Posts etiquetados ‘Barriada La Extremeña’

EL MOVIMIENTO CIUDADANO (7.1)

Continúa la transformación social en 1977.

Este año, políticamente, se distinguió por la promulgación de la Ley de Reforma Política el 4 de Enero de 1977 y como consecuencia de ello la celebración de las primeras elecciones democráticas el 15 de Junio de 1977.

Y en  nuestra localidad los vecinos continuábamos reivindicando nuestros derechos y denunciando las ilegalidades.

Los de Cañorronco Alto remitían diversos escritos alertando sobre la insalubridad en la que vivían, con carencias de alcantarillado, cuyas aguas fecales vertían detrás de sus viviendas desde el mismo Colegio Público Cervantes, hecho que venían denunciando desde 1973, con escritos a la Casa Real y al Jefe de Sanidad y que pese a estar aprobada su resolución, al cabo de 4 años todo seguía igual.

De nuevo los alumnos del Instituto Tartessos apoyaban las reivindicaciones de los PNN y exigían el derecho a recibir sus clases.

400 vecinos del Barrio de Santa Cruz se manifestaban pidiendo el cambio de concesionario en la empresa de transporte para que los autobuses llegasen a su barriada.

También, en otro momento,  la Asociación de Vecinos de esta barriada dirigía escrito a la Alcaldía y al Gobierno Civil porque sus calles llevaban más de un año levantadas para pavimentar y exigían el cumplimiento de los acuerdos que, por segunda vez y a través de la vía de urgencia, se habían tomado para seguir con las obras (hacía ya siete meses pero todo continuaba igual).

En similar situación se encontraban los vecinos de la calle Gómez de la Lama, quienes seguían con su calle sin pavimentar a pesar de que también, por vía de urgencia, se había tomado el acuerdo de actuar para su arreglo, hacía ya más de dos años. Insistían con escritos, movilizaciones y reuniones con los responsables municipales.

Medio centenar de pensionistas se reunieron en la sede de la Asociación de Vecinos al objeto de iniciar los trámites oportunos para la construcción de un Club-Hogar del Pensionista que pudiese aglutinar a los más de 1.300 jubilados que existían en la localidad. Esta movilización originaba que una comisión se reuniese con la alcaldía y plantease la petición de terrenos para tal fin. El Ayuntamiento los desvió al Servicio de Asistencia al Pensionista donde les confirmaban que poseían un solar anexo al ambulatorio de 400 m2.

Hacia el mes de junio de este año, eran los vecinos de las barriadas de Camino de Guía, la Arboledilla y La Extremeña quienes mediante escrito reclamaban que se tomaran acciones en relación con sus barriadas para que se regulasen sus ilegalidades y el propietario de los terrenos redactara los proyectos al igual que se había exigido en la barriada de Don Benito.

33 familias de El Barrio El Chato, de las 110 que había originariamente, no estaban dispuestos a doblegarse a las exigencias de O.P., que pretendía su desalojo.

En este año se produjo el procesamiento del Alcalde de Camas por las falsas acusaciones a unos vecinos producidas en su despacho, debido a una manifestación de las barriadas de Olivar Viejo, Estacada de la Cruz, Camino de Guía, Arboledilla, Santa Rosa y La Extremeña.

Los vecinos de Coca de la Piñera se unían pretendiendo construir un nuevo ambulatorio ante la carencia sanitaria, en un barrio de los más populosos en esa época, que contaba con unos dos mil habitantes. Para ello solicitaron del Ayuntamiento un solar y ellos mismos lo limpiaron, hicieron la cimentación y emplearon cien mil pesetas que tenían en las arcas de la Asociación.

Ante el accidente acaecido en el mes de Octubre en el cruce de la autovía con la carretera a Castilleja de Guzmán 4.000 vecinos llegaron a manifestarse recorriendo desde el citado cruce por la autovía, hasta la Barriada Hiconsa y llegada al Ayuntamiento. Los vecinos entendían que este accidente se podría haber evitado, si el paso subterráneo en forma de “U” que se había hecho a esa altura estuviese en condiciones de uso, encontrándose sin luz (con la inseguridad que esto conllevaba) lleno de escombros y a veces inundado, sin asfalto en sus accesos, por lo que todo esto lo hacía prácticamente inutilizable.

En definitiva, los vecinos continuaban con sus movilizaciones ante las instituciones.

 

Anuncios

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 6

5 de Octubre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS CALLES.. Versión de la Asociación de Vecinos

Tal como hemos dejado reflejado en los dos post anteriores, un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

  • Se pedía la dimisión del alcalde  al protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, La UVA, Cañorronco y  Estacada de la Cruz, entre otras, afectadas por el viejo problema del insuficiente colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón, atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos, cuando bajaban en cantidad considerable.
    Resumimos aquí la versión  de la Asociación de Vecinos publicada por el diario ABC con fecha 5 de Octubre de 1976, que aportaba a su escrito varios folios con la firma de sus asociados:
  • “En el transcurso de las conversaciones el alcalde pone de relieve que algunos de los manifestantes no eran afectados por el problema que les movía a protestar aunque se le demostró que todos los vecinos eran afectados por las inundaciones.
    Se adjuntaban fotografías no de las inundaciones que podían sobrevenirles a los vecinos, sino de las tres últimas inundaciones habidas en el último mes.
    El colector continuaba cegado por una falta de previsión del Ayuntamiento pese a que éste siempre responsabilizaba a Obras Públicas.
    Exponían que no era cierto que hacia las dos de la tarde un grupo comenzó a agitar a los vecinos y a las tres se cortara el tráfico profiriendo gritos y consignas, hechos estos que se manifestaban de forma tendenciosa. El tráfico se cortó de forma consciente con tablones sin que mientras que la carretera estuviese cortada se profiriesen gritos ni consignas.
    Por el contrario sí es cierto que se pedía “alcalde dimite; el pueblo no te admite”, “Corporación dimisión”, mallorquín vete de aquí”, “arreglos sí; promesas no”, “alcalde a Mallorca”, “alcalde provocador”. Todo ello mientras marchaba la manifestación y ante las puertas del Ayuntamiento.
    Criticaban las manifestaciones del alcalde cuando decía que el pueblo de Camas estaba sufriendo las consecuencias de las obras de la autovía, cuando esa problemática era previsible, sin que hubiese habido objeciones en su día por el Ayuntamiento”.

 

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

 

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 4

28 de Setiembre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS BARRIADAS

Un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado el  26 de Setiembre de 1976, ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

Éstos pedían la dimisión del alcalde para protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, Santa Rosa, La Arboledilla, Camino de Guía, La UVA, Cañorronco, Estacada de la Cruz, Olivar Viejo, afectadas por el antiguo problema de la insuficiencia del colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón que se veía atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos cuando bajaban en cantidad considerable.

Con tal motivo, las recientes lluvias destaparon el problema al inundarse varias casas de la calle Ramón de Galíndez.

Concretamente los vecinos de la Casa Paredes, que veían cómo el barro y los nauseabundos excrementos le salían por sus inodoros y platos de ducha, subiéndoles el agua por encima de medio metro.

Un grupo de los manifestantes se entrevistó con el alcalde quien, según ellos,  no les ofreció una solución aceptable, considerando éstos  que tendría que construirse un nuevo colector y los consiguientes desagües para  dar salida a la acumulación de aguas junto a la autovía como consecuencia del incremento de la altura de ésta sobre la antigua calzada.

Esta solución ya fue aportada en su momento sin que fuese tenida en cuenta por las autoridades municipales, a quienes acusaban de negligencia.

La fuerza pública, que había sido llamada por el alcalde y que vigilaba la zona, no tuvo que intervenir al no producirse ningún incidente, a pesar de que en la reunión el alcalde, ante la guardia civil,  había acusado al matrimonio Sánchez-Barbudo Vargas de agitadores profesionales.

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976. Diario Suroeste

El porqué de una manifestación. 29 de Agosto de 1976

El porqué de una manifestación. 29 de Setiembre de 1976

 

 

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 2

23 de Enero de 1976. 200 vecinos de El Chato y La Extremeña se concentran ante la Alcaldía

Unas doscientas personas se concentraron ante las puertas del Ayuntamiento exigiendo respuestas a los problemas que ambas barriadas tenían planteadas, entre otras cosas, como consecuencia de las obras de la autovía.

Estos vecinos trataban de conseguir un paso de acceso desde sus barriadas a la ciudad puesto que pese a que la autovía estaba en construcción, no había ningún paso proyectado cercano a sus viviendas.

Por otra parte, los vecinos del Barrio Chato llevaban más de dos meses intentando, a través del Ayuntamiento,  que Obras Públicas se responsabilizase de los resquebrajamientos que se estaban produciendo en sus calles y viviendas, como consecuencia, según ellos, del corte de la ladera sin que durante algún tiempo existiese muro de contención.

El Ayuntamiento pretendía una ampliación del plazo para posibles soluciones en ambas barriadas, aunque los vecinos no estaban dispuestos a seguir en tal situación.

23 de enero de 1976. Los vecinos delos Barrios El Chato y La Extremeña reclaman más atención para la resolución de sus problemas.

23 de enero de 1976. Los vecinos delos Barrios El Chato y La Extremeña reclaman más atención para la resolución de sus problemas

 

Los vecinos de las Barriadas Camino de Guía, La Extremeña, Santa Rosa y La Arboledilla se dirigían al Gobernador Civil con fecha 5 de Febrero de 1976 para que interviniese en sus peticiones ante el Ayuntamiento.

5 de Febrero de 1976. Escrito de los vecinos del Camino de Guia, La Extremeña, La Arboledilla y Santa Rosa al Gobernador Civil

5 de Febrero de 1976. Escrito de los vecinos  al Gobernador Civil

En el escrito al Ayuntamiento que se cita en el documento anterior,  se recogía cómo estos vecinos habían acudido a la alcaldía para transmitir los problemas que se originarían en sus barriadas a partir de la nueva autovía y que entre otras consistiría en el aislamiento de las mismas,  ya  que al quedar en la parte opuesta servicios como médicos, bancos, mercado, farmacias, cines, ayuntamiento, etc.  y carecer de pasos inferiores o superiores en los lugares adecuados, se pondría en peligro continuo y diario la  vida de estos vecinos

En ese escrito al Alcalde le recordaban promesas incumplidas como:

  • que en una anterior visita previa a la Navidad les prometía que en un viaje que habría de efectuar a Madrid, le expondría personalmente al Sr. Ministro de Obras Públicas las peticiones del vecindario, aunque con posterioridad fueron informados  que, tal entrevista no pudo llevarse a cabo por  las ocupaciones laborales del alcalde.
  • Se les dijo que informaría de todo al Gobernador, sin haber obtenido respuesta alguna
  • Se trasladaban sus peticiones a Obras Públicas
  • Se había citado en varias ocasiones al Ingeniero de O. Publicas y éste no había comparecido

En otra visita al Ayuntamiento, los vecinos aportaron  varios planos indicando el lugar donde entendían debían construirse el “paso” que necesitaban, con sus cotas marcadas.

Mientras los vecinos se organizaban  y aportaban soluciones, entendían que  la alcaldía no había tomado  conciencia real de sus problemas, toda vez que se les había llegado a decir

  • “que se está haciendo lo que se puede”
  • “que se le pidan responsabilidades a otros”

además de haberse agotado las conversaciones con el teniente de alcalde delegado de obras de la zona, quien no quiso saber nada del problema, por lo que los firmantes manifestaban sus desacuerdos por las actitudes de inhibición de los responsables.

Posteriormente, los vecinos volvían a dirigirse al Gobernador con fecha 9 de Febrero de 1976, informándoles  que con motivo de las  obras de la autovía se estaba llevando a cabo la construcción de dos pasos inferiores para automóviles ligeros, quedando muy extrañados por sus dimensiones ya que, por su anchura, entendían no era posible el paso de dos vehículos, independientemente de que  observaban que tampoco se estaba construyendo ningún paso para vehículos de transportes de mercancías. Por lo que solicitaban que fuesen ampliadas sus dimensiones y que se adaptasen para el paso de camiones

9 de Febrero de 1976. Escrito de los vecinos de Santa Rosa, La Extremeña, La Arboledilla y Camino de Guía al Gobernador Civil

9 de Febrero de 1976. Escrito de los vecinos de Santa Rosa, La Extremeña, La Arboledilla y Camino de Guía al Gobernador Civil

 

Como continuación a nuestro post anterior, hemos de dejar constancia que el Gobernador Civil nos recibió en audiencia el miércoles día 27, quedando informado de cuanto le expusimos.
Al finalizar la reunión, nos pidió que le dejáramos el esquema que llevábamos preparado sobre algunos de los problemas tratados en el transcurso de la audiencia.
Nos prometió tenernos al corriente de su gestión.
Por nuestra parte, efectivamente, le dejamos el texto que nos solicitaba donde quedaba expuesto, de forma exhaustiva, la situación y que vamos a resumir en distintas publicaciones:
Barriada de Cañorronco: Sobre esta Barriada le expusimos que la parte baja del barrio tenía una pavimentación intransitable y que la parte alta carecía de agua, alcantarillado y pavimentación con la existencia de unos colegios de EGB al final del mismo cuyos excrementos vertían a la barriada, siendo un foco de infección.
Barriada de Mallorca: En ese escrito le comentábamos
• Que parte del barrio estaba sin alcantarillado o que donde lo había lo era a expensa de los particulares.
• Que había industrias que vertían en un arroyo cubierto que cuando llovía era insuficiente y se desbordaba.
• Carencia total de pavimentación.
• Mezcla de casas particulares, pisos, industrias, almacenes,  chalets y una vaquería.
• Solares sin tapiar convertidos en vertederos de basuras.
• Barricadas de protección contra el barro.
• Desniveles en el acerado hasta de 60 cms.
• Venta de un trozo de la calle Inca a las empresas Incane, S. L. y Tracnox, S. L.
• Parte de las tapias del cementerio que daban  a la barriada se encontraban destruidas.
• Se le transmite la opinión de que la inversión que planteaba de 8.000.000 de ptas. por cuenta de la administración no debería de ser así puesto que la obligación le correspondía a sus poderdantes que eran los propietarios de los terrenos y no habían cumplido con sus obligaciones de urbanizar la barriada como era preceptivo.
Barriada Huerta de Don Benito:
Dejamos constancia del rumor existente en el pueblo sobre que parte de los terrenos de esta barriada eran de patrimonio municipal y habían pasado a mano de dos particulares,  uno de ellos  el Secretario de la Corporación D. Manuel Alarcón Martin, que los vendían a particulares sin urbanizar y en donde no se respetaba la volumetría.
Barriada Antigua Fábrica de Jabón:
Le comentamos que los servicios de esta barriada, de propiedad particular,  estaban siendo realizados por los operarios municipales, sin alineaciones de ningún tipo y sin que se realizara ninguna urbanización, que se iba formando en la medida que se hacían ventas de parcelas.
Barriada El Cerrillo:
Faltaba la pavimentación en parte de la barriada que se encontraba levantada desde 1973 y que los vecinos habían pagado en esa fecha las contribuciones especiales del acerado y que hasta ahora no se estaba ejecutando también  y que aprovechando estas obras los operarios municipales efectuaron la limpieza de un solar de propiedad privada.
Barriada de Santa Rosa:
Le comunicamos que no se le había exigido al promotor la pavimentación de sus calles.
Barriada La Extremeña:
Tampoco en esta barriada se le había exigido al promotor la pavimentación y la acometida de alcantarillado, había sido pagado por los vecinos sin que  les correspondiese a ellos. Por otra parte en esa barriada había una zona llamada “La Arboledilla” donde, sin su correspondiente ordenación urbanística, se había permitido la construcción de un bloque de 4 plantas junto a casas particulares.
Barriada Estacada de la Cruz:
Le comunicábamos que toda la barriada estaba sin pavimentar y denunciábamos la existencia de un vertedero de basuras.
Barriada La Montaña:
Planteábamos que esta barriada se situaba frente a los nuevos edificios levantados por Hiconsa denotándose un gran contraste con las misma al no existir en ésta ni pavimentación ni alcantarillado.
Barriada de La Cruz:
Ésta se encontraba sin pavimentar.
Barriada Santa Cruz: Lo mismo ocurría en esta otra.
El documento que vemos a continuación, es copia de la primera hoja del dossier entregado al Gobernador Civil.

1974-24-02-detalle-de-problemas-en-las-barriadas-detalladas-que-se-adjuntan-al-gobernador-civil

Detalle de problemas en las barriadas detalladas que sea djuntan al gobernador civil. 24 de Febrero de 1974

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 de Diciembre de 1977

En el artículo al que nos referimos, Manolo Carmona publicaba un extenso artículo que titulaba         CAMAS: UN CAOS URBANÍSTICO

Definía a Camas como uno de los pueblos del aljarafe inhóspitos para vivir por los problemas urbanísticos y la deficiencia en los servicios elementales.

Se refería, entre otros, a las barriadas La Arboledilla y La Extremeña que se encontraban en un estado lamentable: calles terrizas, sin alumbrado y sin otros servicios narrando que en el mes de julio los vecinos de estas barriadas junto con los del Camino de Guía, dirigían escrito al Ayuntamiento, donde en primer lugar se quejaban de la falta de respuesta a su anterior escrito del mes de enero.

Decían estos sentirse discriminados con respecto a la actuación por parte del Ayuntamiento en otras barriadas, concretamente en la de San Benito, cuyos intereses estaban vinculados a miembros de la corporación.

 Los vecinos tenían claro en su exposición que la solución de sus barridas pasaba por la exigencia a los promotores del cumplimiento de la ley. Que no se podía solucionar este problema con dinero público y que con tal dinero se solucionase el problema de Camino Guía, por sí recaer esta obligatoriedad en el Ayuntamiento.

Éste les respondía, entre otras cosas, que se encargaría un informe técnico sobre las obras de urbanización que quedaban por hacer y que requeriría a los promotores para que las costeasen.

Calle Gómez de la Lama:

 1975, 18 de febrero : el Ayuntamiento en “asuntos urgentes” acordaba “encargar presupuesto de pavimentación de la calle Gómez de la Lama”
1976 final de novbre.: Los vecinos, individualmente, denuncian la imposibilidad de transitar por ella. Se nombraba una comisión de vecinos como interlocutora con el Ayuntamiento y tras una reunión, éste les dice que en dicbre. del pasado año “se acordó la aprobación de un presupuesto de arreglo provisional y la solicitud de una subvención para el arreglo definitivo”
Se les había prometido que pasadas las lluvias se iniciarían las obras cuyo importe estaría incluido en el presupuesto municipal y los vecinos se preguntaban qué significaba para el Ayuntamiento “el buen tiempo” y de qué año?.
Posteriormente intervenía la Comisión de Urbanismo de la Asociación de Vecinos, mediante escrito dirigido al Ayuntamiento exigiéndole una respuesta a todas estas promesas incumplidas a lo que el Ayuntamiento respondía “que dichas obras están incluidas en el programa de inversiones para mitigar el paro obrero y se continúan las gestiones con Planes Provinciales para su pronta realización”.

Sin embargo tras tantos acuerdos y a pesar del tiempo transcurrido todo seguía igual.

Caño Ronco Alto.-

Los vecinos decían estar viviendo en una situación degradante.
Desde 1 de febrero de 1972 que dirigieron su primer escrito al Ayuntamiento, habían pasado 4 años reclamando solución para :

. desalojo de las aguas fecales y residuales de detrás de las viviendas.
. salida de excrementos por un tramo de la red general.
. carencia de red de agua potable.

El Ayuntamiento respondía: que las obras del alcantarillado estaban incluidas en los Planes Provinciales para mitigar el paro obrero y que la red de agua potable se estaba gestionando para que su incursión fuese incluida en los planes provinciales ya que Emasesa había dado un presupuesto muy alto y se estaba gestionando en aquel momento una rectificación del mismo intentándose además conseguir la ayuda para su incursión en los Planes Provinciales.

También se publicaba la respuesta global que daba el Ayuntamiento a todo este caos.

Camas: Un caos urbanistico. Nueva Andalucia. 6 de Diciembre de 1977

Camas: Un caos urbanistico. Nueva Andalucia. 6 de Diciembre de 1977

30 de Noviembre de 1976. Quienes hayan seguido de cerca nuestras publicaciones habrán podido constatar la carencia en nuestra localidad de toda clase de servicios  y de las ilegalidades cometidas en la gran mayoría de las barriadas.

Es precisamente en este año de 1976 cuando más manifestaciones, demandas  y denuncias se realizan por los vecinos:

  • Los del Barrio Chato, con escritos, paralizaciones de obras, manifestaciones, cortes de carretera, escritos al Gobernador,etc.
  • Los de Camino de Guía, Barriadas de Santa Rosa, La Arboledilla,  La Extremeña, Estacada de la Cruz, Cañorronco o los afectados por las inundaciones en calle Ramón de Galíndez con cortes de carretera, manifestaciones y escritos de denuncias.
  • Los de las Barriadas de El Cerrillo, La Hoyada y Suerte Grande con manifestaciones, escritos y recursos administrativos resueltos a su favor.
  • Denuncias del Colegio de Arquitectos por ilegalidades en los Planes de Ordenacion de Torreguía y La Carpintera.
  • Recursos y denuncias de los vecinos del Barrio de Santa Cruz.
  • La estructura sanitaria, denunciada públicamente.
  • La creación de una Guardería Laboral ante la carencia de plazas infantiles.
  • Denuncias sobre la estructura sanitaria o sobre la Barriada U.V.A.
  • Las declaraciones del Alcalde ante el juez por la admisión de una querella por fraude y falsedad en documento público.
  • El consentimiento por la corporación de las ilegalidades de las Barriadas de Don Benito y de Olivar Viejo, Barriada Mallorca y La Mallorquina o de Hiconsa.
  • O finalmente la manifestación de dos mil vecinos de La Pañoleta por la muerte accidentada de una anciana.

Pues bien en la revista nº 35 de Sociedad y Familia nos encontramos en esa fecha con una entrevista que le hacían a quien llevaba 14 años de alcalde don Juan Lozano Meridiano,  describiendo una ciudad idílica.

Se narran en la revista los orígenes de Camas.  Su creación,  dice deberse a una alquería existente en tiempos de la dominación árabe propiedad de Abu Alkama y que en  su término se han hallado restos de un poblado de origen tartéssico con profusión de restos cerámicos y el tesoro de El Carambolo, denominado así por ser en ese cerro donde se hicieron las excavaciones.

El alcalde decía que los 24.823 habitantes de la localidad disponían de todos  los servicios, calles perfectamente pavimentadas y toda clase de instalaciones deportivas, haciendo referencia expresa al tiro de pichón y a las instalaciones de tiro olímpico.

Se citaba como lugares a visitar la parroquia de Santa María de Gracia, del Siglo XVIII y su plaza de toros, así como la típica feria en el mes de Setiembre.

220.Camas.De la revista sociedad y familia.30-11-76

30 de Noviembre de 1976. De la revista Sociedad y Familia

 

 

 

29 de Setiembre de 1976. “El porqué de una manifestación”

El Diario Suroeste continuaba ampliando la noticia dada el día anterior sobre la manifestación de unas 300 personas debido a la inundación de varias viviendas en la calle Ramón de Galíndez.

Su corresponsal explicaba cómo volvían a ponerse de manifiesto los acuciantes problemas originados por la insuficiencia y atasco del colector donde desaguan las cañerías de varias barriadas: La Extremeña, La Uva, Cañorronco, La Estacada de la Cruz,  provocando que el lodo y el agua saliesen por los platos de ducha y los inodoros llegando a alcanzar el nauseabundo líquido hasta medio metro de altura en el interior de las viviendas.

Como habían denunciado los vecinos, la construcción de la autovía actuó como dique ante un colector que había quedado cegado por las obras de la misma y que no podía canalizar el agua de las lluvias caída.

Una vez más las autoridades se encontraban en el otro lado del problema. Habían hecho oídos sordos a lo que los vecinos habían planteado antes de que ocurriese. Algunos de estos no pudieron esa noche volver a sus hogares, teniendo que pernoctar en una pensión.

El porqué de una manifestación.

El porqué de una manifestación.

28 de Setiembre de 1976. “Manifestación porque se inundan varias barriadas”

Éste era el titular del Diario Suroeste escrito por Manuel Carmona, corresponsal del Aljarafe, que daba con motivo de la concentración  que realizaban 300 personas ante las puertas del Ayuntamiento después de manifestarse interceptando el tráfico, gritando ¡Problemas no, Soluciones, sí!  y pidiendo la dimisión del Alcalde para protestar por la situación de las barriadas La Extremeña, La UVA, Cañorronco, Estacada de la Cruz.

Todas ellas estaban  afectadas por el problema del colector que resultaba insuficiente para el desagüe, viéndose agravado por las obras de construcción de la autovía que era atravesada sólo por un tubo que no podía dar salida  al caudal cuando éste bajaba con considerable cantidad de agua.

Los manifestantes no quedaron convencidos de las explicaciones recibidas por el alcalde que entendían que la solución estaba en la construcción de un nuevo colector.

La fuerza pública que estuvo vigilando el lugar de los hechos, no tuvo que intervenir al no registrarse incidente alguno.