Posts etiquetados ‘Juzgado nº 3 de Sevilla’

 


BARRIADA LA MALLORQUINA.5

 

ALEGACIONES AL PLAN PARCIAL EFECTUADAS POR EL COLEGIO DE ARQUITECTOS

 
El 17 de Julio de 1978, el Colegio de Arquitectos reclamaba ante el Ayuntamiento contra el Plan Parcial de Ordenación Urbana de la finca comprendida  en el polígono E-B-1 del Plan General. El mismo fue aprobado inicialmente el 30 de Mayo de 1978 y apublicado en el Boletín Oficial de la Provincia nº 140 del 19 de Junio

Tal reclamación se basaba en que el Plan General de Ordenación Urbana delimitaba perfectamente el suelo urbano y el de reserva urbana en Planes Parciales.

Exponía que los redactores del Plan excluían una parte del polígono E-B-1 (las de propiedad de los señores Salas Garau que gestionaba el alcalde) porque entendían que se trataba de una zona consolidada. Hecho éste inadmisible porque:

  • Se incumplía la delimitación ordenada en el Plan General, lo que supondría su nulidad. Ello condenaría a que la zona excluida carecería de equipos contemplados en la Ley, mediante cesiones previstas para zonas verdes, centros culturales y docentes,  etc.
  • Eran los propietarios de esos terrenos los interesados en que esa situación se consolidase para no ceder los terrenos a los que la ley les obligaba.

También recurría el Colegio de Arquitectos los graves errores existentes en el dimensionado, con notables diferencias entre lo que el Plan Parcial determinaba como casco urbano y zona de reserva urbana. Lo que influiría negativamente tanto en la edificabilidad, en el aprovechamiento por parcelas, en la superficie de edificación residencial, en las de parques y jardines públicos, en Centros Culturales y Docentes, en las cesiones del 10% de Edificabilidad o en las cesiones obligatorias en concepto de parques, centros culturales y docentes. Reclamaban que los 1.500 m2 que ya habían cedido en 1968, fecha de la concesión ilegal de la licencia de parcelación, y que ya eran de propiedad municipal, ahora lo incluían de nuevo ecomo cesión de terrenos para escamotearlos de menos en estos momentos.

Se denunciaba también que el Plan omitía la redacción de un Plan Especial para la localización del centro comercial de Camas.

Se hacía referencia, además, de la incoherencia municipal al aprobar los Estudios de Detalles en terrenos de zona de Reserva Urbana, aduciendo su carácter de urbanos por consolidación, que este Plan los incluía nuevamente como de reserva urbana.

 Sin embargo se omitía en este Plan el de la parcela nº. 2 del que ni siquiera se planteaba legalizar su situación y sobre el que se estaban  concediendo Licencias de Obras en acuerdo tomado por la Corporación el 19 de Julio de 1977  por el proyecto de pavimentación y alcantarillado (con duración de 3 años) de la urbanización de un solar de la 1ª. fase de los terrenos situados en la calle Santa María de Gracia, 15.  El presupuesto ascendía a 6.553.336 Ptas. y fue presentado por D. Antonio Millán Bejarano en nombre de Industrias Salas,  abonando por la licencia un importe de 131.067 Ptas., la cual se pagaba dos días después.

Finalmente veían como contradictorio que el Ayuntamiento cediese 400 m2. al Ministerio de Educación y Ciencia para la construcción de tres aulas de educación especial cuando aún no estaba aprobado el Plan Parcial y esos terrenos estaban considerados como de reserva urbana.

Por todos estos hechos solicitaban que se acordase la suspensión inmediata de las licencias y cesiones hasta que se aprobase un planeamiento que posibilitase todas las acciones.

Alegaciones del Partido Socialista de Andalucía y de la Asociación de Vecinos Cal y Barro

Paralelo a este recurso, al día siguiente, el 18 de Julio de 1978, se presentaban sendos recursos por don Joaquín Reina Morente, como representante del Partido Socialista de Andalucía y doña Margari Cubiles García como secretaria accidental de la Asociación de Vecinos Cal y Barro. Ambos, además de coincidir en los razonamientos del Colegio de Arquitectos añadían que los propietarios de los terrenos venían parcelando grandes extensiones de tierra en esta localidad, sin someterse a las exigencias de previo planeamiento y urbanización, es decir vendiendo parcelas rústicas  por parcelas, por cuyos hechos se cursaron una serie de denuncias por vecinos de la población que en ese momento estaban pendiente de solución, entre ellas la del Ministerio de la Vivienda el 10 de Abril de 1974 o la presentada ante el juzgado de instancia nº. 3 de Sevilla contra el Alcalde, por fraude y falsedad.

En definitiva, la oposición al Plan Parcial se planteaba por entender que lo que se pretendía era legalizar situaciones llevadas a cabo en beneficio de intereses particulares, que en ciertos casos estaba representado por el propio alcalde, como lo era el sector 2, perteneciente a los señores Salas Garau, de quien era apoderado, pretendiendo dejar de conceder al Ayuntamiento la totalidad de las cesiones que los propietarios tendrían que hacer para dotar de equipamiento a la totalidad de la zona, tal como preveía el Plan General.

Porque el que parte de esa zona estuviese consolidada no podía servir de excusa o justificación para eludir tales obligaciones ya que ello redundaría en la falta de servicios ( zonas verdes, culturales, etc. ).

Concluían sus recursos oponiéndose al Plan Parcial pidiendo la anulación de la aprobación inicial y que se ordenase la paralización de las obras ya concedidas, hasta tanto se efectuase la ordenación que preveía el Plan General y que se concediesen y garantizasen las cesiones de terrenos previstos en la Ley para equipamientos colectivos , así como para el patrimonio municipal.

  •   

NUESTRA QUERELLA CRIMINAL AL ALCALDE, JUAN LOZANO MERIDIANO, POR FRAUDE Y FALSEDAD ( 5 de 17)

Tras la admisión de la querella criminal por fraude y falsedad, en Agosto de 1975,  aceptada por el Juzgado nº 3 de los de Sevilla contra el alcalde de Camas interpuesta por varios vecinos y con más de un año de instrucción del expediente, se realizaba el juicio verbal con el sometimiento del querellado al interrogatorio.

PRUEBAS DEL JUICIO.5

Las pruebas que fueron aceptadas por el Juzgado para ser practicadas fueron las siguientes:

  1. Petición de declaración del querellado.
  2. Solicitud de una escritura de compraventa en la que firmaba como apoderado de los Sres. Salas Garau.
  3. Petición al Gobierno Civil de certificaciones sobre:
  • Fecha de la toma de posesión del Sr. Lozano Meridiano como alcalde de la localidad de Camas.
  • Si existía expediente de Contribuciones Especiales en la C0misión Provincial de Urbanismo.
  1. Requerimientos a la Delegación del Ministerio de la Vivienda sobre la existencia de Plan de Ordenación en las Barridas Mallorca y Mallorquina.
  2. Petición de certificaciones al Ayuntamiento sobre:
  • La existencia de Plan Parcial y Proyecto de Urbanización y fechas de aprobación en las Barriadas Mallorca y Mallorquina.
  • Si hay acuerdo de la corporación para que la calle I de la Barriada Mallorca revertiera a la propiedad.
  • El acuerdo para la contratación de la electridad por el Ayuntamiento, de la Barriada La Mallorquina.
  • Si los terrenos de esta barriada habían sido recibidos por el Ayuntamiento y su fecha.
  • Se solicite información de la Compañía Sevillana sobre la póliza anterior.
  1. Petición de declaración a los compradores de la calle I.

Camas. El Alcalde de Camas prestó declaración en el Juzgado. 5 de Octubre de 1976

Camas. El Alcalde de Camas prestó declaración en el Juzgado. 5 de Octubre de 1976

Toma de Declaraciones al querellado, Sr. Lozano Meridiano, Alcalde de Camas.  (Prueba 1)

Resumimos las respuestas dadas por el Sr. Lozano Meridiano ante el cuestionario de preguntas que había preparado nuestro abogado, Don Juan Carlos Aguilar Moreno, en virtud de la querella criminal aceptada a trámite por el Juzgado.

Tal como quedó reflejado en la noticia de prensa y durante el transcurso de tiempo de más de una hora, era el 4 de Octubre de 1976 cuando se le tomaba declaración por el Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla, afirmando ser cierto que era apoderado de los Sres. Salas Garau, desde 1955 que llegó a Sevilla, y que los mismos eran propietarios de muchos terrenos en Camas, en parte por escrituras pendientes de formalización por herencia de su padre, fallecido en 1942. Entre ellos los que estaban frente a la fábrica de jabones “Agrícola Mallorquina”, donde se encontraban los pozos de abastecimiento.

A la pregunta del letrado sobre si en las compraventas en las que no se habían formalizado las escrituras públicas, las contribuciones especiales de esos terrenos, si se habían girado a los vendedores o a los compradores, manifestó el querellado que LO IGNORABA, porque no era de su competencia y confirmaba que los terrenos se habían vendido por parcelas, unas a tanto alzado y otras a precio por metro cuadrado, trasladándose desde Mallorca a Sevilla como empleado de los Sres. Salas Garau en el año 1955 para realizar esas operaciones.

Ante las copias de escrituras exhibidas, reconocía su participación como apoderado en las operaciones de compraventa en las fechas de 13 de Octubre de 1964 y 12 de Abril de 1965.

No sólo no reconocía que los terrenos que vendía no estuviesen urbanizados y que sólo tenían una señalización de calles sino que además afirmaba que cumplían todas las exigencias del Ayuntamiento, dedicándose una parte de esos terrenos a la construcción de Viviendas Protegidas, calificadas y subvencionadas por el Ministerio de la Vivienda, aunque no recordaba si tales viviendas estaban dotadas de todos los servicios en el momento de la construcción, aunque suponía que sí.

Se le preguntó si era cierto que en 1975, el año anterior a estas declaraciones, se habían impuesto contribuciones especiales a la Barriada Mallorca, cuyos terrenos, conocidos antes como “La Gomera” y “Orozul” que eran los vendidos por los Sres. Salas Garau por las obras que en ese momento se realizaron en su totalidad con pavimentación, alcantarillado luz, etc. respondiendo que no poseía los antecedentes necesarios para contestar correctamente. Tampoco se acordaba de la procedencia de los  fondos con los que se estaban financiando las obras y que no tenía por qué decirlo remitiéndose a las Cuentas de los Fondos Municipales. Más tarde añadía que la Barriada fue recibida por el Ayuntamiento en 1959 tomando a su cargo la conservación de calles y que posteriormente se mejoró el alumbrado público por lámparas de mercurio aplicando las contribuciones especiales  que fueron satisfechas  por los vecinos, antes de 1970 y posteriormente a su recepción, indicando que las contribuciones de 1975 se referían al asfalto  para mejorar la existente, que se había hecho con las exigencias municipales de la fecha en que se promovió la parcelación como en el resto de las urbanizaciones de Camas.

Ante la pregunta del letrado si estaban pavimentadas alguna vez antes del año 1975 en que se volvieron a imponer contribuciones especiales el querellado respondía que estaban pavimentadas  y que por eso las recibió el Ayuntamiento en el año 1959, siendo alcalde Don Eugenio Pérez Puente. Y que las contribuciones especiales de 1970 lo fueron exclusivamente para las luces de mercurio. También se le preguntó si con anterioridad a 1975 había habido contribuciones por cualquier tipo de pavimentación y contestaba que no lo recordaba, aunque creía que nunca  antes se pagó por ello.

Desconocía si casi ninguno de los actuales propietarios había pagado las contribuciones especiales de Barriada Mallorca aunque afirmaba que había recursos entablados, promovidos políticamente por los querellantes y desconocía si las reclamaciones ascendían a más de 300 y  que todas las obras realizadas en las parcelas vendidas, que él supiera, lo habían sido con Licencia Municipal.

En cuanto a la Barriada La Mallorquina decía que se pagaba contribución urbana por solares sin edificar, por alcantarillado y por canalones; que estaba edificada, aproximadamente en 1969,  en la parte autorizada por el Ayuntamiento y calles recibidas. Relacionado con la pregunta de si había Plan de Ordenación y proyecto de urbanización contestaba que no era exigible en un solar ubicado en casco urbano dentro del perímetro municipal, ignorando la fecha de la Ley del suelo. Según su versión la barriada fue recibida por el Ayuntamiento en diciembre de 1974.

Admitía que en terrenos trazados y delimitados como calles habían existido permutas previa autorización de la corporación e informe de los técnicos municipales.

Respecto a la luz de La Mallorquina decía que se pagaba porque estaban recibidas las calles y el pago se hacía con posterioridad a este hecho.

El querellado suponía que las parcelas vendidas en La Mallorquina tenían la condición de solares porque estaba aprobado por el Ayuntamiento en 1968 un plan de parcelación  de mayor superficie y como el letrado le manifestaba que la competencia en esa aprobación lo era de la Comisión Provincial de Urbanismo respondía que a su juicio no hacían falta otras parcelaciones. Ampliaba su respuesta aclarando que al denominar plan parcial municipal se refería al Plan de Aperturas de Calles, dentro del solar de los Sres. Salas.

A la pregunta del letrado de por qué entonces se aprobó un plan de parcelación municipal se le respondió que en ese momento se efectuaron los trámites que eran de régimen general en aquella fecha sin que pudiese recordar los que había que  efectuar, confirmando que los terrenos de la Barriada la Mallorquina fueron segregados de los de propiedad de los Sres. Salas Garau donde estaba la fábrica, que estaban sin edificar.

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla1 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla1 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

4 de Octubre de 1976. Respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.2 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.3 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.4 de 4

4 de Octubre de 1976. Ampliación de las respuestas del querellado, Sr. Lozano Meridiano, a las preguntas del letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno en presencia del Juez de Instrucción nº 6 de Sevilla.4 de 4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NUESTRA QUERELLA CRIMINAL AL ALCALDE, JUAN LOZANO MERIDIANO, POR FRAUDE Y FALSEDAD (4 de 17)

Acogida de la prensa.

La prensa provincial y nacional recogía la noticia del  juzgado nº 3 de Sevilla que aceptaba la querella criminal presentada contra el Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano, por varios vecinos de la localidad.

 

El juzgado nº 3 de Sevilla aceptó a trámite la querella criminal contra el Alcalde de Camas por fraude y falsedad. 13 y 14 de Agosto de 1975.

El juzgado nº 3 de Sevilla aceptó a trámite la querella criminal contra el Alcalde de Camas por fraude y falsedad. 13 y 14 de Agosto de 1975.

 

Lo que comentó el diario semanal Camb16 en relación con la querella al Alcalde de Camas. Semana del 25 al 31 de Agosto de 1975

Lo que comentó el diario semanal Camb16 en relación con la querella al Alcalde de Camas. Semana del 25 al 31 de Agosto de 1975-

El Ruedo Ibérico. Noticia sobre la querella al alcalde Juan Lozano Meridiano. 19 de Agosto de 1975.

El Ruedo Ibérico. Noticia sobre la querella al alcalde Juan Lozano Meridiano. 19 de Agosto de 1975.

Petición de dimisión del Alcalde, por incompatibilidad.3 de 4

Recurso de Reposición a la Resolución de Sobreseimiento por el Ministerio del Interior.

La denuncia de los 500 vecinos por incompatibilidad del Alcalde, fue sobreseída por el Ministerio del Interior. Ante esta injusta situación un nuevo grupo de vecinos interpuso un Recurso de Reposición.

Éste se presentaba el 19  de Diciembre de 1975 a las 12,50, en el Registro del Gobierno Civil  por David  Barata García como primer firmante, seguido de José Martín Cuesta, Francisca Fernández Florencio, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuela Vargas Valencia, Manuel Santos Muñoz, María del Carmen Palomar García, Rafael Rueda Álvarez y Antonio Oria Peralías.

Exponían los recurrentes que ante la resolución de sobreseimiento, notificada sin pie de recurso, iniciaban otro de Reposición, previo al Contencioso-Administrativo según lo autorizaba el artº. 52 de la Legislación Contencioso Administrativa, basada enlos siguientes hechos:

Se hacía referencia a la relación del Alcalde de Camas, don Juan Lozano Meridiano, con los Sres. Salas Garau de los que era su representante. Como tal,  intervenía como apoderado en la venta de los terrenos de los que los Sres. Salas Garau eran propietarios en la localidad de Camas, lo cual podía demostrarse por escrituras existentes en las que intervenía como apoderado de los mandatarios, en fecha en la que ya ostentaba la condición de Alcalde.

Tales terrenos se vendían sin urbanizar y a precios de suelo urbano. Pese a ello,  el Sr. Lozano Meridiano, nunca exigió como alcalde a sus poderdantes la urbanización de tales terrenos y por el contrario, en ese momento se realizaban  obras a cargo del Ayuntamiento y de los propietarios compradores, a los que se les pretendía imponer Contribuciones Especiales, con imposición aprobada en Pleno Municipal de 30 de Setiembre de 1975.

Todo ello, como era lógico, repercutía en beneficio de los representados del Sr. Alcalde, excluyéndolos de las obligaciones que les correspondían como vendedores de suelo amparándose desde la propia alcaldía la clandestinidad de la parcelación y construcción de toda una barriada, la conocida como “MALLORCA”

Hasta tal punto se producía la existencia de ilegalidad que la Delegación del Ministerio de la Vivienda tramitaba expediente por urbanización clandestina de esta Barriada en nuestra localidad de Camas.

También se dejaba constancia que en el juzgado nº. 3 de Sevilla se seguía querella criminal contra el Sr. Lozano Meridiano por esta causa.

Finalmente se reiteraban los argumentos iniciales manifestados en el escrito de denuncia originario del 13 de Junio de 1975 y que también eran demostrativos de la incapacidad  e incompatibilidad del Sr. Lozano Meridiano.

Por lo que concluían solicitando se tuviesen en cuenta todas las razones  expuestas y se aceptase este recurso de reposición previo al contencioso administrativo contra la Resolución por la que se sobreseía el expediente de incompatibilidad del Alcalde Sr. Lozano Meridiano y se dictase una nueva resolución estimando el presente recurso y en consecuencia estimando la incapacidad e incompatibilidad de aquél para ejercer el cargo de Alcalde de Camas.

Este documento era firmado el 19 de Diciembre de 1975

 

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 1 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 1 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 2 de 3

19 de Diciembre de 1975. Recurso de reposición ante el Gobernador Civil por la incompatibilidad del alcalde. 2 de 3