Posts etiquetados ‘César del Arco’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO(5-1)

ACCIONES CIUDADANAS EN EL AÑO 1975

Conforme avanzaba el tiempo, en 1975 aumentaba la toma de conciencia ciudadana:

A finales del mes de Enero se denunciaba la carencia de Instalaciones deportivas y a finales de Marzo de nuevo se dejaban al descubierto las mentiras sobre la Asociación de Cabezas de Familia.

Buscábamos dónde estaban los 10.000 m2 que se habían cedido al municipio por la inmobiliria-constructora de la Barriada “Parque de la Montaña” (Hiconsa), y sobre los que el alcalde había manifestado que se crearía un grupo escolar.

11 familias de la Casa Paredes, (calle Ramón de Galíndez) son desahuciadas por el Ministerio de Obras Públicas para la construcción de la autovía. Los vecinos crean una cooperativa encaminada a la búsqueda de soluciones para sus problemas, manteniendo distintas reuniones con las autoridades locales y provinciales. (publicado el 12 de Abril)

72 vecinos de la Barriada Mallorca (publicación del 16 de Abril), rebatían al Alcalde de la localidad las puntualizaciones que éste había hecho sobre denuncias efectuadas por los vecinos a la Delegación del Ministerio de la Vivienda.

Unos 200 vecinos de los barracones, en este año, se manifestaban ante el Ayuntamiento, en demanda de una solución a su gravísimo problema de vivienda, según relatábamos el 14 de Mayo.  Y días después, el 19 se dirigían al Gobernador Civil requiriendo su intervención, que, con otro escrito, le reiteraban el día 31.

El Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía estaba en ese momento denunciando la situación de incompatibilidad del Alcalde de Camas, Sr. Lozano Meridiano.

900 vecinos se dirigían al primer teniente de alcalde exigiéndole el cumplimiento de sus funciones para que denunciase ante el Gobierno Civil la situación de incompatibilidad del alcalde,  publicado en las páginas centrales del periódico el día 17, como dábamos a conocer en lo publicado el 12 de Junio, porque resultaba que los Sres. Salas Garau eran dueños de una parte importante de terrenos en la localidad, que vendían como parcelas y así crearon  las barriadas, Mallorca y Mallorquina, teniendo como apoderado al entonces alcalde que era como primera autoridad local quien tenía que exigir que se dotaran las mismas barriadas de todos los servicios que la ley determinaba, y evidentemente no lo hizo.

César del Arco elaboró un magnífico trabajo, con las debidas bases jurídicas, denunciando “Las incompatibilidades para ejercer el cargo de Alcalde”, que se publicó el 23 de Mayo e insistió en otro del 17 de Junio.

El 24 de Mayo, se daban datos concretos de cómo parte de una calle de la Bda. Mallorca fue revertida a sus propietarios que la vendieron como solar, hecho ocurrido en 1965 y en la que intervino directamente El Sr. Alcalde en beneficio de sus poderdantes.

También en ese momento, los vecinos de la calle La Montaña,  el 29 de Mayo, daban cuenta de la ilegalidad que cometía el Concejal Delegado de Obras en aquel entonces, asignando “a dedo” las obras de alcantarillado, cuyas tapas de alcantarilla las suministraba la empresa en la que él trabajaba.

Hacía un año que los vecinos habían pagado dichas obras y aún no estaban concluidas.

Ese mismo día un vecino  escribía una carta lamentando la falta de atención recibida en la urgencia sanitaria por el practicante de turno, ampliada con otra carta de otro lector del 19 de junio.

El 3 de Junio los vecinos planteaban una reflexión sobre muchos concejales, algunos de los cuales llevaban más de un año sin asistir a las sesiones y al día siguiente 23 vecinos de Cañorronco Alto hacían ver a sus conciudadanos cómo desde 1973 esperaban la solución al entubamiento de las aguas fecales que discurrían al aire libre.

El 6 de Junio 200 vecinos de El Cerrillo, La Hoyada y Suerte Grande sacaban a la luz pública las 400 notificaciones por la que nos enterábamos que el Ayuntamiento pretendía cobrar suplementos de sus contribuciones especiales queriendo cobrarles 4 veces más de lo que ya habían pagado.

El escrito que les hicimos exponiendo estos hechos ante el Gobernador Civil y la publicación del artículo en prensa motivó que el Ayuntamiento anulase estas contribuciones.

2.000 vecinos, en plena dictadura, se dirigían al alcalde solicitando su dimisión. el 24 de Junio.

Se estaban urbanizando los terrenos de las Barridas Mallorca y Mallorquina, pero no por los Sres. Salas Garau (a quienes les correspondía) sino claro está, por el municipio. A estas barriadas se les consentían la inadmisible anarquía urbanística, sin cesión de terrenos para zonas verdes, autorización de obras sin licencia, concesión de licencias en terrenos no aptos para ellos, etc. etc.

Estos hechos motivaron que otro número de vecinos se atreviesen a denunciar a la alcaldía por fraude y falsedad. El 14 de Agosto dábamos a conocer, en las páginas centrales del periódico, que el Juzgado nº 3 de Sevilla había admitido a trámite una querella criminal contra Don Juan Lozano Meridiano, alcalde de Camas, por fraude y falsedad. La querella había sido presentada por un grupo de vecinos que nos sentíamos perjudicados en nuestros intereses, en el municipio. Los firmantes de la querella fueron José Martín Cuesta, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuel Cabezas Cabello, José Domingo Ruiz Florencio, Antonio Oria Peralías, Antonio Real Benavides, Antonio Naranjo Ortega y Antonio Martín Espinosa.

A primeros del mes de Agosto, se presentaba otro escrito, avalado por 1,400 firmas, dirigido al Sr. Alcalde en el que se indicaban las deficiencias del ambulatorio “Conchita Márquez” no sólo ya en cuanto a insuficiencia física sino también en adelantos técnicos. De este escrito se remitió copia a la Jefatura Provincial de Sanidad de Sevilla.

El mismo viernes de  feria, en el mes de Setiembre,  en las páginas centrales los miembros del equipo corresponsal dirigíamos una “Carta abierta al alcalde de Camas”.

Este año se iniciaba la lucha de los vecinos del Barrio  el Chato que, con pundonor, ahínco y tesón, durante un amplio período, al menos 3 años, hubieron de realizar denuncias al Gobernador, contratar a un equipo de arquitectos y abogados que emitiesen informes sobre la situación de su barrio, escritos diversos a las autoridades locales, paralizar varias veces las obras de la autovía, concentraciones y manifestaciones, etc.

El último día del mes de Setiembre resurgía un grupo de jóvenes, “La Incubadora”, que organizaba la primera semana cultural, en las que entre otros actos hubo teatro, una exposición del pintor Amalio y un recital del grupo poético “Gallo de Vidrio”.

Con gran sorpresa se recibía la noticia del sobreseimiento de la denuncia que le habíamos interpuesto al Alcalde por incompatibilidad, firmada por 900 vecinos y que un pequeño grupo formalizó jurídicamente. Esto era publicado en las páginas centrales el 17 de Diciembre y el mismo 21 ya se publicaba el recurso que David Barata García, José Martín Cuesta, Francisca Fernández Florencio, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuela Vargas Valencia, Manuel Santos Muñoz, María del Carmen Palomar García, Rafael Rueda Álvarez y Antonio Oria Peralías, efectuaban ante el Excmo. Sr. Ministro de Gobernación.

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (2)
EL EQUIPO CORRESPONSAL DE EL CORREO DE ANDALUCÍA

Tras cuatro años de funcionamiento del Centro de Juventud Al-kama, en 1974, en su FASE FINAL, surge el Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía. (cuyos miembros fueron: Rafael Rueda Álvarez, José Martín Cuesta (q.e.p.d), Paqui García Fernández, Mª. del Carmen Palomar García, Antonio Oria Peralías, Manuela Vargas Valencia y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban)

Este hecho supuso un revulsivo social muy importante en el pueblo de Camas, ya que a través de sus denuncias en prensa, poco a poco, consiguió que los vecinos agrupados por barrios, defendieran sus derechos, comenzando por exigir  que la urbanización de sus respectivas barriadas fuese costeada por los promotores de las mismas, según Ley y no  abonada por ellos,  como hasta ese momento estaba ocurriendo, mediante “contribuciones especiales” exigidas por el propio Ayuntamiento.  Así mismo, esta unión también sirvió para canalizar todas aquellas necesidades que fueron “despertándose” en el transcurrir de sus reivindicaciones.

El Equipo Corresponsal contó, como abogado, (de manera altruista, al igual que lo hicieron en toda su trayectoria los miembros del Equipo  Corresponsal) con Juan Carlos Aguilar Moreno (*) aportando el asesoramiento  en la lucha de las distintas barriadas de Camas, interponiendo las demandas, escritos, peticiones, denuncias, querellas, etc.  trabajador incansable desde su parcela de conocimientos.

También colaboró con nosotros, Manuel Carmona, como Corresponsal del Diario ABC, del Diario Suroeste o de Nueva Andalucía, quien arriesgando su posición, se hizo eco durante años de la problemática sobre nuestra localidad.

Paralelamente a los trabajos de El Correo de Andalucía, los miembros del Equipo Corresponsal simultaneaban su actividad de denuncia con la emisora de radio La Voz del Guadalquivir, donde semanalmente, cada sábado a las 5,30 de la tarde, emitíamos, en voz, las denuncias llevadas a cabo hacia el Ayuntamiento.

Importante fue la colaboración, apoyo y complicidad en nuestra ardua tarea, del entonces Subdirector y Jefe de Programas y Servicios Informativos de La Voz del Guadalquivir, Joaquín Arbide Domínguez, y en un determinado momento de nuestra trayectoria periodística (por unos hechos acaecidos) también el director de la emisora  Manuel Benitez Salvatierra, (César del Arco) quienes confiaron plenamente en nosotros y así  poder denunciar desde dentro del mismo sistema, tanto caciquismo e ilegalidades en nuestro pueblo, implicándose Benítez Salvatierra en artículos de prensa, denunciando al mismo alcalde Lozano Meridiano, en los periódicos en los que fue director: el “Diario Sevilla”, “Diario Pueblo” y del vespertino Suroeste, del que fue su fundador.

(*) Fue parlamentario en Las Cortes Generales  por el PSA y ponente de la comisión encargada de redactar el Estatuto de Autonomía de Andalucía en 1981. El estatuto autonómico tenía su origen en un borrador elaborado en Carmona en 1979 ​ que a su vez provenía de un acuerdo anterior, el Pacto de Antequera.

Los ponentes del Estatuto de Carmona fueron Ángel M. López y López, Juan Carlos Aguilar Moreno, José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán, Miguel Ángel Pino Menchén, Carlos Rosado Cobián, Pedro Serrera Contreras y Javier Pérez Royo.

Sobre incompatibilidad del Alcalde ( 4 de 5 )

Tras las puntualizaciones de los vecinos a las notas del alcalde, era en esta ocasión un trabajo personal del periodista  César del Arco quien de nuevo ampliaba su punto de vista haciendo un magnífico trabajo  basado en la legislación existente en aquel momento.

El mismo fue publicado el 23 de Mayo de 1975 y lo titulaba así:

 ” Las incompatibilidades para ejercer el cargo de alcalde”. “El de Camas es apoderado de una empresa con intereses urbanísticos en el término municipal”.

En su preámbulo exponía que el  alcalde de Camas, por aquél entonces, era a su vez apoderado de los Sres. D. Manuel, D. Pedro, D. Salvador y D. Fernando  Salas Garau  propietarios de una parte importante de terrenos en Camas; terrenos que se vendían como urbanos,  formándose las barriadas “Mallorca” y “Mallorquina”,  pero sin que éstas estuviesen urbanizadas y acondicionadas por los mallorquines Salas Garau, tal y como la ley exigía.

En virtud de ello y dado que el Sr. Lozano Meridiano intervenía como apoderado en esas acciones de compra-venta y  que además lo hacía como alcalde,  en las determinaciones municipales que pudiesen tener relación con las referidias barriadas, plasmó en su análisis a quienes  la Ley de Régimen Local,  en sus  artículos 33 y siguientes, determinaba como  incompatibles:

1º. Los que estuviesen interesados en contratos o suministros con cargo a fondos públicos, dentro del término municipal.

2º.Los que tuviesen entablada contienda administrativa con el Ayuntamiento.

3º.Los que ejerciesen como directores… en empresas que tuviesen que ver con servicios interesados en el Ayuntamiento.

4º.Que las causas de incompatibilidad podían ser denunciadas por cualquier vecino ante la Alcaldía quien debería enviarlo  al Gobernador Civil para su resolución.

079-camas-resena-incompatibilidad-alcalde-23-05-75

23 de Mayo de 1975. Portada del Diario Sevilla, sobre incompatibilidad del Alcalde de Camas.

080-camas-incompatibilidades-para-ser-alcalde-1-2-23-05-75

23 de Mayo de 1975. Diario Sevilla, sobre incompatibilidad del Alcalde de Camas.1 de 2

081-camas-incompatibilidades-para-ser-alcalde-2-2-23-05-75

23 de Mayo de 1975. Diario Sevilla, sobre incompatibilidad del Alcalde de Camas.2 de 2

 

 

 

SOBRE  INCOMPATIBILIDAD DEL ALCALDE   (2 de 5)

Como ha quedado reflejado en el post anterior, César del Arco hizo suyas nuestras denuncias sobre las Barriadas Mallorca y La Mallorquina, aportando de su pluma las circunstancias legales  mediante las que quedaban perfectamente demostradas las ilegalidades de esas barriadas.

Ello hizo que la Alcaldía “entrara”  a defenderse con profusión de datos pretendiendo hacer ver que todo era correcto. Las puntualizaciones las realizaba como apoderado de los señores Salas, propietario de los terrenos sobre los que se edificó la Barriada Mallorca.

Utilizó el mismo “Diario Pueblo” donde fue denunciado y emitía las siguientes aclaraciones, que según su opinión, faltaban en la publicación del 1 de Abril de 1975:

  • Con fecha 23 de Agosto de 1958 fue autorizada la parcelación y urbanización de los terrenos denominados La Gomera y Orozul, conocidos como Barriada Mallorca y se concedió autorización para edificaciones, mediante escrito de la Jefatura de Obras Públicas de fecha 30 de Octubre de 1958 que fijaba la distancia respecto del eje de la carretera.
  • Con fecha 4 de Agosto de 1958 se obtuvo permiso del Distrito Forestal para la corta de los eucaliptos y con fecha 30 de Octubre se autorizó la conexión del agua potable del servicio municipal.
  • Con fecha 27 de Agosto de 1958 se autorizó el entubamiento del Arroyo de Montijo para desagüe general de la barriada.
  • La Comisión Municipal Permanente de 11 de Febrero de 1959  ratificada por el Pleno del 25 del mismo mes, y en vista de que la barriada estaba dotada de los servicios de agua, luz y alcantarillado, adoptaba un acuerdo que amparaba también a la segunda fase por el que se aprobaba un proyecto de parcelación de terrenos propiedad de los señores Salas Hermanos, denominados “Gomera” y “Pozo Nuevo” como ampliación de la anteriormente concedida a la Barriada Mallorca en atención al informe favorable emitido por el aparejador municipal, aceptando la cesión de calles de ambas parcelaciones como prolongación de las vías municipales.
  • Advertía que las fotografías publicadas se habían tomado en periodo de lluvias y estando la barriada en fase de obras ya que en ese momento se realizaba la pavimentación con riego asfáltico.
  • Concluía diciendo que en aquellas fechas no tenía vinculación alguna con el Ayuntamiento.

Sin embargo, en el próximo post detallaremos la respuesta de los vecinos que evidencian que estas notas enviadas por el alcalde no contradicen cuanto de ilegal denunciaban.

7 de Abril de 1975. Puntualizaciones del Alcalde de Camas , como apoderado de los señores Salas.

7 de Abril de 1975. Puntualizaciones del Alcalde de Camas , como apoderado de los señores Salas.

 

 

 

 

 

SOBRE INCOMPATIBILIDAD DEL ALCALDE

ARTÍCULO DE CÉSAR DEL ARCO DENUNCIANDO LAS IRREGULARIDADES DEL ALCALDE DE CAMAS EN LAS BARRIADAS MALLORCA Y MALLORQUINA

Manuel Benítez Salvatierra, bajo el pseudónimo de César del Arco, recogía, en un artículo del 1 de abril de 1975,  una denuncia ante el Ministerio de la Vivienda de José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban sobre dos barriadas que se habían vendido como suelo urbano y estaban sin urbanizar, analizando diversas circunstancias y cuyos datos nos había solicitado a los miembros del Equipo Corresponsal:

  • Las irregularidades urbanísticas en Camas.
  • La venta de terrenos sin urbanizar en Barriada Mallorca, cuyo suelo se dividió en parcelas sin que se dieran las condiciones para ser suelo urbano al carecer de toda clase de servicios.
  • La construcción en esa Barriada con total anarquía, aglomerándose viviendas unifamiliares con pisos e industrias.
  • La concesión de licencias de obras por el Ayuntamiento, sin la existencia de los servicios elementales.
  • Que el Alcalde de la localidad, Juan Lozano Meridiano, intervenía en la venta de los terrenos como apoderado de los propietarios de los mismos, señores Salas Garau.
  • Que en ese momento, con la aportación económica de la Diputación y las Contribuciones Especiales que se le pretendían cobrar a los vecinos y sin exigírselo a la propiedad,  intentaban abordar la urbanización.
  • Las mismas circunstancias se daban en la incipiente Barriada La Mallorquina (ver publicación del 21 de Abril de 1974)
  • Hasta aquí el resumen del escrito de denuncia. Sin embargo el periodista, de su pluma, y con la ley en la mano, dejaba constancia de las obligaciones que recogía la Ley de Régimen Local para con los Ayuntamientos,  con lo cual no hacía sino afirmar la tesis que avalaba la incompatibilidad  del alcalde.  Así mismo resumía lo que la Ley del Suelo indicaba en dos cuestiones fundamentales, que resumidas venían a decir:
  • Que no podía elevarse el coste del valor del suelo caprichosamente, cuando todavía no se había desembolsado por la propiedad el coste de las obras.
  • Que no se podía efectuar ninguna parcelación urbanística sin que previamente se hubiese aprobado un plan parcial de ordenación del sector.

Terminaba su artículo recomendando al Ministerio de la Vivienda velase en este asunto por los intereses públicos y que tomase las medidas oportunas obligando a los propietarios de la parcelación a la realización de las obras de urbanización

1 de Abril de 1975. Cabecera del Diario Pueblo

1 de Abril de 1975. Cabecera del Diario Pueblo

065-camas-construccion-de-dos-barriadas-sin-urbanizar-2-2-01-04-75

1 de Abril de 1975. Artículo de Cesar del Arco sobre las irregularidades de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

 

 

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

10 de Abril de 1974. Denuncia a la que se refiere el periodista y que fue presentada al Ministerio de la Vivienda por José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo denunciando la ilegalidad de las Barriadas Mallorca y Mallorquina.

17 de Junio de 1975. “Sobre incompatibilidades en la Alcaldía de Camas”. “800 vecinos piden al primer teniente de alcalde que las denuncie al gobernador civil”.

Más de 800 vecinos respaldaban con su firma un escrito dirigido al primer teniente de alcalde, para que, en virtud de lo que la Ley determinaba, diese cuenta al gobernador civil de la provincia de determinados hechos que, a juicio de los firmantes,  implicaban incompatibilidad con el ejercicio de las funciones del  actual alcalde.

El escrito incidía, en la calidad que ostentaba el alcalde de Camas, de ser representante de una entidad con intereses urbanísticos dentro del término municipal  especialmente en las Barriadas Mallorca y Mallorquina, lo que ha supuesto contravenir las disposiciones legales en materia urbanística.

Este mismo día, aparecía en la página de Opinión del Diario Sevilla un aclaratorio artículo sobre “Las incompatibilidades municipales”, firmado por César del Arco.

Así, señalaba una serie de supuestos que debían ser evitados como podían ser realizar servicios contratados, tomar parte en subastas para adjudicación de obras,  designar personal con determinado grado de consanguinidad, desempeñar cargos de dirección en empresas con intereses en el municipio, etc,

Tras explicar que en distintas ocasiones ha dejado constancia que la Ley debe ser respetada por todos, como medio de convivencia, aclaraba que el legislador no sólo trata de que alguien  no se aproveche de su situación de privilegio, sino que además obliga no solamente a ser bueno sino parecerlo. (De esta manera el mensaje que le enviaba a nuestro alcalde era muy claro)

Terminaba su exposición diciendo que “representar intereses particulares, dentro del término municipal, cuya corporación se preside, cuando esos intereses tienen relación con la administración pública, es un claro motivo de incompatibilidad”.

 

17 de Junio de 1975. “La incompatibilidad del Alcalde de Camas”. “Novecientos vecinos recurren al primer teniente de alcalde”.

Un grupo de vecinos de la localidad visitábamos al director del Diario Sevilla para hacerle entrega del escrito que habíamos redactado y  firmado por novecientos vecinos, dirigiéndose al primer teniente de alcalde, para, como decía la Ley diese cuenta de las denuncias aquí planteadas al Gobernador Civil de la provincia para que resolviese en justicia.

Camas.La incompatibilidad del Alcalde.17-06-75

23 de Mayo de 1975. ” Las incompatibilidades para ejercer el cargo de alcalde”. “El de Camas es apoderado de una empresa con intereses urbanísticos en el término municipal”.

Así es como César del Arco destacaba estos titulares para denunciar la incompatibilidad de Juan Lozano Meridiano, alcalde de Camas, por aquél entonces, y a su vez apoderado de los Sres. Salas Garau  propietarios de una parte importante de terrenos en Camas; terrenos que se vendían como urbanos,  formándose las barriadas “Mallorca” y “Mallorquina”, pero sin que éstas estuviesen urbanizadas y acondicionadas por los mallorquines Salas Garau, tal y como la ley exigía.

César del Arco (pseudónimo utilizado por Manuel Benítez Salvatierra) elaboró este magnífico trabajo con las debidas bases jurídicas.

 

 

20 de Marzo de 1975. “Las Ciudades Dormitorios”. Así titulaba el Diario Pueblo en su sección del Abejorro un artículo en el que hace referencia a las anomalías existentes en determinadas urbanizaciones de Camas en las que no existen calles, ni pavimentación y los servicios de alcantarillado se están montando al carecer de ellos.  Aludía a la vigilancia que sobre estas barriadas debía mantener la Delegación de la Vivienda para que no se construyan viviendas sin los más elementales servicios urbanísticos.

 

Recogemos seguidamente la denuncia de unos vecinos al Ministerio de la Vivienda por la ilegalidad de la Barriada Mallorca y La Mallorquina. ( las puntualizaciones del alcalde como apoderado de la venta de los terrenos, en cartas al director, y la contundente respuesta de los vecinos, fueron publicadas con fecha 7  y 16 de abril de 1975.)

1 de Abril de 1975. “Construcción de dos Barriadas sin Urbanizar”. Con este titular, Manuel Benítez Salvatierra, bajo el pseudónimo de César del Arco, recogía una denuncia ante el Ministerio de la Vivienda, de José Martín Cuesta, Antonio Vidal del Cerro y Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban sobre dos barriadas que se habían vendido como suelo urbano y estaban sin urbanizar, analizando diversas circunstancias y cuyos datos nos había solicitado a los miembros del Equipo Corresponsal:

  • Las irregularidades urbanísticas en Camas.
  • La venta de terrenos sin urbanizar en Barriada Mallorca, cuyo suelo se dividió en parcelas sin que se dieran las condiciones para ser suelo urbano al carecer de toda clase de servicios.
  • La construcción en esa Barriada con total anarquía, aglomerándose viviendas unifamiliares con pisos e industrias.
  • La concesión de licencias de obras por el Ayuntamiento, sin la existencia de los servicios elementales.
  • Que el Alcalde de la localidad, Juan Lozano Meridiano, intervenía en la venta de los terrenos como apoderado de los propietarios de los mismos, señores Salas Garau.
  • Que en ese momento, con la aportación económica de la Diputación y las Contribuciones Especiales que se le pretendían cobrar a los vecinos y sin exigírselo a la propiedad, pretendía abordar la urbanización.
  • Las mismas circunstancias se daban en la incipiente Barriada La Mallorquina ( ver publicación del 21 de Abril de 1974 )
  • Hasta aquí el resumen del escrito de denuncia. Sin embargo el periodista, de su pluma, y con la ley en la mano, dejaba constancia de las obligaciones que recogía la Ley de Régimen Local para con los Ayuntamientos. Así mismo resumía lo que la Ley del Suelo indicaba en dos cuestiones fundamentales, que resumidas venían a decir:
  • Que no podía elevarse el coste del valor del suelo caprichosamente , cuando todavía no se ha desembolsado por la propiedad el coste de las obras.
  • Que no se podía efectuar ninguna parcelación urbanística sin que previamente se haya aprobado un plan parcial de ordenación del sector.

Terminaba su artículo recomendando al Ministerio de la Vivienda velase en este asunto por los intereses públicos y que tomase las medidas oportunas obligando a los propietarios de la parcelación a la realización de las obras de urbanización.

Buscábamos dónde estaban los 10.000 m2 que se habían cedido al municipio por la inmobiliria-constructora de la Barriada “Parque de la Montaña” (Hiconsa) y sobre los que el alcalde había dicho al vecindario que se iba a contruir un grupo de E.G.B- de 16 unidades, pero  nadie sabía dónde estaban esos terrenos, llegando a decir el Secretario “que si no están en un sitio, estarán en otro”.

En este año se movilizaron los vecinos de los barracones, unos 200 se manifestaban ante el Ayuntamiento, en demanda de una solución a su gravísimo problema de vivienda,  según relatábamos el 14 de Mayo. Y qué consiguieron?. Pues que en vez de una ducha tuviesen dos y que en una habitación que se quedó vacía, les pusiesen un lavadero.. ¡¡¡¡¡¡Vergonzoso!!!!!!

El 19 de Abril de 1975 el director de la Radio y la Prensa del Movimiento Don Emilio Romero nombraba Director del Diario Sevilla a Don Manuel Benítez Salvatierra. Éste, que había hecho suyos los problemas de Camas, ya expuestos antes, lo continuó haciendo ahora desde este periódico.

Nosotros estábamos en ese momento denunciando la situación de incompatibilidad del Alcalde de Camas, Sr. Lozano Meridiano, porque resultaba que los Sres. Salas Garau (mallorquines) dueños de una parte importante de terrenos en la localidad, para vender como parcelas y crear las barriadas,  Mallorca y Mallorquina,  tienen como apoderado a este  alcalde  que era quien tenía que exigir que se  dotaran las mismas  de todos los servicios que la ley exigía y evidentemente no lo hizo. César del Arco elaboró un magnífico trabajo, con las debidas bases jurídicas, denunciando “Las incompatibilidades para ejercer el cargo de Alcalde”, que se publicó el 23 de Mayo e insistió en otro del 17 de Junio.

También publicó en su periódico de este mismo día el escrito,  que dirigido al primer Teniente de Alcalde elaboramos y firmaron 900 vecinos, referido a la ya mencionada incompatibilidad.

Continuando con la hilación de nuestras publicaciones, el 24 de Mayo, dábamos datos concretos de cómo parte de una calle de la Bda. Mallorca fue vendida como solar, ocurrido en 1965 y en la que intervino El Sr. Alcalde que  a la vez era el apoderado de los propietarios de los terrenos. Motivado por esta noticia, el alcalde utilizó su influencia ante la policía para que nuestro compañero José Martín Cuesta fuese detenido e interrogado y por supuesto puesto en libertad.

Días después, el 29 de Mayo, dábamos cuenta de la ilegalidad que cometía el Concejal Delegado de Obras en aquel entonces, Don Manuel González, asignando a dedo las obras de alcantarillado de la calle La Montaña, cuyos vecinos ya la habían pagado con un año de antelación sin que las obras concluyesen. Las tapas del alcantarillado las suministraba la empresa en la que él trabajaba.

Ese mismo día recogíamos una noticia sobre una denuncia de un vecino que escribía una carta lamentando la falta de atención recibida en la  urgencia sanitaria por el practicante de turno, ampliada con otra carta de otro lector del 19 de junio y la respuesta dada por el médico de guardia y el A.T.S. de aquel día, recogida en las páginas centrales.

El 3 de Junio hacíamos una reflexión sobre muchos concejales, algunos de los cuales llevaban más de un año sin asistir a las sesiones y al día siguiente 23 vecinos de Cañorronco Alto hacían ver a sus conciudadanos cómo desde 1973 esperaban la solución al entubamiento de las aguas fecales que discurrían al aire libre y elogiaban nuestro trabajo de denuncia sobre los problemas de nuestra localidad.

El 6 de Junio sacábamos a la luz pública la noticia que nos trasladaban 200 vecinos de El Cerrillo, La Hoyada y Surte Grande por la que nos enterábamos que el Ayuntamiento pretendía cobrar suplementos de sus contribuciones especiales queriendo cobrarles 4 veces más de lo que ya habían pagado. El escrito que les hicimos exponiendo estos hechos ante el Gobernandor Civil y la publicación de este artículo, motivó que el Ayuntamiento anulase estas contribuciones, tal como dábamos a conocer en lo publicado el 12 de Junio.

Al día siguiente, apoyados en el trabajo que le habíamos facilitado a la dirección del Diario Pueblo, periódico del Movimiento como ya dijimos, iniciamos la polémica desde nuestro Equipo Corresponsal y desde las páginas de El Correo de Andalucía sobre las flagrantes incompatibilidades del Alcalde, apoderado de los dueños de los terrenos de las Barridas Mallorca y Mallorquina sobre las que se consentían la inadmisible anarquía urbanística, sin cesión de terrenos para zonas verdes, autorización de obras sin licencia, concesión de licencias en terrenos no aptos para ellos y en esos momentos urbanizándose pero  no por los Sres. Salas Garau , claro está, sino por el municipio.

Se elaboró un escrito, por la vía reglamentaria, dirigido al primer teniente de alcalde, que fue apoyado por 900 vecinos y publicado en las páginas centrales del periódico el día 17.

Mientras tanto, ya estábamos preparando otro escrito pidiendo la dimisión del Alcalde en el que aducíamos tres argumentos fundamentales apoyando esta petición:

  • -su manifiesta incompatibilidad.
  • -su total incompetencia, describiendo hasta dieciocho hechos concretos.
  • -su falta de arraigo y convivencia.

Este escrito fue apoyado con la firma de 2.000 vecinos, registrados con su DNI y presentado en el registro de nuestro Ayuntamiento el 23 de Junio con el nº 2296, viendo la luz en las páginas centrales de El Correo de Andalucía el 24 de Junio. Conseguimos a la vez que se publicase en las páginas de Andalucia y en las de nacional del Diario Pueblo y en el diario ABC de Sevilla.

En la ordenación de documentos siguientes queremos  dejar constancia, para nuestra memoria histórica,  de lo  publicado por el Equipo Corresponsal en el año 1975.  Comentaremos un resumen del primer cuatrimestre de 1975 y seguidamente lo ampliaremos, como los de 1974, independientemente de poder visualizar  cada artículo publicado.

Fue aquél un año intenso en denuncias, en concienciación ciudadana, en movilizaciones, en recogida de firmas,  en escritos a los distintos estamentos, etc. etc..

En este año, artículo tras artículo, fuimos dejando al descubierto todas las mentiras de los gobernantes de Camas, con datos. Unos tras otros. Demostrando, en cada trabajo, sus acuerdos contradictorios, sus declaraciones, que  nada tenían que ver con la realidad acordada. Pueden valer entre otros muchos ejemplos  lo que dijimos sobre la inexistencia de la Asociación de Cabezas de Familia el 27 de Febrero de ese año, el del 18 de Abril y el 27 de Agosto. O el referido a las mentiras de la Plaza Porticada, sobre la que durante 4 años decían que se hacía, que ya estaba el proyecto, que los planos estaban redactados, que ya había llegado el dinero, que si salía a subasta, que la asignaban a un constructor, etc., hasta que desmontamos todas estas mentiras, dato a dato,  en aquel artículo del 1 de Marzo.

En  Abril, el 21, se daba a conocer la nueva Junta Directiva de la Peña Curro Romero en la que salió elegido presidente D. José Muñoz Cortina y pasando a ser Presidente perpetuo de honor el Sr. Fernández Pineda. Así mismo que en ese mismo acto hubo una convivencia entre aficionados taurinos de Francia y de nuestra localidad.

En aquél entonces  reforzamos nuestras críticas, ahora en La Voz del Guadalquivir (emisora del mismísimo Movimiento) todos los sábados de 5,30 a 6 de la tarde, estábamos en antena,  encontrando en Joaquín Arbide, responsable del programa una gran colaboración y apoyo, compartiendo con él momentos muy duros y difíciles.  En una de estas emisiones fue tanta la dureza (realidad) empleada hacia nuestros munícipes  que el Sr. Alcalde se personó ante la emisora en calle Aponte nº. 1 con el fin de entrevistarse con el Director Sr. Benítez Salvatierra. Al no encontrarse éste allí, el Sr. ALcalde no podía esperar y como  a este equipo de prensa y ahora de radio había que darle un escarmiento, amén de suprimirle el espacio radiofónico, tomó un avión y se fue a Madrid, al mísmo corazón de la emisora. Al Sr. Benítez Salvatierra  se le pidieron explicaciones desde Madrid, cosa que evidentemente no le gustó, porque como en el ejército, la jerarquía es la jerarquía y “quién se había creído que era el alcalde de Camas para personarse en Madrid  y mover hilos para que le pidieran información  a él como Director de lo que emitía desde la emisora de Sevilla” (estas fueron sus palabras).

A través de Joaquín Arbide, se nos pidió la transcripción de todo el programa, ya grabado, junto con todas las pruebas documentales. Fue uno de los momentos de mayor tensión junto con Joaquín  porque no sabíamos a dónde nos llevaría todo esto.

 Recordamos, que para que no nos eliminasen aquel programa, pues era viernes y se emitiria al día siguiente, hubimos de estar todos los miembros del equipo, más algún amigo voluntario,  escuchando, cada uno, un trozo de cinta (se hicieron copias) y transcribiéndola.  Concluido el trabajo lo presentamos en la emisora y su director, una vez comentada con Madrid, redacción y pruebas, dió vía libre para la emisón del programa. Y el Alcalde, no solo no logró que nos lo eliminasen, sino que a partir de ese momento se aumentó el tiempo a 1 hora y se consiguó que el Sr. Benítez Salvatierra  asumiera de lleno la problemática de Camas.

1975.La Crítica.Artículo de César del Arco.Propaganda para promocionar la escucha de nuestro programa en la Voz del Guadalquivir.

1975.La Crítica.Artículo de César del Arco.Propaganda para promocionar la escucha de nuestro programa en la Voz del Guadalquivir.

César del Arco, pseudónimo del Sr. Benítez Salvatierra, director también del Diario Pueblo (ambos medios del Movimiento), hizo suyas nuestras denuncias sobre las Barriadas Mallorca y La Mallorquina, aportando de su pluma las ilegalidades de esas barriadas, dando pie a la polémica con la Alcaldía que salió a defenderse con profusión de datos, pretendiendo hacer ver que todo era correcto pero que tras nuestra respuesta aportando pruebas contundentes, quedó demostrado que los hechos denunciados ante el Ministerio De la Vivienda, dejaban al descubierto la estafa que se estaba cometiendo de vender por parcelas, terrenos sin urbanizar a precio de suelo urbano, exigiendo a los vecinos el pago de contribuciones especiales para acondicionar este suelo, o en algunos casos del presupuesto del Ayuntamiento, en vez de exigirlo a sus poderdantes que se lo embolsaron todo.

Pese a que estos artículos del diario Pueblo no corresponden a nuestros escritos, vamos también a incluirlos debido a que fuimos los mediadores del trabajo facilitando todo el material para su elaboración.

Se profundizó en la situación insólita que surgía en la Bda. de Don Benito, de la que aportamos datos desde que en 1940 fue adquirida por el Ayuntamiento para con posterioridad enajenarla a dos únicos compradores quienes tambén hicieron su agosto vendiendo a precio de oro parcelas sin urbanizar. La misma historia que las anteriores. Y en la que hubo un propietario al que parte de su propiedad había sido ocupada al construirse el colegio Raimundo Lulio.