Posts etiquetados ‘Ley del Suelo’

 

 

BARRIADA LA MALLORQUINA 7

PROYECTO DE URBANIZACIÓN DE UN SOLAR EN CALLE DE SANTA Mª. DE GRACIA, 21 EN CAMAS. (2ª FASE). AGUA Y ELECTRICIDAD.

En base a la aprobación del Estudio de Detalle, se presentó proyecto de urbanización de un solar en el nº. 21 de Sta. Mª. de Gracia, a petición de Industrias Salas, concediéndose licencia de obras el 19 de Julio de 1977.

El mismo día que se aprobó “inicialmente” el Estudio de Detalle (definitivamente lo fue en Enero de 1978 por el Gobierno Civil) se aprueba este proyecto de urbanización.  

Presionado por las distintas entidades y ciudadanos a través de sendos recursos administrativos, dirigidos a la consecución del Plan Parcial,  la propiedad paraliza el proyecto de urbanización a pesar de que la Corporación lo había aprobado. 

El Plan Parcial, que fue aprobado definitivamente el 4 de Diciembre de 1978, fue el origen para que la propiedad tuviese que redactar la  Reforma del Proyecto de Urbanización antes mencionado para adaptarlo  al referido Plan.

En el mismo se explicaba la distribución de viviendas, de jardinería, la red viaria, aparcamientos, red peatonal y alcantarillado principal y secundario.

El objetivo  de esta reforma se centraba en modificarlo para adaptarlo a ese Plan Parcial aprobado. Así mismo también se presentaba un proyecto complementario, 2ª fase, para la acometida de los servicios de agua potable y electricidad.

Independientemente de citarse las cesiones para centros culturales y docentes, se recogía el destino de 7.496 m2 para jardines así como la cesión al municipio del 10 %  de volumetría que ascendía a 12.494 m3.

Se preveía que el costo de la urbanización ascendería a 8.145.502 Ptas.

Recuérdese que en nuestro post, origen de la barriada, se presentaba un proyecto de 200.000 Ptas. por el que se pagó una licencia de 4.000 Ptas. La diferencia entre el proyecto de 200.000 ptas. hasta los 8.145.502 Ptas. fue el resultado de la lucha (oposición y control) llevada a cabo por el Movimiento Ciudadano que consiguió impedir que se hiciera lo mismo que en la Barriada Mallorca.

 A la aprobación de esta Reforma del Proyecto de Urbanización  por la Corporación,  la técnico competente observó las siguientes deficiencias:

  • 1º.  Que no estaba visado por el Colegio de Ingenieros.
  • 2º.  Que la competencia para la aprobación definitiva correspondía a la Comisión Provincial de Urbanismo.
  • 3º. Que no podía ser considerado como solar porque no cumplía los requisitos que exigía la de Ley del Suelo.

Por ello consideraba que la Comisión Permanente debía revisar su acuerdo del 27 de Febrero de 1979 por el que se concedía licencia para realizar obras complementarias  de reforma de la urbanización en el polígono E-B-1.

Basado en este informe el 2 de Agosto de 1979 se acordaba revocar la licencia concedida para la reforma de dicho plan hasta que se corrigiesen los defectos formales que en el informe se señalaban, así como que a la vista de la inspección realizada y “resultando que las medidas del colector de alcantarillado y el trazado que llevaba no parecían aceptables por lo que deberán ser rectificadas”. 

2 de Agosto de 1979. Acuerdo de la Comisión Municipal Permanente revocando un acuerdo anterior para que se corrijan los requisitos acordados por los servicios técnicos y sea aprobado por la Comisión Provincial de urbanismo

2 de Agosto de 1979. Acuerdo de la Comisión Municipal Permanente revocando un acuerdo anterior para que se corrijan los requisitos acordados por los servicios técnicos y sea aprobado por la Comisión Provincial de urbanismo

 

La Corporación dio traslado al Sr. Lozano Meridiano, anterior Alcalde y apoderado de la gestión de los terrenos. del citado acuerdo, el 17 de Agosto  mediante carta certificada, para que procediesen a la rectificación de las incidencias que manifestaba la técnico municipal,

Cuestiones todas ellas que detallaremos en el siguiente post

 

 

Anuncios

BARRIADA LA MALLORQUINA.2

Hemos reflejado en el post anterior la aprobación ilegal de esa parcelación. En base a su aprobación, el 6 de Mayo de 1969  se pagó la correspondiente licencia de los terrenos situados en la calle Santa María de Gracia, 15  aprobada por la Comisión Permanente Municipal del 10 de Diciembre de 1968.

El presupuesto de tales obras ascendió a 200.000 Ptas. y fue presentado por D. Manuel Sánchez Ojeda en nombre de D. Fernando Salas Garau, pagando por la licencia 4.000 Ptas.


Debido a esa primitiva Licencia se comenzaron las parcelaciones que originaron la creación de  las calles Evaristo del Castillo, Algaida, Ibiza, Castillo de Bellver y Joaquín Camino.

También el 10 de Julio de 1972 la Junta Provincial de Carreteras autorizaba al Ayuntamiento la reparación del alcantarillado, en una longitud de 300 ms. lineales para que se colocase una tubería de 400 mm. de diámetro, presuponiendo la existencia de una alcantarillado anterior.

Para evitar que se continuase con este desmadre varios vecinos interpusieron una querella( véanse los puntos 4º y 5º de los hechos) ante al juzgado y otra:

DENUNCIA ANTE EL MINISTERIO DE LA VIVIENDA

Por lo que el 10 de Abril de 1974, ante tal ilegalidad se  presentó en la Delegación del Ministerio de la Vivienda denuncia por las infracciones urbanísticas que se estaban cometiendo en la Barriada La Mallorquina al haberse realizado construcciones en una parte de la misma sin tenerse en cuenta lo que establecía la Ley del Suelo.

En virtud de esa denuncia El Ministerio requirió información al Ayuntamiento sobre la Barriada,  y el 5 de Junio de 1974 el Sr. Lozano  Meridiano  contestaba  como alcalde que “no existía urbanización denominada La Mallorquina y que suponía que se hacía referencia a la apertura de 3 calles dentro del propio centro del casco urbano, en el solar de Casa Salas, con la autorización del Ayuntamiento de fecha 10 de Diciembre de 1968 que contaba con todos los servicios y pavimentación asfáltica…”

La Delegación Provincial del Ministerio de la Vivienda, suspendía provisionalmente el resto de las actuaciones urbanísticas que tenía previsto realizar el Ayuntamiento, ordenando paralizar las obras y suspendiendo la licencia aprobada por el Ayuntamiento. A pesar de todo, lo que ya estaba construido, era asumido por el Ayuntamiento y el 24 de Diciembre de 1974 se acordaba la cesión de calles, solicitando informe del Aparejador Municipal quien lo emitía favorablemente el 14 de Enero de 1975, dando conformidad a las calles Ibiza, Algaida, Castillo de Bellver y Joaquín Camino debiéndose reforzar el pavimento. Tal acuerdo fue ratificado por el Pleno el 25 de Febrero de ese mismo año.

Por otra parte, en relación con la paralización de las obras,  se  aceptaba lo dispuesto por la Delegación del Ministerio de la Vivienda, notificándole a este organismo que se estaba preparando por la propiedad el Plan Parcial y Proyecto de Urbanización relacionado con el solar de los Sres. Salas y que le sería remitido en breve.

Pese a que el Ministerio de la Vivienda ordenó que se presentase el Plan Parcial  y que el Ayuntamiento contestó al Ministerio que el mismo se estaba redactando, la propiedad no lo presentó y lo sustituyó por un Estudio de Detalle ( significado en el próximo post) contra la opinión de la Comisión Provincial de Urbanismo.

Con esto, de nuevo, se pretendía eludir el cumplimiento de las obligaciones que exigía la Ley del Suelo, en cuanto a cesiones a favor del municipio. 

Tras las distintas denuncias presentadas y la paralización de las obras de la primitiva parcelacion, y que finalmente se redactase y ejecutase un Plan Parcial, lo que se presupuestó como una inversión de 200.000 ptas, se convertiría en unas inversiones por valor de 23.221.500 ptas., según se preveía en el estudio económico de ese Plan.

 

El Movimiento Ciudadano, en nuestra localidad, se desarrolló mayormente por los problemas, anomalías e ilegalidades que se daban en las distintas barriadas, coincidiendo con la creación del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía.

Hasta ahora, lo relacionado con ese movimiento, se ha publicado detallando las movilizaciones de cada año, salvo en el caso de la Barriada Mallorca cuyos vecinos lo iniciaron, tal como hemos recogido en las siete publicaciones  ( El Movimiento Ciudadano 3.0 al 3.6 ) que le hemos dedicado,  plasmando todas esas denuncias en escritos a la primera autoridad provincial, a la Corporación Municipal de nuestro Ayuntamiento, a la Comisión Provincial de Urbanismo, a la Delegación del Ministerio de la Vivienda en Sevilla, y el levantamiento de acta ante notario o las denuncias en los distintos Juzgados.

BARRIADA MALLORCA

En 1974 se inician las movilizaciones en esta barriada, tras la documentación que aportamos al Sr. Anglada, de El Correo de Andalucía, y nuestros siguientes trabajos, en los que denunciábamos la ilegalidad de este barrio. motivo de este post.

Se incrementó progresivamente la toma de conciencia de los vecinos quienes se organizaron y realizaron todas las acciones ya expuestas.

Nacimiento de la Barriada,

Originariamente, los terrenos de esta barriada lo formaban los comprendidos entre la calle Ángel y la Barriada de Cinta Floja, con un montecillo en medio, que lo aislaba de la población.

Sobre estos terrenos, denominados Orozul y Gomera sus propietarios don Manuel, don Pedro, don Salvador y don Fernando Salas Garau, a través de su apoderado, don Juan Lozano Meridiano, que tenía su domicilio en la calle Santa María de Gracia,15 presentaban un proyecto para parcelarlos  en manzanas subdivididas en solares edificables y previo al trazado de calles, que serían cedidas al Ayuntamiento una vez afalcadas.

Se precisaba el entubamiento del cauce del Arroyo de Montijo que transcurría a cielo abierto por la calle Ángel, acompañándose planos y Memoria.

Este proyecto fue aprobado por la Corporación, presidida por D. Eugenio Pérez Puente, el 27 de Agosto de 1958 e informado favorablemente por el Perito Aparejador Municipal.

Se daba la incoherente y a la vez ilegal circunstancia que quien informaba favorablemente el proyecto, el Perito Aparejador Municipal, era el mismo que lo redactaba para los particulares.

La Corporación estimó la conveniencia de la edificación y que no se autorizase ninguna en terrenos que no diesen a una vía municipal y que tampoco se edificasen casas si previamente no había sido aprobada la parcelación, con la tramitación debida, por el Ayuntamiento.

Otro proyecto es aprobado posteriormente el 11 de Febrero de 1959, ratificado en sesión plenaria del 25 de Febrero de 1959, en unos terrenos propiedad de los Sres. Salas Hermanos, denominados Gomera y Pozo Nuevo, como ampliación de la anteriormente concedida para la Barriada Mallorca, en atención al también informe favorable emitido por el Aparejador Municipal ( y a la vez de la propiedad ), aceptándose la cesión de calles de las dos parcelaciones.

BARRIADA ILEGAL

Pese a las aprobaciones por el Pleno del Ayuntamiento de los proyectos de parcelación de 1958 y 1959, esta barriada se estaba formando de manera ilegal.

Porqué decimos esto de que la Barriada Mallorca nacía ilegalmente?

Pues porque cuando estos acuerdos se tomaron estaba vigente la Ley del Suelo cuya aprobación databa del 12 de Mayo de 1956.

Y, previo a aquellos acuerdos de parcelación, era imprescindible que se confeccionase y aprobase un Plan de Ordenación del Sector.

Este Plan de Ordenación conllevaría el cumplimiento de la debida urbanización, con las correspondientes cesiones de terrenos para zonas verdes, culturales, etc. y la instalación de todos los servicios: acometidas de agua, alcantarillado, acerado y asfaltado.

Nada de esto se hizo. Sólo el señalamiento de calles, con el afalcado de aceras y el encauzamiento del arroyo existente en calle Ángel y Alcudia, hechos estos que en sí mismo ya eran ilegales al carecer del paso previo de la Ordenación del Sector.

Los distintos servicios se fueron implantando a la par que se vendían las parcelas y la mayoría de ellos por los mismos compradores. Estos eran los que buscaban donde enganchar el agua, o donde conectar el alcantarillado, cuando no, se hacían pozos negros en las mismas viviendas. Y, por supuesto la barriada carecía de pavimento asfáltico. Esta fue la realidad a pesar de que desde la institución municipal se consiguió evadir todas las exigencias que la Ley del Suelo preveía, recayendo sobre los compradores y las administraciones públicas el montante económico que deberían haber pagado los propietarios.

El Sr. Lozano Meridiano, apoderado de la propiedad como hemos dejado dicho y nombrado alcalde desde el 9 de Octubre de 1961, junto con su Equipo de Gobierno y el Secretario,  se convirtieron en los conseguidores de que con el dinero público y el de los vecinos se pagasen todos los servicios que tuvieron que ser sufragados por la propiedad.

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (3.1)

 

PRIMERAS MOVILIZACIONES EN CAMAS. 

BARRIADA MALLORCA. Primero

Iniciaron su protesta 60 mujeres de esta barriada que, tras el trabajo periodístico que realizó el Sr. Anglada a primeros de Febrero de 1974, a los pocos días, el 17 de ese mismo mes, firmaban una carta dirigida al director de El Correo de Andalucía, haciéndose preguntas sobre el incumplimiento de la Ley en su barrio.

Le seguían en las denuncias varios vecinos que dirigían un escrito presentado el 10 de Abril de 1974 ante el Sr. Delegado Provincial del Ministerio de la Vivienda en Sevilla denunciando el incumplimiento de la Ley del Suelo, vigente en ese momento, y exigiendo las responsabilidades a quien hubiese lugar mediante la corrección de las anomalías ocasionadas.

Los vecinos, José Martín Cuesta, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuel Cabezas Cabello, José Domingo Ruiz Florencio, Antonio Oria Peralías, Antonio Real Benavides, Rafael Angulo García, Antonio Naranjo Ortega, y Antonio Martín Espinosa, en relación con la Barriada Mallorca, interpusieron una querella criminal, el 30 de Julio de 1975, por fraude y falsedad de documentos, que fue aceptada por el juzgado, contra el alcalde Juan Lozano Meridiano (administrador de los terrenos).

NUESTRA QUERELLA CRIMINAL AL ALCALDE, JUAN LOZANO MERIDIANO, POR FRAUDE Y FALSEDAD ( 5 de 17)

Tras la admisión de la querella criminal por fraude y falsedad, en Agosto de 1975,  aceptada por el Juzgado nº 3 de los de Sevilla contra el alcalde de Camas interpuesta por varios vecinos y con más de un año de instrucción del expediente, se realizaba el juicio verbal con el sometimiento del querellado al interrogatorio.

PRUEBAS DEL JUICIO.5

Las pruebas que fueron aceptadas por el Juzgado para ser practicadas fueron las siguientes:

  1. Petición de declaración del querellado.
  2. Solicitud de una escritura de compraventa en la que firmaba como apoderado de los Sres. Salas Garau.
  3. Petición al Gobierno Civil de certificaciones sobre:
  • Fecha de la toma de posesión del Sr. Lozano Meridiano como alcalde de la localidad de Camas.
  • Si existía expediente de Contribuciones Especiales en la C0misión Provincial de Urbanismo.
  1. Requerimientos a la Delegación del Ministerio de la Vivienda sobre la existencia de Plan de Ordenación en las Barridas Mallorca y Mallorquina.
  2. Petición de certificaciones al Ayuntamiento sobre:
  • La existencia de Plan Parcial y Proyecto de Urbanización y fechas de aprobación en las Barriadas Mallorca y Mallorquina.
  • Si hay acuerdo de la corporación para que la calle I de la Barriada Mallorca revertiera a la propiedad.
  • El acuerdo para la contratación de la electridad por el Ayuntamiento, de la Barriada La Mallorquina.
  • Si los terrenos de esta barriada habían sido recibidos por el Ayuntamiento y su fecha.
  • Se solicite información de la Compañía Sevillana sobre la póliza anterior.
  1. Petición de declaración a los compradores de la calle I.

Camas. El Alcalde de Camas prestó declaración en el Juzgado. 5 de Octubre de 1976

Camas. El Alcalde de Camas prestó declaración en el Juzgado. 5 de Octubre de 1976

Toma de Declaraciones al querellado, Sr. Lozano Meridiano, Alcalde de Camas.  (Prueba 1)

Resumimos las respuestas dadas por el Sr. Lozano Meridiano ante el cuestionario de preguntas que había preparado nuestro abogado, Don Juan Carlos Aguilar Moreno, en virtud de la querella criminal aceptada a trámite por el Juzgado.

Tal como quedó reflejado en la noticia de prensa y durante el transcurso de tiempo de más de una hora, era el 4 de Octubre de 1976 cuando se le tomaba declaración por el Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla, afirmando ser cierto que era apoderado de los Sres. Salas Garau, desde 1955 que llegó a Sevilla, y que los mismos eran propietarios de muchos terrenos en Camas, en parte por escrituras pendientes de formalización por herencia de su padre, fallecido en 1942. Entre ellos los que estaban frente a la fábrica de jabones “Agrícola Mallorquina”, donde se encontraban los pozos de abastecimiento.

A la pregunta del letrado sobre si en las compraventas en las que no se habían formalizado las escrituras públicas, las contribuciones especiales de esos terrenos, si se habían girado a los vendedores o a los compradores, manifestó el querellado que LO IGNORABA, porque no era de su competencia y confirmaba que los terrenos se habían vendido por parcelas, unas a tanto alzado y otras a precio por metro cuadrado, trasladándose desde Mallorca a Sevilla como empleado de los Sres. Salas Garau en el año 1955 para realizar esas operaciones.

Ante las copias de escrituras exhibidas, reconocía su participación como apoderado en las operaciones de compraventa en las fechas de 13 de Octubre de 1964 y 12 de Abril de 1965.

No sólo no reconocía que los terrenos que vendía no estuviesen urbanizados y que sólo tenían una señalización de calles sino que además afirmaba que cumplían todas las exigencias del Ayuntamiento, dedicándose una parte de esos terrenos a la construcción de Viviendas Protegidas, calificadas y subvencionadas por el Ministerio de la Vivienda, aunque no recordaba si tales viviendas estaban dotadas de todos los servicios en el momento de la construcción, aunque suponía que sí.

Se le preguntó si era cierto que en 1975, el año anterior a estas declaraciones, se habían impuesto contribuciones especiales a la Barriada Mallorca, cuyos terrenos, conocidos antes como “La Gomera” y “Orozul” que eran los vendidos por los Sres. Salas Garau por las obras que en ese momento se realizaron en su totalidad con pavimentación, alcantarillado luz, etc. respondiendo que no poseía los antecedentes necesarios para contestar correctamente. Tampoco se acordaba de la procedencia de los  fondos con los que se estaban financiando las obras y que no tenía por qué decirlo remitiéndose a las Cuentas de los Fondos Municipales. Más tarde añadía que la Barriada fue recibida por el Ayuntamiento en 1959 tomando a su cargo la conservación de calles y que posteriormente se mejoró el alumbrado público por lámparas de mercurio aplicando las contribuciones especiales  que fueron satisfechas  por los vecinos, antes de 1970 y posteriormente a su recepción, indicando que las contribuciones de 1975 se referían al asfalto  para mejorar la existente, que se había hecho con las exigencias municipales de la fecha en que se promovió la parcelación como en el resto de las urbanizaciones de Camas.

Ante la pregunta del letrado si estaban pavimentadas alguna vez antes del año 1975 en que se volvieron a imponer contribuciones especiales el querellado respondía que estaban pavimentadas  y que por eso las recibió el Ayuntamiento en el año 1959, siendo alcalde Don Eugenio Pérez Puente. Y que las contribuciones especiales de 1970 lo fueron exclusivamente para las luces de mercurio. También se le preguntó si con anterioridad a 1975 había habido contribuciones por cualquier tipo de pavimentación y contestaba que no lo recordaba, aunque creía que nunca  antes se pagó por ello.

Desconocía si casi ninguno de los actuales propietarios había pagado las contribuciones especiales de Barriada Mallorca aunque afirmaba que había recursos entablados, promovidos políticamente por los querellantes y desconocía si las reclamaciones ascendían a más de 300 y  que todas las obras realizadas en las parcelas vendidas, que él supiera, lo habían sido con Licencia Municipal.

En cuanto a la Barriada La Mallorquina decía que se pagaba contribución urbana por solares sin edificar, por alcantarillado y por canalones; que estaba edificada, aproximadamente en 1969,  en la parte autorizada por el Ayuntamiento y calles recibidas. Relacionado con la pregunta de si había Plan de Ordenación y proyecto de urbanización contestaba que no era exigible en un solar ubicado en casco urbano dentro del perímetro municipal, ignorando la fecha de la Ley del suelo. Según su versión la barriada fue recibida por el Ayuntamiento en diciembre de 1974.

Admitía que en terrenos trazados y delimitados como calles habían existido permutas previa autorización de la corporación e informe de los técnicos municipales.

Respecto a la luz de La Mallorquina decía que se pagaba porque estaban recibidas las calles y el pago se hacía con posterioridad a este hecho.

El querellado suponía que las parcelas vendidas en La Mallorquina tenían la condición de solares porque estaba aprobado por el Ayuntamiento en 1968 un plan de parcelación  de mayor superficie y como el letrado le manifestaba que la competencia en esa aprobación lo era de la Comisión Provincial de Urbanismo respondía que a su juicio no hacían falta otras parcelaciones. Ampliaba su respuesta aclarando que al denominar plan parcial municipal se refería al Plan de Aperturas de Calles, dentro del solar de los Sres. Salas.

A la pregunta del letrado de por qué entonces se aprobó un plan de parcelación municipal se le respondió que en ese momento se efectuaron los trámites que eran de régimen general en aquella fecha sin que pudiese recordar los que había que  efectuar, confirmando que los terrenos de la Barriada la Mallorquina fueron segregados de los de propiedad de los Sres. Salas Garau donde estaba la fábrica, que estaban sin edificar.

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla1 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla1 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.3 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.4 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.4 de 4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NUESTRA QUERELLA CRIMINAL AL ALCALDE, JUAN LOZANO MERIDIANO, POR FRAUDE Y FALSEDAD (2 de 17)

Fundamentos de Derecho

Tras la exposición de los hechos que motivaron la querella interpuesta al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano, con fecha 30 de Julio de 1975,  se detallan los Fundamentos de Derecho que argumentaban la misma:

I.- Los hechos detallados en el post anterior constituían delitos de fraude según se desprende del art. 400 del Código Penal, en relación con la Provincia y el Municipio, puesto que, de una parte la Comisión Provincial de Servicios Técnicos y el propio Ayuntamiento de Camas atendieron el pago de los gastos de urbanización, que debieron costear los propietarios y que vendieron en condiciones prohibidas por la Ley del Suelo de 12 de Mayo de 1956 (capítulo 4º del título 2º) y la Ley de Régimen Local ya que, el Alcalde, abusando de su autoridad, actuaba en provecho y a favor de los intereses de sus representantes.

La sentencia del 15 de Enero de 1925 establece que se abusa del cargo de Alcalde cuando éste, que es funcionario público utiliza mal, impropia o indebidamente  sus funciones y en la del 7 de Mayo de 1929 se dice que para que exista el delito no es necesario que se determine qué función de las que integran el cargo público es la que se emplea abusivamente, sino tan sólo que abuse de su cargo.

El provecho obtenido por el querellado y por sus representados, quedó patentizado y consumado el delito, a partir del momento en que se tramitó un expediente para imponer contribuciones especiales para pavimentar y urbanizar, totalmente, los terrenos vendidos por el mismo alcalde.

No sólo eso, sino que además, revirtió de nuevo a los Sres. Salas Garau, terrenos de dominio y uso público ( la denominada calle “I” de la Barriada Mallorca ) para que pudieran  ser vendidos por ellos, lo cual es, a su vez, un abuso tipificador del fraude denunciado.

También constituye delito de fraude según la sentencia del Tribunal Supremo del 18 de Diciembre de 1963 ( repertorio Aranzadi 5072 ) “quienes prestan sus servicios en una compañía privada, sin cesar previamente en el servicio público, lejos de constituir una mera ilicitud administrativa que afectase a las compatibilidades…lo tipifica en toda su plenitud como un  delito fraude”.

La sentencia del Tribunal Supremo del 7 de Febrero de 1974 ( repertorio Aranzadi 508 ) compendia todos y cada uno de los requisitos del delito de fraude y que se daban en el presente caso, a saber: Condición de funcionario público y abuso de su cargo y si no se denuncian también las estafas a que podrían dar lugar  la imposición de las contribuciones especiales respecto de los propietarios especiales, es porque no habían llegado aún a  comunicarse ni practicarse las exacciones  y por tanto no se había producido aún el perjuicio patrimonial.

II.- En cuanto a las manifestaciones contenidas en el documento aportado a la Delegación del Ministerio de la Vivienda, al pretender desvirtuar, de forma interesada, la realidad de los hechos, constituye un delito de falsificación de documento oficial del nº 4 de art. 392 del Código Penal.

III.- Finalmente se planteaba que, aunque la instrucción correspondía al juzgado al que se estaba remitiendo la denuncia, según el art. 14 de la Ley de Enjuiciamiento  criminal, el procesamiento, caso de producirse, sería competencia de la Ilma. Audiencia Provincial de Sevilla, conforme establece el art. 385 y siguientes del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales de 17 de Mayo de 1952.

30 de Julio de 1975. 6 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

30 de Julio de 1975. 6 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

 

30 de Julio de 1975. 7 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

30 de Julio de 1975. 7 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

 

 

 

 

 

 

 

30 de Julio de 1975. 8 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

30 de Julio de 1975. 8 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

 

30 de Julio de 1975. 9 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

30 de Julio de 1975. 9 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

30 de Julio de 1975. 10 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

30 de Julio de 1975.10 de 13. Querella al alcalde de Camas formulada por varios vecinos, por los delitos de fraude y falsedad, relacionada con las anomalías en las Bdas. Mallorca, La Mallorquina y otros

 

 

SOBRE INCOMPATIBILIDAD DEL ALCALDE

ARTÍCULO DE CÉSAR DEL ARCO DENUNCIANDO LAS IRREGULARIDADES DEL ALCALDE DE CAMAS EN LAS BARRIADAS MALLORCA Y MALLORQUINA

Manuel Benítez Salvatierra, bajo el pseudónimo de César del Arco, recogía, en un artículo del 1 de abril de 1975,  una denuncia ante el Ministerio de la Vivienda de José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban sobre dos barriadas que se habían vendido como suelo urbano y estaban sin urbanizar, analizando diversas circunstancias y cuyos datos nos había solicitado a los miembros del Equipo Corresponsal:

  • Las irregularidades urbanísticas en Camas.
  • La venta de terrenos sin urbanizar en Barriada Mallorca, cuyo suelo se dividió en parcelas sin que se dieran las condiciones para ser suelo urbano al carecer de toda clase de servicios.
  • La construcción en esa Barriada con total anarquía, aglomerándose viviendas unifamiliares con pisos e industrias.
  • La concesión de licencias de obras por el Ayuntamiento, sin la existencia de los servicios elementales.
  • Que el Alcalde de la localidad, Juan Lozano Meridiano, intervenía en la venta de los terrenos como apoderado de los propietarios de los mismos, señores Salas Garau.
  • Que en ese momento, con la aportación económica de la Diputación y las Contribuciones Especiales que se le pretendían cobrar a los vecinos y sin exigírselo a la propiedad,  intentaban abordar la urbanización.
  • Las mismas circunstancias se daban en la incipiente Barriada La Mallorquina (ver publicación del 21 de Abril de 1974)
  • Hasta aquí el resumen del escrito de denuncia. Sin embargo el periodista, de su pluma, y con la ley en la mano, dejaba constancia de las obligaciones que recogía la Ley de Régimen Local para con los Ayuntamientos,  con lo cual no hacía sino afirmar la tesis que avalaba la incompatibilidad  del alcalde.  Así mismo resumía lo que la Ley del Suelo indicaba en dos cuestiones fundamentales, que resumidas venían a decir:
  • Que no podía elevarse el coste del valor del suelo caprichosamente, cuando todavía no se había desembolsado por la propiedad el coste de las obras.
  • Que no se podía efectuar ninguna parcelación urbanística sin que previamente se hubiese aprobado un plan parcial de ordenación del sector.

Terminaba su artículo recomendando al Ministerio de la Vivienda velase en este asunto por los intereses públicos y que tomase las medidas oportunas obligando a los propietarios de la parcelación a la realización de las obras de urbanización

1 de Abril de 1975. Cabecera del Diario Pueblo

1 de Abril de 1975. Cabecera del Diario Pueblo

065-camas-construccion-de-dos-barriadas-sin-urbanizar-2-2-01-04-75

1 de Abril de 1975. Artículo de Cesar del Arco sobre las irregularidades de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

 

 

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

Estos datos, aunque fueron facilitados a finales de mes, dentro de 1978, no pudieron publicarse hasta primeros del siguiente,  debido a las fiestas.

2 de Enero de 1979.– Concluimos con este artículo todo cuando se publicó en prensa a través de los datos que obraban en nuestro poder y se puede ver en este resumen cómo tras las denuncias llevadas a cabo desde 1968 se consiguió que de 1.500 m2 que pretendía ceder la propiedad en relación con la Barriada La Mallorquina, administrada por el entonces alcalde, tuvieron que terminar cediendo más de 16.000 m2., según el siguiente detalle:

7.496 m2 para parques y jardines.

5.206 para reserva de centros culturales y docentes ……..y unos

4.200 m2 que quedaban para propiedad del Ayuntamiento.

¿Cómo se había conseguido esto?

  • Dicbre. de 1968: la comisión permanente del Ayuntamiento aprobaba la parcelación de estos terrenos calificados como de “reserva urbana”, con la única cesión de 1.500 m2
  • Varios vecinos se oponen a esta decisión municipal, denunciándolo ante la Delegación Prov. del Ministerio de la Vivienda, al considerar que estas parcelaciones eran “ilegales”, pues se hacían sin el preceptivo Plan Parcial de Ordenación Urbana
  • La Delegación Prov. del Ministº. de la Vivienda “aconsejó”  la paralización de las obras y que se confeccionara el referido Plan Parcial.
  • Los vecinos presentaron una querella contra el alcalde/administrador de los propietarios de los terrenos.
  • Ëstos, no elaboran el Plan Parcial, y presentan ante el Ayuntamiento un Estudio de Detalle.
  • A este Estudio de Detalle se opone el P.S.A. al entender que se incumplía la vigente Ley del Suelo, denunciándolo a través del cómic explicativo a los vecinos y su correspondiente pintada en el muro sito en la calle Santa María de Gracia.
  • El alcalde de Camas se querella contra tres militantes del P.S.A. que los consideró autores tanto del cómic, como de su distribución y pintada en el  muro.
  • Ante todo esto, la propiedad decide presentar el ineludible Plan Parcial de Ordenación Urbana
  • La Comisión de Urbanismo, tras una serie de alegaciones y correcciones de infracciones cometidas, aprueba el Plan Parcial de dicha barriada

Todo ello motivó la consecución de los metros cuadrados aludidos al principio.

Camas: Fue aprobado el Plan de Urbanismo de La Mallorquina. Conseguida la cesión de mas de 16.000 m2 para uso público. 2 de Enero de 1979. El Correo de Andalucía

Camas: Fue aprobado el Plan de Urbanismo de La Mallorquina. Conseguida la cesión de mas de 16.000 m2 para uso público. 2 de Enero de 1979. El Correo de Andalucía

 

17  de Octubre de 1977. “Una historia ya vieja: La de la Barriada “La Mallorquina”

Se describía en este artículo la ubicación de La Barriada La Mallorquina,  terreno aún  sin construir, y en el que quedaba un trozo de tapia sin demoler,  que perteneció a la empresa “La Agrícola Mallorquina”.

El lamentable estado en que se encontraba producía rubor y vergüenza y preguntábamos porqué el Ayuntamiento no exigía tapiar tan inmundo solar, situado en la calle Santa María de Gracia (entre las calles Joaquín Camino y Santa Paula).

Tal barriada se pretendía construir sobre los terrenos de la antigua fábrica de jabón  y en ese momento persistía en su ilegalidad que no era denunciada por el Ayuntamiento toda vez que el entonces alcalde Juan Lozano Meridiano era el apoderado de los terrenos.

En el año 1968 el alcalde y apoderado de los terrenos, ofrecía estos para la instalación de la Feria de Camas,  por lo que el derribo de la tapia y el acondicionamiento e instalación de servicios fue pagado por el Ayuntamiento.

Este ofrecimiento se hacía en el mes de setiembre y en diciembre el Ayuntamiento aprobaba la parcelación de los terrenos, sin haber realizado el preceptivo Plan de Ordenación  exigido por la Ley del Suelo vigente en aquél entonces. La Delegación Provincial del Ministerio de la Vivienda, recomendó la suspensión de las actuaciones urbanísticas.

En 1974, con motivo de inspecciones técnicas de la propia Delegación de la Vivienda, el alcalde contestaba a este organismo “que se estaba preparando por la propiedad de los terrenos el Plan Parcial y Proyecto de Urbanismo para ser remitido en breve”.

La barriada se construía con la aprobación del ilegal proyecto de parcelación saltándose a la torera las legalidades preceptivas.

Desde la Asociación de Vecinos se daban a conocer las “pecualiaridades” de esta barriada.

251.Camas.Sobre la Barriada de la Mallorquina.2-2.07-10-77

Una historia ya vieja. La de la Barriada La Mallorquina. 2 de 2. 17-10-77

18 de Junio de 1976. ” El Colegio de Arquitectos denuncia el Plan de Ordenación Urbana de Camas, recién aprobado”.  “Su aprobación definitiva es imposible hasta que su redacción se adapte a la legalidad vigente”.  Así titulábamos la  noticia en la que el Presidente del Colegio de Arquitectos de Andalucía Occidental y Badajoz, D. Francisco José Barrionuevo Ferrer, dirigió escrito  al alcalde de Camas para poner en su conocimiento las infracciones graves que se cometían en el recién  aprobado Plan Parcial de Ordenación Urbana de la finca “La Carpintera”.

Estos terrenos fueron adquiridos hace algún tiempo por el 1º. Teniente de Alcalde de Camas, para posteriormente venderlos. El Ayuntamiento de Camas los califica como zona de Edificación de Gran Extensividad.

Inexactitudes en cuanto a la superficie del terreno: Se afirmaba en la Memoria del Plan que el terreno era 100%edificable, con una superficie de 75.674,51 m2. En el escrito se le demuestran las siguientes inexactitudes:

  • En los 75.674,51 m2. estaban  incluidos 16.531,46 m2. que estaban afectados por expropiación con motivo de las obras   en  curso de “La Corta de la Cartuja”.
  •   2.996,26 m2 del sector viario y
  •  2.416,80 m2 de zona verde ya recogidos en el Plan General.
  • Todo esto supone que en realidad la superficie edificable de gran extensividad son 53.730,26 m2., y no 75.674,51 m2. lo que conlleva un 90,84% de superficie edificable y no un 100% como quiere hacer valer el Ayuntamiento.

Por todo ello el volumen total de construcción será de 161.190,78 m3 y no 199.734,18 m3 aprobado por el Ayuntamiento.

También en el escrito se le hace ver el incumplimiento de la Ley del Suelo:

  •  a)  Esta ley señala como máximo permitido 75 viviendas por hectárea. Este porcentaje aplicado a las 5,914 Has. de “La Carpintera” nos daría un techo máximo de viviendas de 443,57 y no de 520 como pretendía el Ayuntamiento.
  • b) También “obligaba  a los propietarios del suelo urbanizable ceder  gratuitamente el 10% restante del aprovechamiento medio del sector en que se encuentre la finca”.

A pesar de esto, en ningún documento del Ayuntamiento de Camas se hace mención expresa a esta cesión, por lo que esto lesionaba gravemente los intereses comunitarios en beneficio de la propiedad de los terrenos a urbanizar.

Y continúa el escrito diciendo: “lesiones que se han producido en Camas con harta frecuencia, citando la barriada Mallorca a cuyos promotores de vecindad balear, representó con poderes legalmente otorgados en Palma de Mallorca, el que entonces y ahora era alcalde de CAMAS”.

Añadía: “Otra de estas barriadas es la denominada “Don Benito”, con calzadas de menos de 4 mts. y un sin fin de anomalías urbanísticas más, promovidas por el secretario del Ayuntamiento de Camas, antes y después de vender los terrenos.

Continúa en el escrito: La urbanización “Parque Residencial La Montaña”, podría ser otra muestra de especulación del suelo……,donde se han “camuflado” bloques con 5 pisos sin ascensor con notorio detrimento de las alturas de techo habitacional, además de haberse considerado zonas verdes lo que es, simple y llanamente, espacios libres entre bloques. Amén de no aparecer 10.000 m2. que la promotora Híspalis de Construcción (HICONSA) cedió para los servicios anexos de culto, escuelas…..etc.”

También en el escrito se analiza el incumplimiento del Plan General de Ordenación Urbana de Camas, donde entre otras, se dice: “el plano presentado de zonificación no se puede considerar como tal ya que más bien  constituye un plano de alienaciones, definiendo manzanas muy claras y lo que es más grave, calificado de zonas verdes lo que no es más que espacios libres entre bloques.

Además del error conceptual que ello supone, las zonas ambiguamente calificadas como “residenciales” alcanzan una densidad edificable superior a los 20 m3-m2, densidad que por sí sola se define como congestiva y contraria a toda normativa legal en materia de planeamiento.