Posts etiquetados ‘Cañorronco Alto’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (7.1)

Continúa la transformación social en 1977.

Este año, políticamente, se distinguió por la promulgación de la Ley de Reforma Política el 4 de Enero de 1977 y como consecuencia de ello la celebración de las primeras elecciones democráticas el 15 de Junio de 1977.

Y en  nuestra localidad los vecinos continuábamos reivindicando nuestros derechos y denunciando las ilegalidades.

Los de Cañorronco Alto remitían diversos escritos alertando sobre la insalubridad en la que vivían, con carencias de alcantarillado, cuyas aguas fecales vertían detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos a la Casa Real y al Jefe de Sanidad y que pese a estar aprobada su resolución, al cabo de 4 años todo seguía igual.

De nuevo los alumnos del Instituto Tartessos apoyaban las reivindicaciones de los PNN y exigían el derecho a recibir sus clases.

400 vecinos del Barrio de Santa Cruz se manifestaban pidiendo el cambio de concesionario en la empresa de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

También, en otro momento,  la Asociación de Vecinos de esta barriada dirigía escrito a la Alcaldía y al Gobierno Civil porque sus calles llevaban más de un año levantadas para pavimentar y exigían el cumplimiento de los acuerdos que, por segunda vez y a través de la vía de urgencia, se habían tomado para seguir con las obras (hacía ya siete meses pero todo continuaba igual).

En similar situación se encontraban los vecinos de la calle Gómez de la Lama, quienes seguían con su calle sin pavimentar a pesar de que también, por vía de urgencia, se había tomado el acuerdo de actuar para su arreglo, hacía ya más de dos años. Insistían con escritos, movilizaciones y reuniones con los responsables municipales.

Medio centenar de pensionistas se reunieron en la sede de la Asociación de Vecinos al objeto de iniciar los trámites oportunos para la construcción de un Club-Hogar del Pensionista que pudiese aglutinar a los más de 1.300 jubilados que existían en la localidad. Esta movilización originaba que una comisión se reuniese con la alcaldía y plantease la petición de terrenos para tal fin. El Ayuntamiento los desvió al Servicio de Asistencia al Pensionista donde les confirmaban que poseían un solar anexo al ambulatorio de 400 m2.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes mediante escrito reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que se regulasen sus ilegalidades y el propietario de los terrenos redactara los proyectos al igual que se había exigido en la barriada de Don Benito.

33 familias de El Barrio El Chato, de las 110 que había originariamente, no estaban dispuestos a doblegarse a las exigencias de O.P., que pretendía su desalojo.

En este año se produjo el procesamiento del Alcalde de Camas por las falsas acusaciones a unos vecinos producidas en su despacho, debido a una manifestación de las barriadas de Olivar Viejo, Estacada de la Cruz, Camino de Guía, Arboledilla, Santa Rosa y La Extremeña.

Los vecinos de Coca de la Piñera se unían pretendiendo construir un nuevo ambulatorio ante la carencia sanitaria, en un barrio de los más populosos en esa época, que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con la carretera a Castilleja de Guzmán 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la Barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Los vecinos entendían que este accidente se podría haber evitado, si el paso subterráneo en forma de “U” que se había hecho a esa altura estuviese en condiciones de uso, encontrándose sin luz (con la inseguridad que esto conllevaba) lleno de escombros y a veces inundado, sin asfalto en sus accesos, por lo que todo esto lo hacía prácticamente inutilizable.

En definitiva, los vecinos continuaban con sus movilizaciones ante las instituciones.

 

Anuncios

EL MOVIMIENTO CIUDADANO(5-1)

ACCIONES CIUDADANAS EN EL AÑO 1975

Conforme avanzaba el tiempo, en 1975 aumentaba la toma de conciencia ciudadana:

A finales del mes de Enero se denunciaba la carencia de Instalaciones deportivas y a finales de Marzo de nuevo se dejaban al descubierto las mentiras sobre la Asociación de Cabezas de Familia.

Buscábamos dónde estaban los 10.000 m2 que se habían cedido al municipio por la inmobiliria-constructora de la Barriada “Parque de la Montaña” (Hiconsa), y sobre los que el alcalde había manifestado que se crearía un grupo escolar.

11 familias de la Casa Paredes, (calle Ramón de Galíndez) son desahuciadas por el Ministerio de Obras Públicas para la construcción de la autovía. Los vecinos crean una cooperativa encaminada a la búsqueda de soluciones para sus problemas, manteniendo distintas reuniones con las autoridades locales y provinciales. (publicado el 12 de Abril)

72 vecinos de la Barriada Mallorca (publicación del 16 de Abril), rebatían al Alcalde de la localidad las puntualizaciones que éste había hecho sobre denuncias efectuadas por los vecinos a la Delegación del Ministerio de la Vivienda.

Unos 200 vecinos de los barracones, en este año, se manifestaban ante el Ayuntamiento, en demanda de una solución a su gravísimo problema de vivienda, según relatábamos el 14 de Mayo.  Y días después, el 19 se dirigían al Gobernador Civil requiriendo su intervención, que, con otro escrito, le reiteraban el día 31.

El Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía estaba en ese momento denunciando la situación de incompatibilidad del Alcalde de Camas, Sr. Lozano Meridiano.

900 vecinos se dirigían al primer teniente de alcalde exigiéndole el cumplimiento de sus funciones para que denunciase ante el Gobierno Civil la situación de incompatibilidad del alcalde,  publicado en las páginas centrales del periódico el día 17, como dábamos a conocer en lo publicado el 12 de Junio, porque resultaba que los Sres. Salas Garau eran dueños de una parte importante de terrenos en la localidad, que vendían como parcelas y así crearon  las barriadas, Mallorca y Mallorquina, teniendo como apoderado al entonces alcalde que era como primera autoridad local quien tenía que exigir que se dotaran las mismas barriadas de todos los servicios que la ley determinaba, y evidentemente no lo hizo.

César del Arco elaboró un magnífico trabajo, con las debidas bases jurídicas, denunciando “Las incompatibilidades para ejercer el cargo de Alcalde”, que se publicó el 23 de Mayo e insistió en otro del 17 de Junio.

El 24 de Mayo, se daban datos concretos de cómo parte de una calle de la Bda. Mallorca fue revertida a sus propietarios que la vendieron como solar, hecho ocurrido en 1965 y en la que intervino directamente El Sr. Alcalde en beneficio de sus poderdantes.

También en ese momento, los vecinos de la calle La Montaña,  el 29 de Mayo, daban cuenta de la ilegalidad que cometía el Concejal Delegado de Obras en aquel entonces, asignando “a dedo” las obras de alcantarillado, cuyas tapas de alcantarilla las suministraba la empresa en la que él trabajaba.

Hacía un año que los vecinos habían pagado dichas obras y aún no estaban concluidas.

Ese mismo día un vecino  escribía una carta lamentando la falta de atención recibida en la urgencia sanitaria por el practicante de turno, ampliada con otra carta de otro lector del 19 de junio.

El 3 de Junio los vecinos planteaban una reflexión sobre muchos concejales, algunos de los cuales llevaban más de un año sin asistir a las sesiones y al día siguiente 23 vecinos de Cañorronco Alto hacían ver a sus conciudadanos cómo desde 1973 esperaban la solución al entubamiento de las aguas fecales que discurrían al aire libre.

El 6 de Junio 200 vecinos de El Cerrillo, La Hoyada y Suerte Grande sacaban a la luz pública las 400 notificaciones por la que nos enterábamos que el Ayuntamiento pretendía cobrar suplementos de sus contribuciones especiales queriendo cobrarles 4 veces más de lo que ya habían pagado.

El escrito que les hicimos exponiendo estos hechos ante el Gobernador Civil y la publicación del artículo en prensa motivó que el Ayuntamiento anulase estas contribuciones.

2.000 vecinos, en plena dictadura, se dirigían al alcalde solicitando su dimisión. el 24 de Junio.

Se estaban urbanizando los terrenos de las Barridas Mallorca y Mallorquina, pero no por los Sres. Salas Garau (a quienes les correspondía) sino claro está, por el municipio. A estas barriadas se les consentían la inadmisible anarquía urbanística, sin cesión de terrenos para zonas verdes, autorización de obras sin licencia, concesión de licencias en terrenos no aptos para ellos, etc. etc.

Estos hechos motivaron que otro número de vecinos se atreviesen a denunciar a la alcaldía por fraude y falsedad. El 14 de Agosto dábamos a conocer, en las páginas centrales del periódico, que el Juzgado nº 3 de Sevilla había admitido a trámite una querella criminal contra Don Juan Lozano Meridiano, alcalde de Camas, por fraude y falsedad. La querella había sido presentada por un grupo de vecinos que nos sentíamos perjudicados en nuestros intereses, en el municipio. Los firmantes de la querella fueron José Martín Cuesta, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuel Cabezas Cabello, José Domingo Ruiz Florencio, Antonio Oria Peralías, Antonio Real Benavides, Antonio Naranjo Ortega y Antonio Martín Espinosa.

A primeros del mes de Agosto, se presentaba otro escrito, avalado por 1,400 firmas, dirigido al Sr. Alcalde en el que se indicaban las deficiencias del ambulatorio “Conchita Márquez” no sólo ya en cuanto a insuficiencia física sino también en adelantos técnicos. De este escrito se remitió copia a la Jefatura Provincial de Sanidad de Sevilla.

El mismo viernes de  feria, en el mes de Setiembre,  en las páginas centrales los miembros del equipo corresponsal dirigíamos una “Carta abierta al alcalde de Camas”.

Este año se iniciaba la lucha de los vecinos del Barrio  el Chato que, con pundonor, ahínco y tesón, durante un amplio período, al menos 3 años, hubieron de realizar denuncias al Gobernador, contratar a un equipo de arquitectos y abogados que emitiesen informes sobre la situación de su barrio, escritos diversos a las autoridades locales, paralizar varias veces las obras de la autovía, concentraciones y manifestaciones, etc.

El último día del mes de Setiembre resurgía un grupo de jóvenes, “La Incubadora”, que organizaba la primera semana cultural, en las que entre otros actos hubo teatro, una exposición del pintor Amalio y un recital del grupo poético “Gallo de Vidrio”.

Con gran sorpresa se recibía la noticia del sobreseimiento de la denuncia que le habíamos interpuesto al Alcalde por incompatibilidad, firmada por 900 vecinos y que un pequeño grupo formalizó jurídicamente. Esto era publicado en las páginas centrales el 17 de Diciembre y el mismo 21 ya se publicaba el recurso que David Barata García, José Martín Cuesta, Francisca Fernández Florencio, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuela Vargas Valencia, Manuel Santos Muñoz, María del Carmen Palomar García, Rafael Rueda Álvarez y Antonio Oria Peralías, efectuaban ante el Excmo. Sr. Ministro de Gobernación.

Fue éste un año de cambios en el que en el mes de octubre el Gobierno aprueba la Ley de Amnistía, que incluía la de los presos políticos; el 9 de Abril, Sábado Santo Rojo, Suárez proclama la desaparición del Partido Único (el Movimiento Nacional) y la legalización del Partido Comunista; el 28 de Abril se legalizan los Sindicatos, los partidos políticos ya estan en marcha y el 13 de Mayo llega La Pasionaria, Dolores Ibárruri, desde Rusia. Es poco el tiempo que quedaba para la organización de los partidos políticos ya que el 15 de Junio de ese año se celebraban las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Unas elecciones para elegir los diputados y senadores a  Cortes  que prepararían la Constitución por la que hoy nos regimos, después de 36 años.

Era evidente que también en nuestra localidad cada cual comenzaba a agruparse políticamente, se constituían asociaciones de vecinos u otras agrupaciones a la vista de la incipiente democracia. Se producía un cambio social acorde con las nuevas circunstancias y aparecían en la vida pública personas y entidades hasta el momento inexistentes.

Nosotros, tras escuchar y analizar distintas opciones de izquierda,  también acabamos organizándonos políticamente, mientras continuábamos denunciando públicamente, como hasta ahora lo habíamos hecho, las irregularidades e ilegalidades existentes en nuestro pueblo.

Comenzamos este año publicando un resumen de los acontecimientos vividos por los vecinos de Cañorronco Alto, alertando sobre la insalubridad en la que vivían, motivado por la carencia  de alcantarillado, teniendo que verter sus excrementos detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos al Jefe de Sanidad local   y a S.M. la Reina Dª. Sofía  y que pese a estar aprobada  la canalización del alcantarillado, al cabo de 4 años, todo seguía igual.

La agresión a un miembro de nuestro equipo corresponsal  por un  Teniente Alcalde era la publicación que seguía a esta anterior.

Nos hacíamos eco del plante de los alumnos del Instituto Tartessos apoyando las  reivindicaciones de los PNN y reivindicando el derecho a recibir sus clases.

También  de la preocupación existente entre los padres de la Guardería Laboral, ya que al carecer de subvenciones se encontraban en una difícil situación económica,  así como de la manifestación de 400 vecinos del Barrio de Santa Cruz pidiendo el cambio de concesionario a otra empresa  de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes  mediante escritos reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que solucionaran sus ilegalidades y que se le exigiese al propietario de los terrenos  la elaboración del proyecto al igual que se le había exigido en  la barriada de Don Benito.

En Nueva Andalucía se narraba cómo los militantes del entonces PSA, tras las  primeras elecciones democráticas (celebradas el 16 de Junio de 1977),  hacían limpieza de la cartelería  del partido con el que habían concurrido en coalición y pidiendo a los demás partidos que hiciesen lo mismo con objeto de que las paredes de todos los pueblos quedasen limpias una vez cumplido el objetivo de propaganda. También se daban a conocer las amenazas telefónicas que recibieron esa misma madrugada, tras el recuento electoral, poniéndose la pertinente denuncia ante la Guardia Civil que posteriormente pasó al juzgado

El Diario ABC relataba que los vecinos de Coca de la Piñera ante la carencia sanitaria pretendían construir un nuevo ambulatorio, en un barrio que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y  ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación vecinal.

En el mes de Julio se celebraba la vista del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde por las acusaciones que éste les hizo de “agitadores profesionales“, presentándolos así ante la Guardia Civil, con la clara intención de que fuesen detenidos. Este hecho se producía en el despacho de la alcaldía donde ellos acudieron  como representantes de la Barriada Olivar Viejo en una manifestación que se celebraba el 26 de Setiembre con motivo del desbordamiento del colector en la calle Ramón de Galíndez y que afectó a varias barriadas.

Se detalla en una publicación posterior el juicio al alcalde, al que asistieron los testigos, incluido el Capitán  de la Guardia Civil, presente en la reunión en la que ocurrieron los hechos, que iba al mando de las fuerzas que tomaron la plaza del pueblo, junto con la policía antidisturbios, y que declaró en contra del alcalde, manteniendo la verdad de lo acontecido.  (algo empezaba a cambiar en este país). Ante la expectativa que levantó este juicio muchos vecinos acudieron a las puertas del Juzgado nº 1 de los de Sevilla, lugar donde se celebró esta causa contra el alcalde de Camas.

En Nueva Andalucía publicábamos que los vecinos del Barrio de Santa Cruz planteaban una denuncia al Gobernador  Civil indicándole que las autoridades municipales habían aprobado, con carácter urgente,  en enero, las obras de pavimentación de su barriada y que se encontraban en el mes de julio y todo seguía igual.

A finales de este mismo mes se publicaban  las gestiones que los pensionistas hacían para  intentar obtener unos terrenos donde poder construir un Hogar del Pensionista que aglutinase a los 1.300 existentes en ese momento en la localidad, consiguiendo que el Ayuntamiento ofertara al Servicio de Asistencia al Pensionista (Delegación Provincial de Asuntos Sociales) un solar de 400 m2. anexo al ambulatorio.

Días después, a finales del mes de Julio, eran los vecinos de la calle Gómez de la Lama los que de nuevo, al igual que hicieron los vecinos del Barrio de Santa Cruz, remitían escrito al Ayuntamiento en el que le recordaban el historial de acuerdos y promesas que databa desde Febrero de 1975 y aunque a principios de este año les confirmaron que con  el buen tiempo se realizarían las obras de la pavimentación de la calle, ésta seguía intransitable pese a estar en pleno verano.

En el mes de Setiembre desde Nueva Andalucía se hacía un resumen de lo acaecido con la Barriada El Chato en la que  tras tres años de conflicto aún quedaban 33 familias en desacuerdo con las soluciones que se les aportaba pues estas familias que quedaban creían que la mayor parte de la responsabilidad era de Obras Publicas que decidió  realizar la construcción de la autovía Sevilla-Gijón sin las pertinentes pruebas de los terrenos de su barriada.

En el mes de Octubre publicábamos el procesamiento del alcalde, al haber ganado el juicio contra él el matrimonio Sánchez-Barbudo, miembros de este equipo corresponsal.

Esta noticia aparecía en varios medios de difusión y en Nueva Andalucía se recogía tanto en portada, con foto incluida del mismo alcalde, como en sus páginas de interior donde se relataba profusamente el acontecimiento. (los jueces habían procesado a un alcalde de la dictadura)

Tal noticia fue recogida también por el diario ABC, en su página dedicada a la Sección de Tribunales.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán dejamos recogido que unos 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Este accidente ocurría de alguna manera porque el paso subterráneo que se había hecho a esa altura estaba prácticamente inutilizado ya que no había asfalto en sus accesos, carecía de luz, se inundaba y se encontraba cubierto de escombros lo que le hacía impracticable.

Una vez más se hacía un relato exhaustivo de la ilegalidad de la barriada La Mallorquina que al cabo de los años y pese a tantas denuncias seguía sin su necesario proyecto de urbanización, con tapias sin derribar a lo largo de la calle Santa María de Gracia. Es más el alcalde, representante de los propietarios de los terrenos tuvo la ocurrencia,  al objeto de ahorrarle gastos a sus poderdantes, de ofrecer esos terrenos  en setiembre de 1968 para el montaje de la feria del pueblo, con lo cual los gastos saldrían de las arcas municipales. En Diciembre el Ayuntamiento aprobaba un plan de parcelación (sin el preceptivo Plan de Ordenación), lo que motivó la suspensión de las actuaciones urbanísticas por parte de la Delegación del Ministerio de la Vivienda. En Octubre de 1977 narrábamos estas circunstancias y que  todo seguía bajo promesas de presentarse el exigido Plan de Ordenación.

Finalmente acabábamos el año resumiendo el caos urbanístico de varias de barriadas:

Las de las barriadas La Arboledilla y la Extremeña, relatando las actuaciones  de los vecinos en los años anteriores reivindicando se legalizasen sus barriadas y reclamasen a los propietarios de los terrenos las obras.

Una nueva referencia  a la calle Gómez de la Lama que tras varios años de suplicio, seguía impraticable.

O la referencia a Cañorronco Alto que seguía sin agua y, con los riesgos consiguientes de infecciones, debido a la falta de alcantarillado.

 

 

 

 

 

25 de Agosto de 1976. “Manifestación de 500 vecinos”.  En Nueva Andalucía, el nuevo diario vespertino, recogíamos la manifestación de estos vecinos ante la Casa Consistorial para hacer patente su respuesta ante la actitud antidemocrática del primer Teniente de Alcalde, quien al ser requerido por el Ingeniero de Obras Públicas don Pedro González para manifestarle el nuevo problema planteado por el corte de acceso al barrio debido a la ejecución de las obras de la autovía y la colocación de un paso provisional, aquel le contestó “no voy porque me van a comer. Lo que puedo hacer es llamar a la Guardia Civil”.

Las mujeres habían paralizado las obras y, tras el diálogo con el  Ingeniero, en las oficinas instaladas a pie de obras,  consiguieron que en 24 horas el acceso fuese arreglado con un firme de hormigón.

Este había sido el principal motivo que había llevado a los vecinos a manifestarse ante las puertas del Ayuntamiento a los que, por solidaridad, se les habían unido los vecinos de las Barriadas de Santa Rosa, Cañorronco Alto, La Extremeña y Camino de Guía que también expusieron sus problemas  a través de los portavoces de los vecinos de estos barrios, que formaron tres comisiones distintas y aprovecharon ya para relatarles los problemas de la localidad en cuanto a la limpieza, la higiene, la carencia de instalaciones deportivas y piscina, etc

Por nuestra parte reflexionábamos el porqué el Ayuntamiento se negaba a solucionar la acometida de red de alcantarillado de Cañorronco Alto, por falta de dinero, cuando tenía inmovilizado en una cuenta y cobrando intereses la suma nada despreciable de doce millones de pesetas  que era el costo del solar adquirido de  “Barea”.

3 de Junio de 1975. “Hay concejales que no asisten a los cabildos desde hace más de un año”

Era público y notorio que había en nuestro Ayuntamiento concejales que no veían la sala de sesiones  desde hacía más de un año. Otros algo menos y algunos de los que asistían  lo hacían cuando sus ocupaciones se lo permitían. Nosotros preguntábamos a quien representaban estos señores.

El hecho de que el cargo fuese obligatorio en ningún caso podría justificar esta actuación  negligente eludiendo la responsabilidad adquirida al aceptar la representación.

4 de Junio de 1975. “Carta al director de El Correo de Andalucía firmada por vecinos de Cañorronco Alto”

23 vecinos de Cañorronco Alto se dirigían al director adhiriéndose  y solidarizándose con nuestro  equipo corresponsal por la acertada forma de informar sobre los problemas que nos afectaban a todos y para denunciar de nuevo la situación de abandono en la que se encontraban.

Principalmente, venían padeciendo la falta de alcantarillado. Los desechos se canalizaban  a ras de tierra, con las consecuencias higiénico-sanitarias para los vecinos.

Desde 1973 esperaban los vecinos de este barrio que se les solucionase su situación y por eso nosotros terminábamos preguntando ¿cuándo podrán estas personas vivir como se merecen?