Posts etiquetados ‘Barrio de Santa Cruz’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (7.1)

Continúa la transformación social en 1977.

Este año, políticamente, se distinguió por la promulgación de la Ley de Reforma Política el 4 de Enero de 1977 y como consecuencia de ello la celebración de las primeras elecciones democráticas el 15 de Junio de 1977.

Y en  nuestra localidad los vecinos continuábamos reivindicando nuestros derechos y denunciando las ilegalidades.

Los de Cañorronco Alto remitían diversos escritos alertando sobre la insalubridad en la que vivían, con carencias de alcantarillado, cuyas aguas fecales vertían detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos a la Casa Real y al Jefe de Sanidad y que pese a estar aprobada su resolución, al cabo de 4 años todo seguía igual.

De nuevo los alumnos del Instituto Tartessos apoyaban las reivindicaciones de los PNN y exigían el derecho a recibir sus clases.

400 vecinos del Barrio de Santa Cruz se manifestaban pidiendo el cambio de concesionario en la empresa de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

También, en otro momento,  la Asociación de Vecinos de esta barriada dirigía escrito a la Alcaldía y al Gobierno Civil porque sus calles llevaban más de un año levantadas para pavimentar y exigían el cumplimiento de los acuerdos que, por segunda vez y a través de la vía de urgencia, se habían tomado para seguir con las obras (hacía ya siete meses pero todo continuaba igual).

En similar situación se encontraban los vecinos de la calle Gómez de la Lama, quienes seguían con su calle sin pavimentar a pesar de que también, por vía de urgencia, se había tomado el acuerdo de actuar para su arreglo, hacía ya más de dos años. Insistían con escritos, movilizaciones y reuniones con los responsables municipales.

Medio centenar de pensionistas se reunieron en la sede de la Asociación de Vecinos al objeto de iniciar los trámites oportunos para la construcción de un Club-Hogar del Pensionista que pudiese aglutinar a los más de 1.300 jubilados que existían en la localidad. Esta movilización originaba que una comisión se reuniese con la alcaldía y plantease la petición de terrenos para tal fin. El Ayuntamiento los desvió al Servicio de Asistencia al Pensionista donde les confirmaban que poseían un solar anexo al ambulatorio de 400 m2.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes mediante escrito reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que se regulasen sus ilegalidades y el propietario de los terrenos redactara los proyectos al igual que se había exigido en la barriada de Don Benito.

33 familias de El Barrio El Chato, de las 110 que había originariamente, no estaban dispuestos a doblegarse a las exigencias de O.P., que pretendía su desalojo.

En este año se produjo el procesamiento del Alcalde de Camas por las falsas acusaciones a unos vecinos producidas en su despacho, debido a una manifestación de las barriadas de Olivar Viejo, Estacada de la Cruz, Camino de Guía, Arboledilla, Santa Rosa y La Extremeña.

Los vecinos de Coca de la Piñera se unían pretendiendo construir un nuevo ambulatorio ante la carencia sanitaria, en un barrio de los más populosos en esa época, que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con la carretera a Castilleja de Guzmán 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la Barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Los vecinos entendían que este accidente se podría haber evitado, si el paso subterráneo en forma de “U” que se había hecho a esa altura estuviese en condiciones de uso, encontrándose sin luz (con la inseguridad que esto conllevaba) lleno de escombros y a veces inundado, sin asfalto en sus accesos, por lo que todo esto lo hacía prácticamente inutilizable.

En definitiva, los vecinos continuaban con sus movilizaciones ante las instituciones.

 

Anuncios

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (6.1)

ACCIONES CIUDADANAS EN EL AÑO 1976

Se hacía cada vez más patente el compromiso de los habitantes de Camas.

Es precisamente en este año de 1976 cuando más manifestaciones, demandas  y denuncias se realizan por los vecinos:

Los equipos corresponsales de El Correo de Andalucía éramos nombrados sevillanos del año, por Radio Sevilla de la cadena SER, como reconocimiento a nuestro compromiso y denuncias sobre los problemas de nuestra localidad.

Unos 300 vecinos de la zona de Ramón de Galíndez y sus barriadas adyacentes, se manifestaban ante el Ayuntamiento por las inundaciones, cortaban la carretera y elevaban a las autoridades escritos de denuncias.

Unos 200 vecinos se manifestaban ante el Ayuntamiento reclamando la atención a los problemas de sus barrios relacionados con la construcción de la autovía, el de La Extremeña-Camino de Guía, que exigían un paso elevado para acceder a sus barriadas y los vecinos de el barrio El Chato que reclamaba indemnizaciones y nuevas viviendas por el resquebrajamiento de las suyas, paralizaron las obras, se manifestaron y cortaron la carretera, expresando sus quejas y exigiendo soluciones mediante sendos escritos a las autoridades competentes.

A las pocas fechas se unían otras dos barriadas, Santa Rosa y La Arboledilla que conjuntamente presentaban su reclamación al Ayuntamiento, al Gobierno Civil, al Colegio de Ingenieros de Caminos y al Ingeniero Director de la VIII Jefatura Regional de Carreteras.

Este problema se mantuvo vivo durante todo el año y nos llevó más de 20 publicaciones en la prensa con paralizaciones de obras, cortes de carretera, la primera por 50 mujeres,  con posterioridad fueron 70, diversas manifestaciones y concentraciones públicas, visitas a instituciones y todo tipo de denuncias.

Afortunadamente se iba perdiendo el miedo, creciendo la conciencia del compromiso, la participación y la justicia y fuimos partícipes en la creación de una Asociación de Vecinos, Cal y Barro, mediante la que se intentó canalizar todas las reivindicaciones, convirtiéndose en la voz y representante de las exigencias de la vecindad. En la misma estaban representados, prácticamente, todos los barrios de la localidad.

En el caminar hacia a la concienciación y participación popular organizamos un recital a Carlos Cano en el antiguo Cine Córdoba, que constituyó un auténtico éxito artístico y de público. La presencia de miembros de la Guardia Civil y de la Policía Municipal, no amedrentó a la población que llenó el local en su totalidad, incluidos los accesos a los asientos. El acto terminó con todo el público en pie gritando: ¡¡¡LIBERTAD, LIBERTAD, LIBERTAD¡¡¡.

En esos días, Saborido y Acosta fueron puestos en libertad, después de haber estado encarcelados por el proceso 1.001 y Alejandro Rojas Marcos, llegó a Sevilla de vuelta por su destierro político. Todos ellos estuvieron presentes en el acto.

23 vecinos de Caño Ronco Alto se solidarizaban mediante una carta al director con la labor del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía y volvían a denunciar sus carencias.

Dada la intransitabilidad de la calle Gómez de la Lama, distante a pocos metros del Ayuntamiento, que había sido entregada por sus propietarios al municipio hacía 30 años y aún estaba sin pavimentar, la totalidad de sus vecinos emprendían acciones exigiendo su solución.

Así mismo hubo un plante en una empresa del metal y la convocatoria de una asamblea de los trabajadores de la Agrupación del Metal de Camas en la exigencia de sus derechos, aunque en otro momento se prohibía la Asamblea de Metalúrgicos que se iba a llevar a cabo en el campo de deportes de Camas, interviniendo, durante varias horas,  las fuerzas del orden público, tomando las calles y los accesos al lugar previsto para la celebración de la asamblea.

Un paro técnico lo realizaban los alumnos/as del Instituto Tartessos.

236 vecinos de la Barriada Mallorca se negaban a pagar las Contribuciones Especiales que les habían impuesto y otros 200 con posterioridad recurrían ante los tribunales,

El Colegio de Arquitectos denunciaba el Plan de Ordenación Urbana de Camas, recién aprobado” porque no se adaptaba a la legislación entonces vigente,

El Presidente del Colegio de Arquitectos, D. José Barrionuevo Ferrer, impugnaba también el Plan Parcial de Ordenación Urbana de “Torreguía”, por incumplimiento de la Ley de Reforma de la Ley del Suelo y del Plan Gral. de Ordenación Urbana de Camas,

Los vecinos del Barrio de Santa Cruz se manifestaban exigiendo sus derechos, negándose a atender la cuantía exigida por el Ayuntamiento por la nueva pavimentación, ya que según manifestaban era peor que la existente, considerando los precios abusivos. Esta actitud motivó que “la Alcaldía interviniese las cuentas corrientes de los vecinos de ese barrio obrero”.

Otro fraude urbanístico era denunciado por todos los vecinos de otra barriada. Esta vez referido a la Barriada “Olivar Viejo” la cual tras once años de existencia seguía sin los más elementales servicios de luz pública, acerado y pavimentación los cuales no habían sido exigidos por las autoridades a los propietarios de la urbanización, tal como en aquellas fechas determinaba la Ley del Suelo.

Al igual que ocurriese con la Barriada Mallorca, también, con nuestros votos en contra, el primer ayuntamiento democrático embargó las cuentas a los vecinos que se negaban a pagar las contribuciones especiales que durante tantos años defendieron para que fuese pagado por los propietarios de los terrenos. Los vecinos recurrieron estos embargos. consiguiendo que fuesen cancelados.

En pleno mes de Agosto los vecinos de varias barriadas Saladilla Alta, Arboledilla, Santa Rosa, Camino de Guía y Cañorronco, se manifestaban en número de unos 500. Lo hacían por las anomalías que estaban provocando las obras de construcción de la autovía Sevilla-Gijón, que causaron el resquebrajamiento de las viviendas del “Barrio del Chato” o el aislamiento de los servicios más necesarios de la ciudad con estas barriadas.

Y unos vecinos habían tenido la iniciativa de crearUna Guardería Laboral en Camas, la cual sería autogestionada totalmente por la Asociación de Padres de Familia y por las maestras guardadoras, dando cabida a más de un centenar de niños, hijos de madres trabajadoras preferentemente.

Nacía la Asociación de Mujeres dando a conocer su constitución, aunque sin local por carecer de recursos económicos habiendo conseguido celebrar sus reuniones en un salón del Ayuntamiento.

Un medio de denuncia más, el semanario El Torneo se hacía eco de la problemática de nuestra localidad.

En otro momento los vecinos de la barriada de don Benito dejaban constancia de su ilegalidad.

Casi 300 vecinos de las Barriadas de El Cerrillo. La Hoyada y Suerte Grande recibieron el fallo favorable del Tribunal Económico Administrativo, por el que anulaba las liquidaciones practicadas por el Ayuntamiento

Dos mil vecinos se dirigieron desde La Pañoleta hasta el Ayuntamiento,  siendo vigilados de cerca por miembros de la Guardia Civil durante todo el recorrido, para reivindicar medidas que mejorasen su situación ante los riesgos (el día anterior había causado la muerte de una vecina de la barriada) que suponía la construcción de la nueva autovía.

Unos 40 vecinos del Parque Residencial “La Montaña”, llevaban exigiendo durante 7 meses la resolución de las deficiencias en la red de alcantarillado y la solución a los problemas de ilegalidad de dicha barriada, entre ellas denunciaban la concesión de licencias de obras, sin que el Ayuntamiento exigiese a la promotora el cumplimiento sobre la urbanización y desarrollo de los planes de urbanización y ordenación, concediéndose licencias de obras para la construcción de más viviendas de las permitidas por ley y el incumplimiento en cuanto a los requisitos relativos a las calles, saneamiento, luz, zonas verdes, edificios comunitarios, etc.

Los vecinos de  la Barriada U.V.A. también querían saber además cómo se administraban los fondos de la barriada e incluso conocer las cuentas al menos 1 vez al año, además de otras preocupaciones que tenían sobre la misma,

Debido a la denuncia de varios vecinos, en este año, y debido a la querella por fraude y falsedad en documento público contra el Alcalde de Camas, éste tuvo que prestar declaración ante el juez de 1ª instancia

 

Fue éste un año de cambios en el que en el mes de octubre el Gobierno aprueba la Ley de Amnistía, que incluía la de los presos políticos; el 9 de Abril, Sábado Santo Rojo, Suárez proclama la desaparición del Partido Único (el Movimiento Nacional) y la legalización del Partido Comunista; el 28 de Abril se legalizan los Sindicatos, los partidos políticos ya estan en marcha y el 13 de Mayo llega La Pasionaria, Dolores Ibárruri, desde Rusia. Es poco el tiempo que quedaba para la organización de los partidos políticos ya que el 15 de Junio de ese año se celebraban las primeras elecciones democráticas tras la dictadura. Unas elecciones para elegir los diputados y senadores a  Cortes  que prepararían la Constitución por la que hoy nos regimos, después de 36 años.

Era evidente que también en nuestra localidad cada cual comenzaba a agruparse políticamente, se constituían asociaciones de vecinos u otras agrupaciones a la vista de la incipiente democracia. Se producía un cambio social acorde con las nuevas circunstancias y aparecían en la vida pública personas y entidades hasta el momento inexistentes.

Nosotros, tras escuchar y analizar distintas opciones de izquierda,  también acabamos organizándonos políticamente, mientras continuábamos denunciando públicamente, como hasta ahora lo habíamos hecho, las irregularidades e ilegalidades existentes en nuestro pueblo.

Comenzamos este año publicando un resumen de los acontecimientos vividos por los vecinos de Cañorronco Alto, alertando sobre la insalubridad en la que vivían, motivado por la carencia  de alcantarillado, teniendo que verter sus excrementos detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos al Jefe de Sanidad local   y a S.M. la Reina Dª. Sofía  y que pese a estar aprobada  la canalización del alcantarillado, al cabo de 4 años, todo seguía igual.

La agresión a un miembro de nuestro equipo corresponsal  por un  Teniente Alcalde era la publicación que seguía a esta anterior.

Nos hacíamos eco del plante de los alumnos del Instituto Tartessos apoyando las  reivindicaciones de los PNN y reivindicando el derecho a recibir sus clases.

También  de la preocupación existente entre los padres de la Guardería Laboral, ya que al carecer de subvenciones se encontraban en una difícil situación económica,  así como de la manifestación de 400 vecinos del Barrio de Santa Cruz pidiendo el cambio de concesionario a otra empresa  de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes  mediante escritos reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que solucionaran sus ilegalidades y que se le exigiese al propietario de los terrenos  la elaboración del proyecto al igual que se le había exigido en  la barriada de Don Benito.

En Nueva Andalucía se narraba cómo los militantes del entonces PSA, tras las  primeras elecciones democráticas (celebradas el 16 de Junio de 1977),  hacían limpieza de la cartelería  del partido con el que habían concurrido en coalición y pidiendo a los demás partidos que hiciesen lo mismo con objeto de que las paredes de todos los pueblos quedasen limpias una vez cumplido el objetivo de propaganda. También se daban a conocer las amenazas telefónicas que recibieron esa misma madrugada, tras el recuento electoral, poniéndose la pertinente denuncia ante la Guardia Civil que posteriormente pasó al juzgado

El Diario ABC relataba que los vecinos de Coca de la Piñera ante la carencia sanitaria pretendían construir un nuevo ambulatorio, en un barrio que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y  ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación vecinal.

En el mes de Julio se celebraba la vista del matrimonio Sánchez-Barbudo contra el alcalde por las acusaciones que éste les hizo de “agitadores profesionales“, presentándolos así ante la Guardia Civil, con la clara intención de que fuesen detenidos. Este hecho se producía en el despacho de la alcaldía donde ellos acudieron  como representantes de la Barriada Olivar Viejo en una manifestación que se celebraba el 26 de Setiembre con motivo del desbordamiento del colector en la calle Ramón de Galíndez y que afectó a varias barriadas.

Se detalla en una publicación posterior el juicio al alcalde, al que asistieron los testigos, incluido el Capitán  de la Guardia Civil, presente en la reunión en la que ocurrieron los hechos, que iba al mando de las fuerzas que tomaron la plaza del pueblo, junto con la policía antidisturbios, y que declaró en contra del alcalde, manteniendo la verdad de lo acontecido.  (algo empezaba a cambiar en este país). Ante la expectativa que levantó este juicio muchos vecinos acudieron a las puertas del Juzgado nº 1 de los de Sevilla, lugar donde se celebró esta causa contra el alcalde de Camas.

En Nueva Andalucía publicábamos que los vecinos del Barrio de Santa Cruz planteaban una denuncia al Gobernador  Civil indicándole que las autoridades municipales habían aprobado, con carácter urgente,  en enero, las obras de pavimentación de su barriada y que se encontraban en el mes de julio y todo seguía igual.

A finales de este mismo mes se publicaban  las gestiones que los pensionistas hacían para  intentar obtener unos terrenos donde poder construir un Hogar del Pensionista que aglutinase a los 1.300 existentes en ese momento en la localidad, consiguiendo que el Ayuntamiento ofertara al Servicio de Asistencia al Pensionista (Delegación Provincial de Asuntos Sociales) un solar de 400 m2. anexo al ambulatorio.

Días después, a finales del mes de Julio, eran los vecinos de la calle Gómez de la Lama los que de nuevo, al igual que hicieron los vecinos del Barrio de Santa Cruz, remitían escrito al Ayuntamiento en el que le recordaban el historial de acuerdos y promesas que databa desde Febrero de 1975 y aunque a principios de este año les confirmaron que con  el buen tiempo se realizarían las obras de la pavimentación de la calle, ésta seguía intransitable pese a estar en pleno verano.

En el mes de Setiembre desde Nueva Andalucía se hacía un resumen de lo acaecido con la Barriada El Chato en la que  tras tres años de conflicto aún quedaban 33 familias en desacuerdo con las soluciones que se les aportaba pues estas familias que quedaban creían que la mayor parte de la responsabilidad era de Obras Publicas que decidió  realizar la construcción de la autovía Sevilla-Gijón sin las pertinentes pruebas de los terrenos de su barriada.

En el mes de Octubre publicábamos el procesamiento del alcalde, al haber ganado el juicio contra él el matrimonio Sánchez-Barbudo, miembros de este equipo corresponsal.

Esta noticia aparecía en varios medios de difusión y en Nueva Andalucía se recogía tanto en portada, con foto incluida del mismo alcalde, como en sus páginas de interior donde se relataba profusamente el acontecimiento. (los jueces habían procesado a un alcalde de la dictadura)

Tal noticia fue recogida también por el diario ABC, en su página dedicada a la Sección de Tribunales.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán dejamos recogido que unos 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Este accidente ocurría de alguna manera porque el paso subterráneo que se había hecho a esa altura estaba prácticamente inutilizado ya que no había asfalto en sus accesos, carecía de luz, se inundaba y se encontraba cubierto de escombros lo que le hacía impracticable.

Una vez más se hacía un relato exhaustivo de la ilegalidad de la barriada La Mallorquina que al cabo de los años y pese a tantas denuncias seguía sin su necesario proyecto de urbanización, con tapias sin derribar a lo largo de la calle Santa María de Gracia. Es más el alcalde, representante de los propietarios de los terrenos tuvo la ocurrencia,  al objeto de ahorrarle gastos a sus poderdantes, de ofrecer esos terrenos  en setiembre de 1968 para el montaje de la feria del pueblo, con lo cual los gastos saldrían de las arcas municipales. En Diciembre el Ayuntamiento aprobaba un plan de parcelación (sin el preceptivo Plan de Ordenación), lo que motivó la suspensión de las actuaciones urbanísticas por parte de la Delegación del Ministerio de la Vivienda. En Octubre de 1977 narrábamos estas circunstancias y que  todo seguía bajo promesas de presentarse el exigido Plan de Ordenación.

Finalmente acabábamos el año resumiendo el caos urbanístico de varias de barriadas:

Las de las barriadas La Arboledilla y la Extremeña, relatando las actuaciones  de los vecinos en los años anteriores reivindicando se legalizasen sus barriadas y reclamasen a los propietarios de los terrenos las obras.

Una nueva referencia  a la calle Gómez de la Lama que tras varios años de suplicio, seguía impraticable.

O la referencia a Cañorronco Alto que seguía sin agua y, con los riesgos consiguientes de infecciones, debido a la falta de alcantarillado.

 

 

 

 

 

24-30 de Octubre. El semanario popular andaluz El Torneo de fecha 24-30 de Octubre, en su número 13 y bajo el titular de “Historia para no dormir” publicaba, tras la felicitación por nuestra parte del dosier periodístico en nuestro poder, un resumen de la problemática de nuestra localidad.

Se celebraban en estas fechas los quince años de permanencia en el poder del entonces alcalde de nuestra localidad, Juan Lozano Meridiano, que había conseguido convertir su abuso de poder en la defensa de sus intereses privados por encima del de los ciudadanos.

Por uno de estos abusos recientemente prestaba declaración ante el Juzgado de Primera Instancia, en relación con una querella que vario vecinos le teníamos interpuesta por los delitos de fraude y falsedad en documento público. Y esto, además de un sinfín de quejas, escritos de protestas, reclamaciones, denuncias que seguramente dormían el sueño de los silencios administrativos. Cartas pidiendo justicia que no han sido contestadas.

Recogía este trabajo que, pese a que la tradición de Camas se difuminaba en la historia de Sevilla, la existencia de un extenso archivo periodístico con todos sus problemas, la convertían en el pueblo fantasma de la provincia durante los últimos quince años.

Era evidente el desastre urbanístico, las calles sin asfaltar inundadas con las mínimas lluvias, la imposición de contribuciones especiales a los vecinos para que paguen las urbanizaciones de sus barrios, el embargo de las cuentas de vecinos del Barrio de Santa Cruz, las patentes irregularidades de la Barriada Mallorca, de la que el alcalde era el representante de los propietarios de los terrenos y en cuya urbanización se habían consentido edificios de 5 pisos sin ascensores junto a chalets o naves industriales, evadiéndose la cesión de terrenos para zonas verdes.

Se evidenciaba también el problema de El Barrio Chato, cuyas viviendas se resquebrajaban como consecuencia de la construcción de la autovía Sevilla-Gijón y aunque habían solicitado soluciones a todos los estamentos nadie les escuchaba y recogían en este trabajo la existencia de un gran solar junto al Ayuntamiento adquirido por mucho más de lo que realmente valía, esperando la construcción de una plaza porticada que nunca llegó.

Denunciaban la existencia de estercoleros donde jugaban los niños, con cúmulos de desperdicios extendidos por los lugares menos adecuados y en los que la insanidad era evidente en los barrios más obreros.

Calificaba este semanario las circunstancias existentes como historias para no dormir y se preguntaba si con todo esto podría dormir el entonces alcalde Lozano Meridano, desde hacía 15 años.

Camas.Historia para no dormir.30-10-76

Revista semanal El Torneo. 23al 30 de Octubre de 1976

27 de Agosto de 1976. “El Ayuntamiento vuelve a dar la espalda al Barrio de Santa Cruz”. Relatábamos en el contenido de este trabajo que a pesar de sus muchos años de existencia, el Barrio de Santa Cruz seguía siendo uno de los más desatendidos de la localidad, tal como demostraba el hecho de que hasta hacía dos años los vecinos habían carecido de los servicios más elementales como el alcantarillado, la luz y el agua cuyas acometidas  se realizaron gracias al pago que hicieron los vecinos por contribuciones especiales.

En relación con el proyecto de pavimentación, éste se remonta al acuerdo del 22 de Enero de 1974 en el que se decidió por la Comisión Municipal Permanente “encargar proyecto y presupuesto extraordinario de obras de pavimentación” y el 19 de Febrero de 1974 el alcalde les informaba que la Comisión Provincial de Servicios Técnicos se había encargado de la confección del proyecto. Sin embargo no fue hasta el mes de Diciembre pasado cuando les han pasado los cargos por el reparto de Contribuciones Especiales que ascendía a 1.300.000  ptas. a repartir entre 100 vecinos por lo que el 24 de Febrero de 1976 la Asociación de Vecinos dirigía escrito a la alcaldía solicitándole el presupuesto de estas obras de pavimentación en el que manifestaban que no estaban de acuerdo con el mismo ya que entendían que las obras deberían hacerse con cargo a los presupuestos del Estado o del Ayuntamiento. Éste hizo caso omiso de todas sus peticiones, incluidas la referente a la denuncia de un solar que se encontraba en pésimas condiciones de salubridad, la petición de una cabina telefónica o la relacionada con la  necesidad de que los autobuses llegasen hasta la barriada la cual dista del centro de la población dos kilómetros.

8 de Julio de 1976. “La alcaldía interviene las cuentas corrientes de los vecinos de un barrio obrero”. “La nueva pavimentación que se negaron a pagar, es peor que la antes existente y el precio es considerado abusivo”.

Unas cien familias del Barrio de Santa Cruz habían recibido una 1ª. notificación de la Alcaldía en la que se les decía que iban a pavimentar sus calles  y al mes de esa comunicación recibían la 2ª.  donde se les pedía que pagasen las obras.  Sin embargo los vecinos,  a través de diversos escritos, mostraron su desacuerdo y se negaron a pagar, pues consideraron abusivo el precio de las obras.

El Ayuntamiento empezó a embargar las cuentas a los vecinos  por lo que estos procedieron a retirar sus saldos de las cuentas de ahorro que tenían en la Caja Rural.

Solicitaron ser oídos por el Gobernador Civil y entendían que estas obras deberían hacerse con cargo a presupuestos oficiales bien del Estado, bien de la  de las autoridades . No obstante no recibieron ninguna respuesta.

Para saber de forma directa lo que estaba ocurriendo se le hicieron sendas entrevistas a varias mujeres de la barriada. Fueron entrevistadas Agueda Vita, Josefa López,  Carmen Domínguez, Concepción Mayo, Ana Granero Amo y Paqui Pastor entre muchas otras que no fueron publicadas por falta de espacio.

La periodista Charo Fernández Cotta, con su publicación en el periódico Nueva Andaluicía, dejaba constancia de los hechos.


 

“Al fin, agua potable para la calle Buen Aire“, con esta noticia estrenábamos el recién aparecido periódico vespertino “Nueva Andalucía”, filial de El Correo de Andalucía, publicada junto con otra referida a los vecinos de la Bda. Mallorca que dirigían escrito al Ayuntamiento, advirtiendo que no tenían obligación de pagar las contribuciones especiales impuestas y dando a conocer su recurso ante el Tribunal Económico Administrativo.

El Colegio de Arquitectos de Sevilla, denuncia el Plan de Ordenación Urbana de Camas; esta noticia, detallada, la reflejamos en las páginas centrales de El Correo de Andalucía.

“El Presidente del Colegio de Arquitectos impugna el Plan Parcial de Ordenación Urbana “Torreguía“, porque incumple la Ley de Reforma de la Ley del Suelo y el Plan General de Ordenación Urbana”.  A los pocos días de la anterior dábamos esta noticia en “Nueva Andalucía”.

Con motivo de la prohibición de la  Asamblea de Metalúrgicos en el campo deportivo de Camas, las fuerzas del orden público toman las calles y los accesos al mismo durante varias horas, publicación que hacíamos en El Correo de Andalucía.

La Alcaldía interviene las cuentas corrientes de los vecinos de un barrio obrero“, refiriéndose al Barrio de Santa Cruz,  ante la negativa de los vecinos de pagar la pavimentación del mismo por considerarla abusiva. La periodista R. Charo Fernández Cotta titulaba así su trabajo publicado en Nueva Andalucía, elaborado a partir de la información facilitada por el equipo corresponsal.

En El Correo de Andalucía también desarrollamos sendos artículos sobre la recién constituida Asociación de Vecinos, informábamos de la asamblea celebrada en el local cedido por la Peña Taurina Curro Romero, donde dábamos a conocer la creación de la asociación, de los informes elaborados por sus comisiones de urbanismo, cultura, etc., de la visita realizada por la comisión de urbanismo a la alcaldía, siendo advertidos por el alcalde que nos recibía gustosamente en calidad de vecinos pero no como asociación, porque aún no se habían culminado los trámites de legalización. (Nos encontrábamos en una etapa donde el movimiento ciudadano iba agrupándose cada vez más en torno a asociaciones fundamentalmente vecinales, de amas de casa, de juventud, etc, y aunque tardaban bastante en legalizarse por parte del Gobierno Civil, sí era cierto que estábamos en una situación de “tolerancia” , quiere esto decir que mientras nos llegaba la autorización o no, ya comenzábamos a organizarnos bajo el epígrafe de Asociación de Vecinos.

Otro fraude urbanístico denunciamos en las páginas de este periódico, nos referimos a la Barriada Olivar Viejo, que después de 11 años de existencia, seguía sin los más elementales servicios de luz pública, acerado y pavimentación, servicios que no habían sido exigidos por las autoridades, a los propietarios de aquella finca según contemplaba la Ley del Suelo vigente en aquél entonces. (La finca era un olivar no productivo cuyos dueños vecinos de Camas contaban con el beneplácito de las autoridades locales).

A los pocos días dábamos la insólita noticia de que se cegaba un pozo de agua potable que había estado abasteciendo a la localidad, pese a los problemas existentes en aquellos momentos de escasez de agua.

Nueva Andalucía se hacía eco de la problemática del Barrio El Chato (Saladilla Alta)  publicando una impresionante fotografía donde podía verse el apuntalamiento de varias casas.

En el mismo periódico decíamos que a las 8’30 de la mañana 50 mujeres impidieron las obras de la autovía Sevilla-Gijón al entender que esta era la causa de la ruina de sus viviendas.

La misma noticia se publicaba en El Correo donde titulábamos que “Los vecinos de “Barrio Chato” paralizaron las obras de la autovía Sevilla Gijón ya que las viviendas continuaban resquebrajándose.

Diario Suroeste también se hizo eco de la misma noticia.

Los problemas de desagüe en la Barriada Camino de Guía en la que tuvieron que intervenir los bomberos lo hacíamos público en Nueva Andalucía.

ABC y Nueva Andalucía daban la noticia de que unos 500 vecinos de varias barriadas Saladilla Alta, Arboledilla, Santa Rosa, Camino de Guía y Cañorronco se manifestaban en pleno mes de agosto. En resumen estos vecinos se manifestaban por los daños causados en las viviendas, del Barrio Chato,  que poco a poco se iban destruyendo, cuyos daños eran provocados por  las obras de construcción de la autovía Sevilla-Gijón y  por el aislamiento de los servicios más necesarios de la ciudad de las otras barriadas.

Una comisión de mujeres, del total de 50,  consiguen ser escuchadas por los responsables de las obras de la autovía, después de haberlas paralizado  por la mañana, A la noticia anterior añadíamos esta en El Correo de Andalucía.

Este hecho se repitió por 3º. vez a los pocos días y lo recogíamos con fotografía en la portada de Nueva Andalucía y con el desarrollo de la protesta en su interior,

El Diario ABC publicaba un reportaje fotográfico relacionado con este grave asunto que se estaba originando en el Barrio Chato.