expresamente de la difamación.

2º. Que tal conducta tenía por objeto perjudicarles, debido a la enemistad manifiesta que con ellos tenía.

3º. Que se aviniese a retractarse públicamente de aquellas acusaciones, reconociendo su inexactitud, para restituir la fama ante quienes se intentó difamar.

4º. Se pedía una indemnización de 1.000.000 de ptas.

En representación de los demandantes actuaba el Procurador D. Laureano de Leyva Montoto acompañado del hombrebueno, necesario en este acto, D. José Herrega Monez. El Alcalde era defendido por el Procurador D. Francisco Pérez Abascal, acompañado de su hombrebueno D. Rafael Maguillo.

En su contestación, la representación de la parte demandada no se avino a tales cuestiones porque manifestaba que no era cierto el relato de los hechos.

Exponía que lo único cierto fue que aquel 26 de Setiembre un grupo de vecinos habían cortado el tráfico, en la carretera que construía Obras Públicas, para protestar por unas inundaciones que se producían como consecuencia de las obras de la autovía. Alegaba en su exposición que al aparecer la Guardia Civil los manifestantes se dirigieron a la Alcaldía. El Alcalde quiso entablar diálogo con ellos pero decía que entre ellos, y al parecer, dirigiéndolos, iban los demandantes, portando una máquina fotográfica, con sus hijos pequeños. Este hecho extrañó al alcalde que además manifestaba que no vivían por la zona afectada y que la esposa profería gritos pidiendo guarderías, parques, escuelas, etc., problemas todos ellos ajenos a la inundación referida.

Decía, finalmente, que no había cometido delito de injurias y que su conducta fue la normal de una autoridad política.

3 de Diciembre de 1976. Acta de conciliación por la querella presentada al Alcalde por llamar agitadores profesionales a Carlos y Manuela.1

1976-03-12-acta-de-conciliacic3b3n-por-la-querella-presentada-al-alcalde-por-llamar-agitadores-profesionales-a-carlos-y-manuela-2-de-2.jpg

3 de Diciembre de 1976. Acta de conciliación por la querella presentada al Alcalde por llamar agitadores profesionales a Carlos y Manuela.2

 

 

Petición de dimisión del Alcalde, por incompatibilidad.4 de 4

Resolución al recurso previo al Contencioso-Administrativo

Los vecinos abajo referenciados habían presentado un Recurso de Reposición (previo al contencioso administrativo) contra la Resolución por la que se sobreseía el expediente de incompatibilidad del Alcalde Sr. Lozano Meridiano y solicitaban se dictase una nueva resolución estimando el presente recurso y en consecuencia estimando la incapacidad e incompatibilidad de aquél para ejercer el cargo de Alcalde de Camas.

El Ministro de la Gobernación resolvía el mismo, dando traslado de su contenido mediante notificación del 8 de Marzo de 1976,  a David Barata García, en representación del resto de firmantes, con el siguiente contenido, que resumimos:

Recordaba el Ministerio que la presente resolución venía dada por el recurso de reposición interpuesto por David Barata García y ocho vecinos más contra la resolución del Ministerio de 20 de Noviembre de 1975.

Detallaba que  D. David Barata García, D. José Martín Cuesta, Dª Francisca Fernández Florencio, D. Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Dª Manuela Vargas Valencia, D. Manuel Santos Muñoz, Dª. María del Carmen Palomar García, D. Rafael Rueda Álvarez y D. Antonio Oria Peralías,  interponian Recurso de Reposición al estar en desacuerdo con la resolución ministerial  que sobreseía el expediente promovido por los vecinos pidiendo la incompatibilidad para ejercer el cargo de alcalde de D. Juan Lozano Meridiano, alegando, en síntesis,  que el mismo alcalde vendía los terrenos como apoderado y a la vez el Ayuntamiento sufragaba las obras de urbanización de los mismos, ahorrándose así sus poderdantes el importe de las obras.

Consideraba el Ministerio:

  • que no procedía admitir a trámite el recurso objeto de la presente.
  • que debía ser declarado  inadmisible por falta de legitimación de los recurrentes.

En resumen, El Ministerio de la Gobernación entendía que los vecinos no tenían legitimidad para recurrir este asunto.

8 de marzo de 1976. Resolución del Minist. de Gobernación no admitiendo nuestro Rec. de Repos. a la incomp. del alcalde por no ser interesados directos. 1 de 2

8 de marzo de 1976. Resolución del Minist. de Gobernación no admitiendo nuestro Rec. de Repos. a la incomp. del alcalde por no ser interesados directos. 1 de 2

8 de marzo de 1976. Resolución del Minist. de Gobernación no admitiendo nuestro Rec. de Repos. a la incomp. del alcalde por no ser interesados directos. 2 de 2

8 de marzo de 1976. Resolución del Minist. de Gobernación no admitiendo nuestro Rec. de Repos. a la incomp. del alcalde por no ser interesados directos. 2 de 2

122-camas-sobreseido-el-expediente-de-incompatibilidad-del-alcalde-17-12-75

17 de Diciembre de 1975. Sobreseído el expediente de incompatibilidad del Alcalde.

Petición de dimisión del Alcalde, por incompatibilidad.3 de 4

Recurso de Reposición a la Resolución de Sobreseimiento por el Ministerio del Interior.

La denuncia de los 500 vecinos por incompatibilidad del Alcalde, fue sobreseída por el Ministerio del Interior. Ante esta injusta situación un nuevo grupo de vecinos interpuso un Recurso de Reposición.

Éste se presentaba el 19  de Diciembre de 1975 a las 12,50, en el Registro del Gobierno Civil  por David  Barata García como primer firmante, seguido de José Martín Cuesta, Francisca Fernández Florencio, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuela Vargas Valencia, Manuel Santos Muñoz, María del Carmen Palomar García, Rafael Rueda Álvarez y Antonio Oria Peralías.

Exponían los recurrentes que ante la resolución de sobreseimiento, notificada sin pie de recurso, iniciaban otro de Reposición, previo al Contencioso-Administrativo según lo autorizaba el artº. 52 de la Legislación Contencioso Administrativa, basada enlos siguientes hechos:

Se hacía referencia a la relación del Alcalde de Camas, don Juan Lozano Meridiano, con los Sres. Salas Garau de los que era su representante. Como tal,  intervenía como apoderado en la venta de los terrenos de los que los Sres. Salas Garau eran propietarios en la localidad de Camas, lo cual podía demostrarse por escrituras existentes en las que intervenía como apoderado de los mandatarios, en fecha en la que ya ostentaba la condición de Alcalde.

Tales terrenos se vendían sin urbanizar y a precios de suelo urbano. Pese a ello,  el Sr. Lozano Meridiano, nunca exigió como alcalde a sus poderdantes la urbanización de tales terrenos y por el contrario, en ese momento se realizaban  obras a cargo del Ayuntamiento y de los propietarios compradores, a los que se les pretendía imponer Contribuciones Especiales, con imposición aprobada en Pleno Municipal de 30 de Setiembre de 1975.

Todo ello, como era lógico, repercutía en beneficio de los representados del Sr. Alcalde, excluyéndolos de las obligaciones que les correspondían como vendedores de suelo amparándose desde la propia alcaldía la clandestinidad de la parcelación y construcción de toda una barriada, la conocida como “MALLORCA”

Hasta tal punto se producía la existencia de ilegalidad que la Delegación del Ministerio de la Vivienda tramitaba expediente por urbanización clandestina de esta Barriada en nuestra localidad de Camas.

También se dejaba constancia que en el juzgado nº. 3 de Sevilla se seguía querella criminal contra el Sr. Lozano Meridiano por esta causa.

Finalmente se reiteraban los argumentos iniciales manifestados en el escrito de denuncia originario del 13 de Junio de 1975 y que también eran demostrativos de la incapacidad  e incompatibilidad del Sr. Lozano Meridiano.

Por lo que concluían solicitando se tuviesen en cuenta todas las razones  expuestas y se aceptase este recurso de reposición previo al contencioso administrativo contra la Resolución por la que se sobreseía el expediente de incompatibilidad del Alcalde Sr. Lozano Meridiano y se dictase una nueva resolución estimando el presente recurso y en consecuencia estimando la incapacidad e incompatibilidad de aquél para ejercer el cargo de Alcalde de Camas.

Este documento era firmado el 19 de Diciembre de 1975

 

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 1 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 1 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 2 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 2 de 3

OTRA CARTA ABIERTA A LA ALCALDÍA. (3 de 3)

En la revista de Feria de Setiembre de 1975 el alcalde, en clara alusión a nuestro compromiso con el pueblo a través de las múltiples denuncias barrio a barrio,  escribía: “no es válido seguir nuestros pasos e iniciativas para después de leernos en nuestras notas informativas pretender recordarnos con opiniones sofisticadas, carente de conciencia y de criterios ajustados, aquello cuanto no hemos podido realizar y que todavía no han alcanzado la meta prevista.”

Ampliaba  su comunicación a los vecinos, a través de esta revista citando los proyectos que estaban pendientes de realización aunque culpaba a todos los organismos oficiales de los que dependían, intentando dejarlos al descubierto cuando la realidad era que la mayoría no se habían cumplimentado por negligencias de la Corporación.

Y acababa dando un consejo paternalmente a sus ciudadanos: “que despreciéis con serenidad  las voces o letras de quienes no  saben construir su propia casa.”

Sus palabras dieron motivo para dirigirle esta  “Carta abierta al alcalde de Camas”,  como réplica a sus manifestaciones y que fue publicada el 19 de Setiembre de 1975, en  las páginas centrales de El Correo de Andalucía:

“ya es hora que se haga usted a la idea de que, cuando la gestión que se realiza es pública, no se puede por menos que aceptar las críticas de este periódico para quienes van encaminadas tales gestiones, al objeto de sacar lo productivo que en ellas pueda existir.”….. “y recordarle de vez en cuando las promesas hechas, algunas ya de hace bastantes años, que no sólo no se han cumplido, sino que nos quieren parecer “sueños irrealizables por su imposibilidad”; nuestra gestión en otras actuaciones ha sido aclarar a nuestros lectores una serie de conceptos  que nuestra primera autoridad  falseaba.

Y le preguntábamos ¿es que descubrir un juego que no debería existir,  es ¿opinar sofisticadamente? ¿es que no están más cerca de esta palabra sus cantos de ilusiones que nos hace llegar cada año? ¿las promesas a los administrados de una serie de proyectos  que se sabe que no son realizables con nuestras posibilidades económicas? ¿el afirmar la existencia de cosas que no vemos en realidad?

Seguíamos diciendo “Con engaños, señor alcalde, no creemos que a un grupo de vecinos le haya podido ser aceptada una querella criminal contra usted, sino más bien que existan una serie de fundamentos con  materia delictiva que pueden llegar a ser demostrados. Y a estos vecinos es lamentable que se les califique de “sin conciencia”  cuando más bien entendemos que lo que tienen es una conciencia muy clara de lo que tienen que hacer”, aunque para ello tengan que hacer lo indecible para no permitir el beneficio de unos pocos.”

Terminábamos esa carta abierta preguntando “¿Pero desde cuándo el Ayuntamiento es la casa del alcalde y no de los ciudadanos? Un gran error cuyas consecuencias, desgraciadamente, está sufriendo nuestra ciudad. Nosotros, no obstante, queremos seguir construyendo la casa de todos, nuestra Casa Consistorial, para que todos seamos beneficiarios por la construcción planteada de una buena arquitectura.

P.D.

Por un error topográfico los nombres de los firmantes de esta carta abierta se vieron alterados, siendo los correctos: Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, José Martín Cuesta, Antonio Oria Peralías, Rafael Rueda Álvarez, Manuela Vargas Valencia, Francisca Fernández Florencio y María del Carmen Palomar, que en definitiva, éramos los miembros del Equipo Corresponsal.

 

19 de Setiembre de 1975. Carta abierta al alcalde de Camas

19 de Setiembre de 1975. Carta abierta al alcalde de Camas