Posts etiquetados ‘Javier Vidal del Cerro’

Una nueva solicitud de audiencia se planteaba al Sr. Gobernador Civil  mediante escrito que presentaban en el Registro de la Oficina Gubernativa José Martín Cuesta, Javier Vidal del Cerro, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y José Vidal del Cerro, con fecha 12 de Abril de 1974 y exponían:

Que necesitaban poner en su conocimiento nuevos, graves y acuciantes problemas que tenían pendiente de solución nuestro municipio.

Esta visita, sin embargo no pudo llevarse a cabo dado que el Gobernador fue trasladado a Lérida.

Don Víctor Hellín Sol, que así se llamaba, mediante carta se dirigía a uno de los firmantes, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y le escribía asi:

Mi estimado amigo:

Me place contestar la atenta carta  que me dirige en nombre propio y del grupo de vecinos de esa para mi ya querida localidad de Camas, agradeciéndoles el recuerdo y sintiendo, al propio tiempo, no poder ya recibirles por salir ya para Lérida.

Con la seguridad de que, en cualquier momento, podrán encontrarme a su disposición, reciba un afectuoso y cordial saludo.

Firmado: Víctor Hellín Sol

1974-13-04-escrito-del-sr-gobernador-d-victor-hellc3adn-sol-a-carlos-sc3a1nchez-barbudo-disculpc3a1ndose-de-no-poder-recibirles-por-haber

13 de Abril de 1974. Escrito del Sr.Gobernador D. Víctor Hellín Sol a Carlos Sánchez-Barbudo disculpándose de no poder recibirles al haber sido trasladado.

Seguidamente recogemos la minuta que el abogado D. Manuel Rojo Cabrera nos remitía por su trabajo.

1 de Abril de 1974. Minuta del abogado D. Manuel Rojo Cabrera por sus escrito al Sr. Gobernador, dirigida a Carlos Sánchez-Barbudo

1 de Abril de 1974. Minuta del abogado D. Manuel Rojo Cabrera por sus escrito al Sr. Gobernador, dirigida a Carlos Sánchez-Barbudo

Este abogado, que nos dijo no poder atender este tipo de conflictos,  nos remitió al abogado  D. Juan Carlos Aguilar Moreno quien de manera altruista, estuvo siempre a nuestra disposición y a la del pueblo de Camas, orientando, confeccionando y tramitando cuantos escritos y denuncias fueron necesarios.

La primera visita al Gobernador parece que había comenzado a surtir efectos. Éste solicitó información al Ayuntamiento sobre la Barriada Mallorca, cuyo administrador de los terrenos era el propio alcalde, quien en escrito del propio ayuntamiento, firmado por él, facilitó los datos que sobre la urbanización de los terrenos había en aquellos momentos, muchas de cuyas afirmaciones no eran ciertas.

En su respuesta, fechada el 4 de junio de 1974,  afirmaba que la Barriada  había sido autorizada por el Municipio y construida de acuerdo con las normas de aquella época siendo aprobada inicialmente por el Ayuntamiento el 27 de Agosto de 1958 y ratificada su aprobación definitiva por el Pleno del 25 de Febrero de 1959, aceptándose en ese acuerdo la cesión de calles que pasaron a ser prolongaciones de las vías municipales, quedando bajo la administración del  Ayuntamiento por estar en el centro de la población.

Seguía relatando que las viviendas se construyeron todas bajo licencia municipal, previo pago de sus tasas y el correspondiente Impuesto de Plusvalía. Que al principio las viviendas lo fueron del tipo unifamiliar, tipo chalets,  acogidas al Régimen de Viviendas subvencionadas y que estaba dotada de todos los servicios: agua, alumbrado, alcantarillado y pavimentación.

Exponía, que al igual que en otros barrios y dentro de los Planes provinciales de Servicios Técnicos, en la Barriada Mallorca se había confeccionado un proyecto de pavimentación, agua y alcantarillado que ascendia a 8.000.000 de ptas. con cargo a los vecinos a través de Contribuciones Especiales y dado el deterioro que la erosión había llevado a cabo por el transcurso del tiempo.

Finalmente también decía que por deseo de los vecinos se cambiarían las luminarias a las nuevas de mercurio de ese momento y también por Contribuciones Especiales.

 

4 de Junio de 1974. Informe sobre determinadas actuaciones que el Ayuntamiento ha realizado en la Barriada Mallorca y que remite al Gobierno Civil.

4 de Junio de 1974. Informe sobre determinadas actuaciones que el Ayuntamiento ha realizado en la Barriada Mallorca y que remite al Gobierno Civil.

Anuncios

En nuestro post INTRODUCCIÓN, detallábamos el orden de los distintos apartados a desarrollar :


1. Descubriendo la realidad.
2. Centro de Juventud Al-Kama.
3. Artículos del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía.

Publicados ya del 1 al 3, continuamos con el número 4, tal como indicábamos:

4. “Nuestras visitas y denuncias al Gobernador “.
Con fecha 25 de Febrero de 1974 el grupo de vecinos formado por José Martín Cuesta, Javier Vidal del Cerro, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y José Vidal del Cerro elevaron un escrito dirigido al Gobernador Civil de la provincia solicitándole ser recibidos en audiencia al objeto de exponerles los acuciantes problemas existentes en la localidad.

En el post titulado FASE FINAL (dentro de las experiencias comentadas sobre el Centro de Juventud Al-kama) narrábamos como en esa etapa del Centro  habíamos estado preparando concienzudamente un estudio pormenorizado de los problemas de nuestra localidad y  cómo llegamos a las puertas de El Correo de Andalucía “con nuestro dossier bajo el brazo para poner en marcha nuestra idea de socavar los cimientos de la Casa Consistorial y empezar a cuestionar tanto letargo en nosotros mismos y en nuestros mandatarios. Así llegó la hora de poner en marcha una denuncia organizada de los problemas e injusticias que nos rodeaban”.

Entre otras muchas cuestiones en ese informe detallábamos:

• la carencia de pavimentación en la mayor parte de las calles.
• cuestionábamos cómo se habían entregados las viviendas de la barriada U.V.A., teóricamente construidas para absorber los barracones, existentes en el centro de la población y en La Pañoleta y situaciones familiares similares. Sin embargo aquellos vecinos continuaron viviendo en las mismas condiciones infrahumanas, y en los mismos barracones, viendo como las viviendas construidas, según decían para ellos, fueron entregadas bajo la sombra de la corrupción y la injusticia a otras familias.
• las deficiencias en las barriadas de Cañorronco y La Extremeña.
• la ausencia de Biblioteca, parques públicos y zonas deportivas.
• anomalías en la barriada Hiconsa.
• cuestionamos la situación en las que se encontraban las barriadas de El Cerrillo, La Hoyada y Suerte Grande.
• las deficiencias en el ambulatorio “Conchita Márquez Romero”
• la falta de inversiones en los distintos colegios públicos.

• carencia de colectores que conllevaban permanentes inundaciones.
• la situación lamentable de las barriadas El Chato o Saladilla Alta.
• la anormal situación del cementerio viejo.
• las ilegalidades de la barriada Mallorca.
• la inasistencia continuada de concejales a permanentes y plenos sin que se les obligase a dimitir como era preceptivo.
• la carencia de subastas en las adjudicaciones de obras.
• deficiencias en La Pañoleta, carentes prácticamente de señalizaciones de tráfico.
• la falsedad sobre la existencia de una Asociación de Cabezas de Familia.
Todo ello fue publicado en dos artículos firmados por el periodista Sr. Anglada: (que acogió nuestro dossier con pleno entusiasmo periodístico) una primera parte 1 de Febrero de 1974 y una segunda parte el 2 de Marzo de 1974.
Y fue precisamente aprovechando la primera denuncia pública en prensa cuando tomamos la decisión de hacerlo también ante la autoridad gubernativa.

Aquí dejamos reflejado el escrito que presentaron ante el Gobernador Civil los vecinos arriba citados solicitando audiencia a la primera autoridad provincial.

Solicitud de audiencia al Gobernador Civil para exponerle los problemas de Camas. 25 de Febrero de 1974

Solicitud de audiencia al Gobernador Civil para exponerle los problemas de Camas. 25 de Febrero de 1974

4 de Mayo de 1974. Un nuevo Pleno extraordinario se celebraría consecutivamente y con mayor afluencia de público que en el anterior. Éramos unos 30, poco a poco se iba perdiendo el miedo y tomando conciencia de que lo que allí se leía (porque el debate no existía) nos incumbía a todos y  había que estar, aunque fuese de pie durante 45 minutos que fue lo que duró el pleno. El salón carecía de asientos, así como de megafonía….. como ellos se lo guisaban y se lo comían……El comportamiento de la ciudadanía fue  ejemplar, sólo se oyó una voz de “no se oye” ya que se esforzaban poco en leer alto para que se les escuchara.  Sólo se oía el masivo “síiiii”  ante la pregunta ¿se aprueba?. Nos dimos cuenta que sólo 3 capitulares se molestaban en seguir, al menos con la mirada, el orden del día, aunque ni aún así se enteraban.

8 de Mayo de 1974. El Delegado Provincial de la Familia, D. Andres de la Oliva Navarrete comunicaba la inminente constitución de la Asociación de Cabezas de Familia, que desde hacía más de un año había sido solicitada por un compañero del grupo Javier Vidal del Cerro,  y cuyos trámites fueron suspendidos porque la Junta Local del Consejo del Movimiento emitió un informe negativo alegando que “no era necesaria la Asociación de Cabezas de Familia en la localidad”.

Nosotros llevábamos todo ese tiempo empeñados en su existencia para, aprovechando los cauces legales, romper las estructuras desde dentro, por lo que la presencia de ésta en la villa podía resultar positiva y constructiva, se decía.

El Delegado Provincial había expresado el deseo de asistir personalmente a la asamblea general y felicitábamos a Javier Vidal que iba a ver culminados sus desinteresados esfuerzos

9 de Mayo de 1974. Un caso de abandono en el ambulatorio “Conchita Márquez de Romero”. Así titulábamos una carta que nos remitía D. Antonio Rodríguez Mateo en la que nos narraba que tras el accidente sufrido por su hijo, al llevarlo al ambulatorio para que le atendieran porque sangraba, el practicante de turno le impidió la entrada, remitiéndole a la consulta del médico 3 horas más tarde. Ante esto, volvió  al ambulatorio, colocándosele una gasa, al no tener más instrumental………………..

Ante este lamentable abandono nosotros nos proponíamos, en breve plazo, comunicarles a nuestros lectores un resumen de las condiciones en que atendía el ambulatorio “Conchita Marquez Romero”.

Un caso de abandono en el Ambulatorio Conchita Márquez de Romero
Un caso de abandono en el Ambulatorio Conchita Márquez de Romero