Posts etiquetados ‘Calle Ramón de Galíndez’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (6.1)

ACCIONES CIUDADANAS EN EL AÑO 1976

Se hacía cada vez más patente el compromiso de los habitantes de Camas.

Es precisamente en este año de 1976 cuando más manifestaciones, demandas  y denuncias se realizan por los vecinos:

Los equipos corresponsales de El Correo de Andalucía éramos nombrados sevillanos del año, por Radio Sevilla de la cadena SER, como reconocimiento a nuestro compromiso y denuncias sobre los problemas de nuestra localidad.

Unos 300 vecinos de la zona de Ramón de Galíndez y sus barriadas adyacentes, se manifestaban ante el Ayuntamiento por las inundaciones, cortaban la carretera y elevaban a las autoridades escritos de denuncias.

Unos 200 vecinos se manifestaban ante el Ayuntamiento reclamando la atención a los problemas de sus barrios relacionados con la construcción de la autovía, el de La Extremeña-Camino de Guía, que exigían un paso elevado para acceder a sus barriadas y los vecinos de el barrio El Chato que reclamaba indemnizaciones y nuevas viviendas por el resquebrajamiento de las suyas, paralizaron las obras, se manifestaron y cortaron la carretera, expresando sus quejas y exigiendo soluciones mediante sendos escritos a las autoridades competentes.

A las pocas fechas se unían otras dos barriadas, Santa Rosa y La Arboledilla que conjuntamente presentaban su reclamación al Ayuntamiento, al Gobierno Civil, al Colegio de Ingenieros de Caminos y al Ingeniero Director de la VIII Jefatura Regional de Carreteras.

Este problema se mantuvo vivo durante todo el año y nos llevó más de 20 publicaciones en la prensa con paralizaciones de obras, cortes de carretera, la primera por 50 mujeres,  con posterioridad fueron 70, diversas manifestaciones y concentraciones públicas, visitas a instituciones y todo tipo de denuncias.

Afortunadamente se iba perdiendo el miedo, creciendo la conciencia del compromiso, la participación y la justicia y fuimos partícipes en la creación de una Asociación de Vecinos, Cal y Barro, mediante la que se intentó canalizar todas las reivindicaciones, convirtiéndose en la voz y representante de las exigencias de la vecindad. En la misma estaban representados, prácticamente, todos los barrios de la localidad.

En el caminar hacia a la concienciación y participación popular organizamos un recital a Carlos Cano en el antiguo Cine Córdoba, que constituyó un auténtico éxito artístico y de público. La presencia de miembros de la Guardia Civil y de la Policía Municipal, no amedrentó a la población que llenó el local en su totalidad, incluidos los accesos a los asientos. El acto terminó con todo el público en pie gritando: ¡¡¡LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD¡¡¡.

En esos días, Saborido y Acosta fueron puestos en libertad, después de haber estado encarcelados por el proceso 1.001 y Alejandro Rojas Marcos, llegó a Sevilla de vuelta por su destierro político. Todos ellos estuvieron presentes en el acto.

23 vecinos de Caño Ronco Alto se solidarizaban mediante una carta al director con la labor del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía y volvían a denunciar sus carencias.

Dada la intransitabilidad de la calle Gómez de la Lama, distante a pocos metros del Ayuntamiento, que había sido entregada por sus propietarios al municipio hacía 30 años y aún estaba sin pavimentar, la totalidad de sus vecinos emprendían acciones exigiendo su solución.

Así mismo hubo un plante en una empresa del metal y la convocatoria de una asamblea de los trabajadores de la Agrupación del Metal de Camas en la exigencia de sus derechos, aunque en otro momento se prohibía la Asamblea de Metalúrgicos que se iba a llevar a cabo en el campo de deportes de Camas, interviniendo, durante varias horas,  las fuerzas del orden público, tomando las calles y los accesos al lugar previsto para la celebración de la asamblea.

Un paro técnico lo realizaban los alumnos/as del Instituto Tartessos.

236 vecinos de la Barriada Mallorca se negaban a pagar las Contribuciones Especiales que les habían impuesto y otros 200 con posterioridad recurrían ante los tribunales,

El Colegio de Arquitectos denunciaba el Plan de Ordenación Urbana de Camas, recién aprobado” porque no se adaptaba a la legislación entonces vigente,

El Presidente del Colegio de Arquitectos, D. José Barrionuevo Ferrer, impugnaba también el Plan Parcial de Ordenación Urbana de “Torreguía”, por incumplimiento de la Ley de Reforma de la Ley del Suelo y del Plan Gral. de Ordenación Urbana de Camas,

Los vecinos del Barrio de Santa Cruz se manifestaban exigiendo sus derechos, negándose a atender la cuantía exigida por el Ayuntamiento por la nueva pavimentación, ya que según manifestaban era peor que la existente, considerando los precios abusivos. Esta actitud motivó que “la Alcaldía interviniese las cuentas corrientes de los vecinos de ese barrio obrero”.

Otro fraude urbanístico era denunciado por todos los vecinos de otra barriada. Esta vez referido a la Barriada “Olivar Viejo” la cual tras once años de existencia seguía sin los más elementales servicios de luz pública, acerado y pavimentación los cuales no habían sido exigidos por las autoridades a los propietarios de la urbanización, tal como en aquellas fechas determinaba la Ley del Suelo.

Al igual que ocurriese con la Barriada Mallorca, también, con nuestros votos en contra, el primer ayuntamiento democrático embargó las cuentas a los vecinos que se negaban a pagar las contribuciones especiales que durante tantos años defendieron para que fuese pagado por los propietarios de los terrenos. Los vecinos recurrieron estos embargos. consiguiendo que fuesen cancelados.

En pleno mes de Agosto los vecinos de varias barriadas Saladilla Alta, Arboledilla, Santa Rosa, Camino de Guía y Cañorronco, se manifestaban en número de unos 500. Lo hacían por las anomalías que estaban provocando las obras de construcción de la autovía Sevilla-Gijón, que causaron el resquebrajamiento de las viviendas del “Barrio del Chato” o el aislamiento de los servicios más necesarios de la ciudad con estas barriadas.

Y unos vecinos habían tenido la iniciativa de crearUna Guardería Laboral en Camas, la cual sería autogestionada totalmente por la Asociación de Padres de Familia y por las maestras guardadoras, dando cabida a más de un centenar de niños, hijos de madres trabajadoras preferentemente.

Nacía la Asociación de Mujeres dando a conocer su constitución, aunque sin local por carecer de recursos económicos habiendo conseguido celebrar sus reuniones en un salón del Ayuntamiento.

Un medio de denuncia más, el semanario El Torneo se hacía eco de la problemática de nuestra localidad.

En otro momento los vecinos de la barriada de don Benito dejaban constancia de su ilegalidad.

Casi 300 vecinos de las Barriadas de El Cerrillo. La Hoyada y Suerte Grande recibieron el fallo favorable del Tribunal Económico Administrativo, por el que anulaba las liquidaciones practicadas por el Ayuntamiento

Dos mil vecinos se dirigieron desde La Pañoleta hasta el Ayuntamiento,  siendo vigilados de cerca por miembros de la Guardia Civil durante todo el recorrido, para reivindicar medidas que mejorasen su situación ante los riesgos (el día anterior había causado la muerte de una vecina de la barriada) que suponía la construcción de la nueva autovía.

Unos 40 vecinos del Parque Residencial “La Montaña”, llevaban exigiendo durante 7 meses la resolución de las deficiencias en la red de alcantarillado y la solución a los problemas de ilegalidad de dicha barriada, entre ellas denunciaban la concesión de licencias de obras, sin que el Ayuntamiento exigiese a la promotora el cumplimiento sobre la urbanización y desarrollo de los planes de urbanización y ordenación, concediéndose licencias de obras para la construcción de más viviendas de las permitidas por ley y el incumplimiento en cuanto a los requisitos relativos a las calles, saneamiento, luz, zonas verdes, edificios comunitarios, etc.

Los vecinos de  la Barriada U.V.A. también querían saber además cómo se administraban los fondos de la barriada e incluso conocer las cuentas al menos 1 vez al año, además de otras preocupaciones que tenían sobre la misma,

Debido a la denuncia de varios vecinos, en este año, y debido a la querella por fraude y falsedad en documento público contra el Alcalde de Camas, éste tuvo que prestar declaración ante el juez de 1ª instancia

 

EL MOVIMIENTO CIUDADANO(5-1)

ACCIONES CIUDADANAS EN EL AÑO 1975

Conforme avanzaba el tiempo, en 1975 aumentaba la toma de conciencia ciudadana:

A finales del mes de Enero se denunciaba la carencia de Instalaciones deportivas y a finales de Marzo de nuevo se dejaban al descubierto las mentiras sobre la Asociación de Cabezas de Familia.

Buscábamos dónde estaban los 10.000 m2 que se habían cedido al municipio por la inmobiliria-constructora de la Barriada “Parque de la Montaña” (Hiconsa), y sobre los que el alcalde había manifestado que se crearía un grupo escolar.

11 familias de la Casa Paredes, (calle Ramón de Galíndez) son desahuciadas por el Ministerio de Obras Públicas para la construcción de la autovía. Los vecinos crean una cooperativa encaminada a la búsqueda de soluciones para sus problemas, manteniendo distintas reuniones con las autoridades locales y provinciales. (publicado el 12 de Abril)

72 vecinos de la Barriada Mallorca (publicación del 16 de Abril), rebatían al Alcalde de la localidad las puntualizaciones que éste había hecho sobre denuncias efectuadas por los vecinos a la Delegación del Ministerio de la Vivienda.

Unos 200 vecinos de los barracones, en este año, se manifestaban ante el Ayuntamiento, en demanda de una solución a su gravísimo problema de vivienda, según relatábamos el 14 de Mayo.  Y días después, el 19 se dirigían al Gobernador Civil requiriendo su intervención, que, con otro escrito, le reiteraban el día 31.

El Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía estaba en ese momento denunciando la situación de incompatibilidad del Alcalde de Camas, Sr. Lozano Meridiano.

900 vecinos se dirigían al primer teniente de alcalde exigiéndole el cumplimiento de sus funciones para que denunciase ante el Gobierno Civil la situación de incompatibilidad del alcalde,  publicado en las páginas centrales del periódico el día 17, como dábamos a conocer en lo publicado el 12 de Junio, porque resultaba que los Sres. Salas Garau eran dueños de una parte importante de terrenos en la localidad, que vendían como parcelas y así crearon  las barriadas, Mallorca y Mallorquina, teniendo como apoderado al entonces alcalde que era como primera autoridad local quien tenía que exigir que se dotaran las mismas barriadas de todos los servicios que la ley determinaba, y evidentemente no lo hizo.

César del Arco elaboró un magnífico trabajo, con las debidas bases jurídicas, denunciando “Las incompatibilidades para ejercer el cargo de Alcalde”, que se publicó el 23 de Mayo e insistió en otro del 17 de Junio.

El 24 de Mayo, se daban datos concretos de cómo parte de una calle de la Bda. Mallorca fue revertida a sus propietarios que la vendieron como solar, hecho ocurrido en 1965 y en la que intervino directamente El Sr. Alcalde en beneficio de sus poderdantes.

También en ese momento, los vecinos de la calle La Montaña,  el 29 de Mayo, daban cuenta de la ilegalidad que cometía el Concejal Delegado de Obras en aquel entonces, asignando “a dedo” las obras de alcantarillado, cuyas tapas de alcantarilla las suministraba la empresa en la que él trabajaba.

Hacía un año que los vecinos habían pagado dichas obras y aún no estaban concluidas.

Ese mismo día un vecino  escribía una carta lamentando la falta de atención recibida en la urgencia sanitaria por el practicante de turno, ampliada con otra carta de otro lector del 19 de junio.

El 3 de Junio los vecinos planteaban una reflexión sobre muchos concejales, algunos de los cuales llevaban más de un año sin asistir a las sesiones y al día siguiente 23 vecinos de Cañorronco Alto hacían ver a sus conciudadanos cómo desde 1973 esperaban la solución al entubamiento de las aguas fecales que discurrían al aire libre.

El 6 de Junio 200 vecinos de El Cerrillo, La Hoyada y Suerte Grande sacaban a la luz pública las 400 notificaciones por la que nos enterábamos que el Ayuntamiento pretendía cobrar suplementos de sus contribuciones especiales queriendo cobrarles 4 veces más de lo que ya habían pagado.

El escrito que les hicimos exponiendo estos hechos ante el Gobernador Civil y la publicación del artículo en prensa motivó que el Ayuntamiento anulase estas contribuciones.

2.000 vecinos, en plena dictadura, se dirigían al alcalde solicitando su dimisión. el 24 de Junio.

Se estaban urbanizando los terrenos de las Barridas Mallorca y Mallorquina, pero no por los Sres. Salas Garau (a quienes les correspondía) sino claro está, por el municipio. A estas barriadas se les consentían la inadmisible anarquía urbanística, sin cesión de terrenos para zonas verdes, autorización de obras sin licencia, concesión de licencias en terrenos no aptos para ellos, etc. etc.

Estos hechos motivaron que otro número de vecinos se atreviesen a denunciar a la alcaldía por fraude y falsedad. El 14 de Agosto dábamos a conocer, en las páginas centrales del periódico, que el Juzgado nº 3 de Sevilla había admitido a trámite una querella criminal contra Don Juan Lozano Meridiano, alcalde de Camas, por fraude y falsedad. La querella había sido presentada por un grupo de vecinos que nos sentíamos perjudicados en nuestros intereses, en el municipio. Los firmantes de la querella fueron José Martín Cuesta, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuel Cabezas Cabello, José Domingo Ruiz Florencio, Antonio Oria Peralías, Antonio Real Benavides, Antonio Naranjo Ortega y Antonio Martín Espinosa.

A primeros del mes de Agosto, se presentaba otro escrito, avalado por 1,400 firmas, dirigido al Sr. Alcalde en el que se indicaban las deficiencias del ambulatorio “Conchita Márquez” no sólo ya en cuanto a insuficiencia física sino también en adelantos técnicos. De este escrito se remitió copia a la Jefatura Provincial de Sanidad de Sevilla.

El mismo viernes de  feria, en el mes de Setiembre,  en las páginas centrales los miembros del equipo corresponsal dirigíamos una “Carta abierta al alcalde de Camas”.

Este año se iniciaba la lucha de los vecinos del Barrio  el Chato que, con pundonor, ahínco y tesón, durante un amplio período, al menos 3 años, hubieron de realizar denuncias al Gobernador, contratar a un equipo de arquitectos y abogados que emitiesen informes sobre la situación de su barrio, escritos diversos a las autoridades locales, paralizar varias veces las obras de la autovía, concentraciones y manifestaciones, etc.

El último día del mes de Setiembre resurgía un grupo de jóvenes, “La Incubadora”, que organizaba la primera semana cultural, en las que entre otros actos hubo teatro, una exposición del pintor Amalio y un recital del grupo poético “Gallo de Vidrio”.

Con gran sorpresa se recibía la noticia del sobreseimiento de la denuncia que le habíamos interpuesto al Alcalde por incompatibilidad, firmada por 900 vecinos y que un pequeño grupo formalizó jurídicamente. Esto era publicado en las páginas centrales el 17 de Diciembre y el mismo 21 ya se publicaba el recurso que David Barata García, José Martín Cuesta, Francisca Fernández Florencio, Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban, Manuela Vargas Valencia, Manuel Santos Muñoz, María del Carmen Palomar García, Rafael Rueda Álvarez y Antonio Oria Peralías, efectuaban ante el Excmo. Sr. Ministro de Gobernación.

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 5

Al inundarse de lodo y excrementos, 14 vecinos de la CASA PAREDES, en la calle Ramón de Galíndez, tuvieron que abandonar sus viviendas.

En la portada del diario Nueva Andalucía, el 27 de Setiembre de 1976, se destacaba cómo catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas porque se inundaron de lodo y excrementos, tras las inundaciones de ese día. Por tal motivo, cortaron la circulación en la carretera general y hubo manifestaciones ante el Ayuntamiento.”

A pesar de las escasas lluvias caídas ese día,  los vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas que llegaron a alcanzar, en algunos casos, más de medio metro de altura de lodo debiendo emplearse a fondo para sacar cubo a cubo toda la porquería que había entrado con el consiguiente peligro de infección y en cuya limpieza tuvieron que intervenir también los bomberos.

Mientras tanto una comisión de vecinos afectados y otros solidarizados con su problema se manifestaron ante el Ayuntamiento siendo atendidos por el 4º. Teniente de Alcalde y ante  las promesas, no creídas, decidieron cortar la carretera general 630 a la altura de la inundación en cuyo lugar se fueron concentrando los vecinos para acudir hasta el Ayuntamiento coreando:¡Promesas no, arreglos si!, “Alcalde dimite, el pueblo no te admite”, “Alcalde a Mallorca”, “Corporación dimisión”, voces que mantuvieron en tanto esperaban a las puertas del Ayuntamiento esperando que el alcalde llegase desde su finca de Mairena, según manifestó cuando llegó.

Su llegada fue provocativa e insultante no solo por haber llamado a la policía nacional, que media hora antes ya  hizo acto de presencia con 4 furgones (dos de ellos antidisturbios), alarmando a la población con el uso de sirenas e indignando aún más a los vecinos, que coreaban  !Fuerza no, diálogo sí!, sino porque al entrar en su despacho y encontrarse entre la comisión de vecinos  al matrimonio Sánchez-Barbudo  (miembros del Equipo Corresponsal)  con sus 3 hijos,  los intentó echar,  sin conseguirlo,  por el apoyo del resto de la comisión e incluso de la propia fuerza del orden, un Capitán de la Guardia Civil,  que permanecía en el despacho y era testigo de las continuas provocaciones y acoso personal al que nos estaba sometiendo con preguntas personales.

El alcalde en actitud improcedente…irónico, sarcástico, no dejando exponer la situación por sus interrupciones permanentes y no concediendo en ningún momento la palabra a este matrimonio que presentó “como agitadores profesionales” al citado Capitán de la Guardia Civil que allí se encontraba.

Tomamos la palabra por nuestra cuenta y además de recordarle  los problemas que nos ocupaba le exigimos que procediera a retirar la definición de “agitadores profesionales” o tendría una querella por nuestra parte.

Al finalizar,  un vecino (José Solís q.e.p.d.),  rodeado de policías informó a los concentrados de lo acaecido en el despacho del alcalde por lo que empezaron a gritar “¡Alcalde provocador!” y “Alcalde dimite, el pueblo no te admite”, disolviéndose posteriormente la concentración.

27 de Setiembre de 1976. Inundaciones e incidentes en Camas. Catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas al penetrar el lodo por sus puertas. Cortaron la circulación en la carretera general y se manifestaron ante el Ayuntamiento.

28 de Setiembre de 1976. Cieno y agua inundaron las calles. Catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas.

28 de Setiembre de 1976. Cieno y agua inundaron las calles. Catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas.

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 4

28 de Setiembre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS BARRIADAS

Un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado el  26 de Setiembre de 1976, ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

Éstos pedían la dimisión del alcalde para protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, Santa Rosa, La Arboledilla, Camino de Guía, La UVA, Cañorronco, Estacada de la Cruz, Olivar Viejo, afectadas por el antiguo problema de la insuficiencia del colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón que se veía atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos cuando bajaban en cantidad considerable.

Con tal motivo, las recientes lluvias destaparon el problema al inundarse varias casas de la calle Ramón de Galíndez.

Concretamente los vecinos de la Casa Paredes, que veían cómo el barro y los nauseabundos excrementos le salían por sus inodoros y platos de ducha, subiéndoles el agua por encima de medio metro.

Un grupo de los manifestantes se entrevistó con el alcalde quien, según ellos,  no les ofreció una solución aceptable, considerando éstos  que tendría que construirse un nuevo colector y los consiguientes desagües para  dar salida a la acumulación de aguas junto a la autovía como consecuencia del incremento de la altura de ésta sobre la antigua calzada.

Esta solución ya fue aportada en su momento sin que fuese tenida en cuenta por las autoridades municipales, a quienes acusaban de negligencia.

La fuerza pública, que había sido llamada por el alcalde y que vigilaba la zona, no tuvo que intervenir al no producirse ningún incidente, a pesar de que en la reunión el alcalde, ante la guardia civil,  había acusado al matrimonio Sánchez-Barbudo Vargas de agitadores profesionales.

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976. Diario Suroeste

El porqué de una manifestación. 29 de Agosto de 1976

El porqué de una manifestación. 29 de Setiembre de 1976

 

 

1 de Octubre de 1977. ”Procesado el Alcalde de Camas”. Con este titular  aparecía la portada  de Nueva Andalucía que hacía la llamada de su publicación en la página 14 y que seguidamente resumimos:

1 de Octubre de 1977. ( Página 14 ) “Auto de procesamiento contra el alcalde. Es consecuencia de la querella interpuesta por el matrimonio Sánchez-Barbudo”

En la reseña de este día se recogía que, como consecuencia de la vista del pasado día 7 de Julio, la autoridad judicial había dictado auto de procesamiento contra don Juan Lozano Meridiano, alcalde de la localidad, por la querella interpuesta contra el mismo por el matrimonio Sánchez-Barbudo, a raíz de los hechos ocurridos en la entrevista que un grupo de vecinos mantuvo en su despacho con motivo de una manifestación habida el 26 de Setiembre del año anterior y que terminó en la puerta de la Casa Consistorial como protesta por el desbordamiento del colector de las Calle Ramón de Galíndez que afectó a varias barriadas del sector.

El citado matrimonio accedió con el resto de los  comisionados como representantes  de la Barriada Olivar Viejo, a la entrevista con el alcalde  y según manifestaron los testigos de los querellantes entre los que se encontraba el  capitán de la Guardia Civil al mando de las fuerzas, cuya presencia había sido solicitada por el mismo alcalde, éste los acusó  de ser unos “agitadores profesionales”,  negándoles la palabra como representantes vecinales.

Ante este agravio los comisionados allí presentes se negaron a intervenir en tanto no se  permitiese hablar al señor Sánchez-Barbudo quien al obtener la palabra exigió al alcalde que retirase la frase acusatoria advirtiéndole que si no lo hacía le sería interpuesta una demanda por ofensa, a lo que el mismo se negó respondiendo que “no era la primera que le interponía”.

Este procesamiento del alcalde de la localidad, señor Lozano Meridiano fue acogido con  gran expectación, siendo el abogado de la parte querellante don Juan Carlos Aguilar Moreno.

1 de Octubre de 1977. Camas. Procesado el alcalde Juan Lozano Meridiano

1 de Octubre de 1977. Camas. Procesado el alcalde Juan Lozano Meridiano

1 de Octubre de 1977. Auto de procesamiento contra el alcalde.

1 de Octubre de 1977. Auto de procesamiento contra el alcalde.

Camas 5 de Julio de 1977. “El jueves, vista de la querella del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde”.

Así es como el corresponsal en el Aljarafe, Manuel Carmona, titulaba en las páginas de Nueva Andalucía, la vista de la querella interpuesta por el matrimonio formado por  Carlos Sánchez-Barbudo y Manuela Vargas Valencia contra el alcalde de la localidad, Juan Lozano Meridiano por los hechos ocurridos en el despacho de la alcaldía, en la reunión que se había celebrado con motivo de una manifestación que había ocurrido el 26 de Setiembre del año anterior.

En aquella ocasión los vecinos protestaban por el desbordamiento del colector de la calle Ramón de Galíndez que afectó a varias barriadas de Camas y el citado matrimonio asistió  a la reunión del ayuntamiento,  en representación de la Barriada Olivar Viejo. En el propio despacho de la alcaldía, fueron señalados por el alcalde, ante las fuerzas de orden público como “agitadores profesionales” e impidiéndoles éste al matrimonio  exponer su opinión, hecho que el resto de los vecinos asistentes no aceptó negándose a hablar hasta que no se le concediese la palabra al matrimonio, cosa que así ocurrió

El citado matrimonio exigió al alcalde que retirase la frase con la que les insultaba y al negarse, el señor Sánchez-Barbudo dejó constancia ante los presentes que interpondría una querella. Para el acto del juicio estaban citados cuatro testigos de los allí presentes así como el Capitán de la Guardia Civil, presente en la citada reunión y que se encontraba al mando de las fuerzas que acudieron a la localidad requeridas por la alcalde.

5 de Julio de 1977 Vista de la querella del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde

5 de Julio de 1977
Vista de la querella del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde

Fue éste un año de cambios en el que en el mes de octubre el Gobierno aprueba la Ley de Amnistía, que incluía la de los presos políticos; el 9 de Abril, Sábado Santo Rojo, Suárez proclama la desaparición del Partido Único (el Movimiento Nacional) y la legalización del Partido Comunista; el 28 de Abril se legalizan los Sindicatos, los partidos políticos ya estan en marcha y el 13 de Mayo llega La Pasionaria, Dolores Ibárruri, desde Rusia. Es poco el tiempo que quedaba para la organización de los partidos políticos ya que el 15 de Junio de ese año se celebraban las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Unas elecciones para elegir los diputados y senadores a  Cortes  que prepararían la Constitución por la que hoy nos regimos, después de 36 años.

Era evidente que también en nuestra localidad cada cual comenzaba a agruparse políticamente, se constituían asociaciones de vecinos u otras agrupaciones a la vista de la incipiente democracia. Se producía un cambio social acorde con las nuevas circunstancias y aparecían en la vida pública personas y entidades hasta el momento inexistentes.

Nosotros, tras escuchar y analizar distintas opciones de izquierda,  también acabamos organizándonos políticamente, mientras continuábamos denunciando públicamente, como hasta ahora lo habíamos hecho, las irregularidades e ilegalidades existentes en nuestro pueblo.

Comenzamos este año publicando un resumen de los acontecimientos vividos por los vecinos de Cañorronco Alto, alertando sobre la insalubridad en la que vivían, motivado por la carencia  de alcantarillado, teniendo que verter sus excrementos detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos al Jefe de Sanidad local   y a S.M. la Reina Dª. Sofía  y que pese a estar aprobada  la canalización del alcantarillado, al cabo de 4 años, todo seguía igual.

La agresión a un miembro de nuestro equipo corresponsal  por un  Teniente Alcalde era la publicación que seguía a esta anterior.

Nos hacíamos eco del plante de los alumnos del Instituto Tartessos apoyando las  reivindicaciones de los PNN y reivindicando el derecho a recibir sus clases.

También  de la preocupación existente entre los padres de la Guardería Laboral, ya que al carecer de subvenciones se encontraban en una difícil situación económica,  así como de la manifestación de 400 vecinos del Barrio de Santa Cruz pidiendo el cambio de concesionario a otra empresa  de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes  mediante escritos reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que solucionaran sus ilegalidades y que se le exigiese al propietario de los terrenos  la elaboración del proyecto al igual que se le había exigido en  la barriada de Don Benito.

En Nueva Andalucía se narraba cómo los militantes del entonces PSA, tras las  primeras elecciones democráticas (celebradas el 16 de Junio de 1977),  hacían limpieza de la cartelería  del partido con el que habían concurrido en coalición y pidiendo a los demás partidos que hiciesen lo mismo con objeto de que las paredes de todos los pueblos quedasen limpias una vez cumplido el objetivo de propaganda. También se daban a conocer las amenazas telefónicas que recibieron esa misma madrugada, tras el recuento electoral, poniéndose la pertinente denuncia ante la Guardia Civil que posteriormente pasó al juzgado

El Diario ABC relataba que los vecinos de Coca de la Piñera ante la carencia sanitaria pretendían construir un nuevo ambulatorio, en un barrio que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y  ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación vecinal.

En el mes de Julio se celebraba la vista del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde por las acusaciones que éste les hizo de “agitadores profesionales“, presentándolos así ante la Guardia Civil, con la clara intención de que fuesen detenidos. Este hecho se producía en el despacho de la alcaldía donde ellos acudieron  como representantes de la Barriada Olivar Viejo en una manifestación que se celebraba el 26 de Setiembre con motivo del desbordamiento del colector en la calle Ramón de Galíndez y que afectó a varias barriadas.

Se detalla en una publicación posterior el juicio al alcalde, al que asistieron los testigos, incluido el Capitán  de la Guardia Civil, presente en la reunión en la que ocurrieron los hechos, que iba al mando de las fuerzas que tomaron la plaza del pueblo, junto con la policía antidisturbios, y que declaró en contra del alcalde, manteniendo la verdad de lo acontecido.  (algo empezaba a cambiar en este país). Ante la expectativa que levantó este juicio muchos vecinos acudieron a las puertas del Juzgado nº 1 de los de Sevilla, lugar donde se celebró esta causa contra el alcalde de Camas.

En Nueva Andalucía publicábamos que los vecinos del Barrio de Santa Cruz planteaban una denuncia al Gobernador  Civil indicándole que las autoridades municipales habían aprobado, con carácter urgente,  en enero, las obras de pavimentación de su barriada y que se encontraban en el mes de julio y todo seguía igual.

A finales de este mismo mes se publicaban  las gestiones que los pensionistas hacían para  intentar obtener unos terrenos donde poder construir un Hogar del Pensionista que aglutinase a los 1.300 existentes en ese momento en la localidad, consiguiendo que el Ayuntamiento ofertara al Servicio de Asistencia al Pensionista (Delegación Provincial de Asuntos Sociales) un solar de 400 m2. anexo al ambulatorio.

Días después, a finales del mes de Julio, eran los vecinos de la calle Gómez de la Lama los que de nuevo, al igual que hicieron los vecinos del Barrio de Santa Cruz, remitían escrito al Ayuntamiento en el que le recordaban el historial de acuerdos y promesas que databa desde Febrero de 1975 y aunque a principios de este año les confirmaron que con  el buen tiempo se realizarían las obras de la pavimentación de la calle, ésta seguía intransitable pese a estar en pleno verano.

En el mes de Setiembre desde Nueva Andalucía se hacía un resumen de lo acaecido con la Barriada El Chato en la que  tras tres años de conflicto aún quedaban 33 familias en desacuerdo con las soluciones que se les aportaba pues estas familias que quedaban creían que la mayor parte de la responsabilidad era de Obras Publicas que decidió  realizar la construcción de la autovía Sevilla-Gijón sin las pertinentes pruebas de los terrenos de su barriada.

En el mes de Octubre publicábamos el procesamiento del alcalde, al haber ganado el juicio contra él el matrimonio Sánchez-Barbudo, miembros de este equipo corresponsal.

Esta noticia aparecía en varios medios de difusión y en Nueva Andalucía se recogía tanto en portada, con foto incluida del mismo alcalde, como en sus páginas de interior donde se relataba profusamente el acontecimiento. (los jueces habían procesado a un alcalde de la dictadura)

Tal noticia fue recogida también por el diario ABC, en su página dedicada a la Sección de Tribunales.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán dejamos recogido que unos 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Este accidente ocurría de alguna manera porque el paso subterráneo que se había hecho a esa altura estaba prácticamente inutilizado ya que no había asfalto en sus accesos, carecía de luz, se inundaba y se encontraba cubierto de escombros lo que le hacía impracticable.

Una vez más se hacía un relato exhaustivo de la ilegalidad de la barriada La Mallorquina que al cabo de los años y pese a tantas denuncias seguía sin su necesario proyecto de urbanización, con tapias sin derribar a lo largo de la calle Santa María de Gracia. Es más el alcalde, representante de los propietarios de los terrenos tuvo la ocurrencia,  al objeto de ahorrarle gastos a sus poderdantes, de ofrecer esos terrenos  en setiembre de 1968 para el montaje de la feria del pueblo, con lo cual los gastos saldrían de las arcas municipales. En Diciembre el Ayuntamiento aprobaba un plan de parcelación (sin el preceptivo Plan de Ordenación), lo que motivó la suspensión de las actuaciones urbanísticas por parte de la Delegación del Ministerio de la Vivienda. En Octubre de 1977 narrábamos estas circunstancias y que  todo seguía bajo promesas de presentarse el exigido Plan de Ordenación.

Finalmente acabábamos el año resumiendo el caos urbanístico de varias de barriadas:

Las de las barriadas La Arboledilla y la Extremeña, relatando las actuaciones  de los vecinos en los años anteriores reivindicando se legalizasen sus barriadas y reclamasen a los propietarios de los terrenos las obras.

Una nueva referencia  a la calle Gómez de la Lama que tras varios años de suplicio, seguía impraticable.

O la referencia a Cañorronco Alto que seguía sin agua y, con los riesgos consiguientes de infecciones, debido a la falta de alcantarillado.

 

 

 

 

 

 

29 de Setiembre de 1976. “El porqué de una manifestación”

El Diario Suroeste continuaba ampliando la noticia dada el día anterior sobre la manifestación de unas 300 personas debido a la inundación de varias viviendas en la calle Ramón de Galíndez.

Su corresponsal explicaba cómo volvían a ponerse de manifiesto los acuciantes problemas originados por la insuficiencia y atasco del colector donde desaguan las cañerías de varias barriadas: La Extremeña, La Uva, Cañorronco, La Estacada de la Cruz,  provocando que el lodo y el agua saliesen por los platos de ducha y los inodoros llegando a alcanzar el nauseabundo líquido hasta medio metro de altura en el interior de las viviendas.

Como habían denunciado los vecinos, la construcción de la autovía actuó como dique ante un colector que había quedado cegado por las obras de la misma y que no podía canalizar el agua de las lluvias caída.

Una vez más las autoridades se encontraban en el otro lado del problema. Habían hecho oídos sordos a lo que los vecinos habían planteado antes de que ocurriese. Algunos de estos no pudieron esa noche volver a sus hogares, teniendo que pernoctar en una pensión.

El porqué de una manifestación.

El porqué de una manifestación.

28 de Setiembre de 1976. “Manifestación en Camas. Cieno y agua inundaron las calles. Catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas”.

Comentábamos a través de El Correo de Andalucía que unos 300 vecinos cortaron el tráfico en la carretera general 630, a la altura de la calle Ramón de Galíndez, manifestándose después hasta el Ayuntamiento donde esperaron la llegada del Alcalde.

Ello vino motivado por la inundación de 14 vecinos en la citada calle que se originó por el atasco habido en el colector de desagüe al estar obstruidos los husillos razón por la que la presión del agua reventó dos vigas del colector con lo que el lodo y el cieno inundaron la calle penetrando también en las casas por lo que éstas tuvieron que ser abandonadas y sacar el agua y el cieno cubo a cubo, con el consiguiente riesgo de infección. Los bomberos tuvieron que intervenir en la limpieza de la  calle.

Esta circunstancia hizo que los vecinos afectados se manifestasen y se les solidarizasen otros acordando acompañarles  en su marcha hacia el Ayuntamiento mientras gritaban “Promesas no, arreglos sí” y “Dimisión del alcalde”.

Al llegar al Ayuntamiento se encontraron con que  tuvieron que esperar la llegada del alcalde durante media hora, aunque sí estaban allí las fuerzas del orden público, avisadas por él.

El diálogo fue tenso y al terminar, uno de los asistentes informó a los vecinos de lo ocurrido en el despacho, quienes tras gritar pidiendo la dimisión del alcalde, se disolvieron pacíficamente.

 

27 de Setiembre de 1976. “Inundaciones e incidentes en Camas. Catorce vecinos tuvieron que abandonar sus viviendas al penetrar en ellas el lodo. Cortaron la circulación en la carretera general y hubo manifestaciones en el Ayuntamiento.”

Esta es la portada en la que Nueva Andalucía recogía nuestro trabajo sobre la inundación de ese día, el corte de carretera  y la concentración de vecinos ante el Ayuntamiento.

En las páginas de interior se desarrollaba el contenido del artículo. Reseñábamos cómo tras escasas lluvias se producían nuevos incidentes en la localidad. Una nueva inundación en la calle Ramón de Galíndez,  al  haberse reventado  una de las tapas registro del colector que  recogía  las aguas de una zona del Aljarafe, por la falta de limpieza del mismo,  motivó que 14 vecinos  tuviesen que abandonar sus viviendas al alcanzar el lodo más de medio metro de altura, debiendo emplearse a fondo para sacar  todo tipo de deshechos arrastrados por el agua  con el consiguiente peligro de infección y en cuya limpieza tuvieron que intervenir también los bomberos.

Mientras tanto los vecinos afectados y otros solidarizados con su problema se manifestaron ante el Ayuntamiento siendo atendida una comisión  por el 4º. teniente de alcalde.  Ante las promesas de éste, no creídas por la comisión y una vez informados el resto de los vecinos, decidieron cortar la carretera general 630 a la altura de la inundación en cuyo lugar se fueron concentrando cada vez más vecinos para, desde allí acudir hasta el Ayuntamiento coreando:¡Promesas no, arreglos si!, “Alcalde dimite, el pueblo no te admite”, “Alcalde a Mallorca”, “Corporación dimisión”, voces que mantuvieron  a las puertas de la Casa Consistorial mientras esperaban que el alcalde llegase desde su finca de Mairena, según manifestó cuando llegó.

La indignación de los vecinos aumentó cuando  aparecieron  a las puertas del Ayuntamiento  4 furgones, 2 de ellos antidisturbios, que habían sido reclamados por el alcalde. No obstante a pesar del efecto causado por la aparición de estos furgones, la mayoría de los vecinos no se movió de la concentración coreando “FUERZA NO, DIÁLOGO SÍ”.

Su llegada fue provocativa e insultante.  Llegó cuando estaba seguro de la presencia de  los antidisturbios, bajándose de su turismo riéndose irónicamente, provocando la ira del vecindario.

Una comisión de vecinos, dedicida “in situ”,  fue la encargada de transmitirle los problemas origen del conflicto.

Al entrar el alcalde en su despacho y encontrar en el mismo a un matrimonio con sus 3 hijos, miembros de este equipo corresponsal,  se dirigió a ellos provocándolos continuamente para conseguir de éstos una actitud justificativa para su detención.

Dentro del despacho se encontraban las fuerzas del orden  y hubo un momento en que el alcalde, dirigiéndose al mando de la guardia civil les presentó al matrimonio en cuestión como “agitadores profesionales” .

El alcalde no dejaba exponer la situación,  interrumpiendo constantemente, hablando irónica y sarcásticamente a los comisionados y negándoles continuamente la palabra al matrimonio en cuestión, por lo que estos le manifestaron que si no los dejaban hablar lo harían  por  su cuenta, cosa que hicieron, exigiéndole que retirase la expresión de “agitadores profesionales” o le pondrían una querella, a lo que les respondio que no retiraba la acusación y que le daba igual que le pusiesen otra querella.

Al finalizar la reunión un vecino informó a los concentrados de lo acaecido en el despacho del alcalde por lo que empezaron a gritar “¡Alcalde provocador!” y “Alcalde dimite, el pueblo no te admite”, disolviéndose después pacíficamente.