Posts etiquetados ‘Diario Nueva Andalucía’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (2)
EL EQUIPO CORRESPONSAL DE EL CORREO DE ANDALUCÍA

Tras cuatro años de funcionamiento del Centro de Juventud Al-kama, en 1974, en su FASE FINAL, surge el Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía. (cuyos miembros fueron: Rafael Rueda Álvarez, José Martín Cuesta (q.e.p.d), Paqui García Fernández, Mª. del Carmen Palomar García, Antonio Oria Peralías, Manuela Vargas Valencia y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban)

Este hecho supuso un revulsivo social muy importante en el pueblo de Camas, ya que a través de sus denuncias en prensa, poco a poco, consiguió que los vecinos agrupados por barrios, defendieran sus derechos, comenzando por exigir  que la urbanización de sus respectivas barriadas fuese costeada por los promotores de las mismas, según Ley y no  abonada por ellos,  como hasta ese momento estaba ocurriendo, mediante “contribuciones especiales” exigidas por el propio Ayuntamiento.  Así mismo, esta unión también sirvió para canalizar todas aquellas necesidades que fueron “despertándose” en el transcurrir de sus reivindicaciones.

El Equipo Corresponsal contó, como abogado, (de manera altruista, al igual que lo hicieron en toda su trayectoria los miembros del Equipo  Corresponsal) con Juan Carlos Aguilar Moreno (*) aportando el asesoramiento  en la lucha de las distintas barriadas de Camas, interponiendo las demandas, escritos, peticiones, denuncias, querellas, etc.  trabajador incansable desde su parcela de conocimientos.

También colaboró con nosotros, Manuel Carmona, como Corresponsal del Diario ABC, del Diario Suroeste o de Nueva Andalucía, quien arriesgando su posición, se hizo eco durante años de la problemática sobre nuestra localidad.

Paralelamente a los trabajos de El Correo de Andalucía, los miembros del Equipo Corresponsal simultaneaban su actividad de denuncia con la emisora de radio La Voz del Guadalquivir, donde semanalmente, cada sábado a las 5,30 de la tarde, emitíamos, en voz, las denuncias llevadas a cabo hacia el Ayuntamiento.

Importante fue la colaboración, apoyo y complicidad en nuestra ardua tarea, del entonces Subdirector y Jefe de Programas y Servicios Informativos de La Voz del Guadalquivir, Joaquín Arbide Domínguez, y en un determinado momento de nuestra trayectoria periodística (por unos hechos acaecidos) también el director de la emisora  Manuel Benitez Salvatierra, (César del Arco) quienes confiaron plenamente en nosotros y así  poder denunciar desde dentro del mismo sistema, tanto caciquismo e ilegalidades en nuestro pueblo, implicándose Benítez Salvatierra en artículos de prensa, denunciando al mismo alcalde Lozano Meridiano, en los periódicos en los que fue director: el “Diario Sevilla”, “Diario Pueblo” y del vespertino Suroeste, del que fue su fundador.

(*) Fue parlamentario en Las Cortes Generales  por el PSA y ponente de la comisión encargada de redactar el Estatuto de Autonomía de Andalucía en 1981. El estatuto autonómico tenía su origen en un borrador elaborado en Carmona en 1979 ​ que a su vez provenía de un acuerdo anterior, el Pacto de Antequera.

Los ponentes del Estatuto de Carmona fueron Ángel M. López y López, Juan Carlos Aguilar Moreno, José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán, Miguel Ángel Pino Menchén, Carlos Rosado Cobián, Pedro Serrera Contreras y Javier Pérez Royo.

Anuncios

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 9

Procesamiento 8.

Gran expectación en la localidad de Camas, y una muy favorable acogida en la prensa, tuvo el auto de procesamiento contra del alcalde. La noticia fue publicada con una llamada en las portadas de los Diarios Nueva Andalucía y El Correo de Andalucía del día 1 de Octubre de 1977, además de ser comentada en el diario ABC.

Como ha quedado relatado,  el 3 de Diciembre de 1976 se celebró un Acto de Conciliación, sin avenencia, previo a la querella criminal interpuesta contra el alcalde de la localidad.

Ya expusimos con anterioridad, que esa querella fue atendida por el Juez Decano según el sumario 2/77 cuya vista se produjo el 7 de Julio de ese año ante el Juzgado número 1 de los de Sevilla.

Tras esa vista, detallada en los 8 post anteriores, la denuncia fue aceptada por la Audiencia Provincial el  28 de Setiembre de 1977,  dictando auto de procesamiento,  por hechos que pudieran ser constitutivos de delito de injurias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

18 de setiembre de 1976. “Camas, “Ciudad dormitorio” de Sevilla. La especulación de la vivienda alcanza cotas preocupantes. Comienza a percibirse el despertar de la conciencia ciudadana”.  Fernando Álvarez Palacios plasmaba con estos titulares el trabajo  en Nueva Andalucía.

Relataba que Camas había saltado a la palestra nacional con motivo de la abortada asamblea del metal en el campo de deportes o por las denuncias de “algunos concienciados” que hablaban de lodos, de aceras sin pavimentar, de la especulación, etc.  o bajo otro prisma, por sus toreros.

Analizaba las circunstancias del crecimiento humano de la capital y cómo ésta se veía imposibilitada de recibir el contingente humano que venía de fuera buscando los puestos de trabajo que les eran negados en la amplia geografía andaluza. Por este motivo, comenzaban a aparecer las ciudades dormitorios como San Juan de Aznalfarache, Castilleja de la Cuesta o Camas, a las que se le añadieron con posterioridad Dos Hermanas o Alcalá de Guadaira. En cada una de estas localidades con un crecimiento desaforado de población, los problemas se multiplicaban sin que las autoridades supiesen adecuar, ni medianamente, una política congruente para atajar los problemas que ello conllevaba.

Nuestra localidad, con una extensión de poco más de 11 km. tenía en 1970 unos 22 mil habitantes, cuando en 1930 contaba con 5.500 lo que significaba que en 40 años había crecido el 311%.con una densidad de población por km2 de 1.874 personas. Este crecimiento conllevaba una falta de planificación y de dotación estructural que invitaba a la especulación de la vivienda, que en esos momentos alcanzaba unas cotas altamente preocupantes.

 Los servicios resultaban insuficientes, tanto en pavimentación, como sanitarios, escolares,etc. De tal manera, que en ese momento en que el 53% de las viviendas no tenía más de 22 años, sólo el 14%  de sus cuatro mil casas tenían baño y sólo el 6,50% tenían ducha.

Pero según su análisis lo más preocupante no era esto en esa ciudad dormitorio, sino la falta de conciencia de grupo que nace y se establece en las colectividades que disponen de una vida agrupativa, que lleva a una efectiva solución de problemas de una comunidad. Pese a ello, los problemas inmediatos en sus familias, que tras su jornada laboral tenía que ser escuchada,  iba creando la concienciación necesaria para que una población se pusiese en marcha. Y Camas, precisamente por la problemática que tenía planteada, era un pueblo en marcha. 

RESUMEN DE 1976

Entramos de lleno a analizar lo que supuso el año 1976.

En este nuevo año de transición hacia la democracia en nuestra localidad, desde la perspectiva  del análisis a través de nuestros trabajos  como  Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía, que nos condujo al contacto directo con el pueblo y sus problemas, barrio a barrio, palmo a palmo,  no podemos obviar que ello supuso todo un revulsivo en nuestras conciencias y en la de nuestros convecinos.

Los deseos de cambio en toda la sociedad se  movían a través de agrupaciones, asociaciones, actividades culturales, pedagógicas, asistenciales, el teatro, el cine, la radio, el periodismo, con los límites que el sistema imponía. El régimen de la dictadura, quería permanecer vivo en su agonía, no aceptaba su final.

Ya nada era igual. Los ciudadanos, en sus barrios, reclamaban sus derechos;  que sus calles tuviesen todos sus servicios: agua, luz, alcantarillado, pavimentación, etc. Pero no sólo eso sino que además reclamaban a las autoridades locales y provinciales  que esos servicios fuesen pagados por los que vendieron los terrenos como suelos rústicos y los cobraron como urbanizados. Claros ejemplos los hemos citado en nuestros trabajos ya expuestos como han sido los de las Barriadas Mallorca, Mallorquina ( ambas gestionadas y representadas por el alcalde de aquella época ) o la de Don Benito.

El año empezó con una agradable noticia para todos los que, como nosotros en nuestra localidad, desarrollaban la misma labor de denuncia y concienciación en otras localidades de la provincia de Sevilla: Fuimos nombrados, SEVILLANOS DEL AÑO 1975 en relación con el periodismo “por ser incansables portavoces de los ecos más dolientes de nuestra provincia”,  un acontecimiento éste que cada año organizaba la cadena SER a través de su emisora Radio Sevilla, estando entonces al frente Iñaqui Gabilondo, teniendo éste año significativa importancia. De tal manera que como PROTAGONISTAS DE SEVILA se nombró al PUEBLO DE SEVILLA y su despertar político y a los hombres que desde las solidaridades y el sacrificio han contribuido a dinamizar una sociedad adormecida y pasiva. Diversos eran los estamentos y actividades a los que se les atribuyó ser SEVILLANOS DEL AÑO. Este acto culminaba con una cena y recogida de diplomas y estatuillas de Itálica en el antiguo Hotel Luz de Sevilla. De todo ello daremos las correspondientes reseñas en su momento y dejaremos constancia de sus publicaciones.

Dos barrios surgieron reclamando atención a sus problemas  motivados por  la construcción de la autovía, el de La Extremeña-Camino de Guía, que exigían un paso elevado para acceder a su barriada y el de El Chato que reclamaba indemnizaciones y nuevas viviendas por el resquebrajamiento de las suyas, motivado por tales obras.  A las pocas fechas se unían a la reclamación otras dos barriadas, Santa Rosa y La Arboledilla y conjuntamente presentaban su reclamación al Ayuntamiento, al Gobierno Civil, al Colegio de Ingenieros de Caminos y al Ingeniero Director de la VIII Jefatura Regional de Carreteras. Este problema se mantuvo vivo durante todo el año y nos llevó más de 20 publicaciones en la prensa con paralizaciones de obras, cortes de carretera, diversas manifestaciones y concentraciones públicas, visitas a instituciones y todo tipo de denuncias. Afortunadamente se iba perdiendo el miedo, crecía la conciencia y éramos partícipes de la creación de una Asociación de Vecinos, Cal y Barro, mediante la que se intentó canalizar todas las reivindicaciones, convirtiéndose en la voz y representante de las exigencias de la vecindad. En la misma estaban representados, prácticamente, todos los barrios de la localidad.

En el caminar a la concienciación y participación popular organizamos junto con la cadena SER dirigida por Iñaqui Gabilondo y la colaboración de Mª. Esperanza Sánchez, un recital de Carlos Cano en el antiguo Cine Córdoba, que constituyó un auténtico éxito artístico y de público a pesar de que en el acto estuvieron presentes miembros de la Guardia Civil y de la Policía Municipal. Recordamos que cuando solicitamos el local a su dueño D. Rafael Fernández de Córdoba, Juez de Paz en esa época, nos auguró que sería un auténtico fracaso ya que por su experiencia nunca vio el cine lleno. Pues para su asombro, lo llenamos y lo vio. Se ocuparon  todas las localidades y los pasillos llenos. El acto terminó con todo el público en pie, gritando LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD…… Surgieron los primeros gritos, con temblor, con miedo, pero con esperanza, mucha esperanza, y a aquellos gritos se fueron uniendo otros y otros y otros… el grito de libertad cada vez era más intenso, estábamos a oscuras, sólo un potente foco iluminaba a Carlos Cano, sentado en su silla, con su guitarra, y en el momento de más decibelios, alguien encendió todas las luces de la sala, y allí nos vimos TODOS DE PIE gritando libertad, pero ahora no estábamos tan libres, la guardia civil ocupaba los laterales y la salida del cine. Fue el primer acto público en Camas donde el pueblo planta cara y descarga tanto miedo contenido. No se puede describir aquél momento histórico.  No nos podemos olvidar que permanecíamos en la dictadura y todos los controles eran pocos. Éramos más de 600.

A los pocos días a Carlos Cano no le autorizaron otro recital en el Cerro del Águila, se iba a celebrar en el Cine OIlimpia y tenía un sentido estrictamente benéfico.

No podemos dejar de citar un artículo en el que relatábamos y demostrábamos todas las puntualizaciones y contradicciones que realizaba el Delegado de Obras y Personal Contratado en aquel momento y que además era Cuarto Teniente de Alcalde, Vicepresidente del Consejo Local del Movimiento, Delegado Local de Sindicatos y corresponsal de prensa.

También expusimos un trabajo sobre la intransitabilidad de la calle Gómez de la Lama, a 30 metros del Ayuntamiento, que había sido entregada por sus propietarios al municipio hacía 30 años y aún estaba sin pavimentación y a los pocos días reseñábamos  el plante de una empresa del metal y el paro técnico de los alumnos del Instituto Tartessos, además de publicar las exposiciones de pintura a comienzos y finales del curso académico.

En otro momento denunciábamos el uso privado de un recién comprado camión de la basura que en ocasiones era utilizado para dar servicios a familiares de algún concejal y dejábamos constancia de cómo cuando hacía escasamente un año de haberse finalizado las obras de la barriada de “El Cerrillo”, “La Hoyada” y “Suerte Grande”, su pavimentación ya se estaba deteriorando, pese a que el Ayuntamiento pretendía cobrarles a los vecinos contribuciones complementarias por “subidas de los costos”.

En ese despertar de los ciudadanos también dimos la reseña de una asamblea de la Agrupación del Metal de  Camas en la que exigían sus derechos.

Hasta este artículo,  nuestros trabajos desde principios de 1974 fueron dados a conocer exclusivamente por el Correo de Andalucía con algunas colaboraciones puntuales del Diario Sevilla.

Pero en Junio de este año 1976 nacían dos nuevos periódicos: La empresa propiedad de El Correo de Andalucía fundó el vespertino “Nueva Andalucía”, que dirigió D. Javier Smith Carretero, en el que de inmediato comenzamos a colaborar como “Equipo Corresponsal”.

Ese mismo mes nacía paralelamente el Diario matutino “Suroeste” de la prensa del Movimiento, dirigido por D. Manuel Benítez Salvatierra y que sustituía al vespertino Diario Sevilla. A través de su corresponsal en el Aljarafe D. Manuel Carmona, se publicaron muchos de nuestros trabajos quien al pasar a ser colaborador del Diario ABC los publicó en este medio.

Hemos de dejar constancia que estos trabajos o colaboraciones del Equipo Corresponsal fueron completamente altruistas, llevados por un compromiso  con nuestro pueblo.