Posts etiquetados ‘Autovía Sevilla-Gijón’

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 6

5 de Octubre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS CALLES.. Versión de la Asociación de Vecinos

Tal como hemos dejado reflejado en los dos post anteriores, un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

  • Se pedía la dimisión del alcalde  al protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, La UVA, Cañorronco y  Estacada de la Cruz, entre otras, afectadas por el viejo problema del insuficiente colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón, atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos, cuando bajaban en cantidad considerable.
    Resumimos aquí la versión  de la Asociación de Vecinos publicada por el diario ABC con fecha 5 de Octubre de 1976, que aportaba a su escrito varios folios con la firma de sus asociados:
  • “En el transcurso de las conversaciones el alcalde pone de relieve que algunos de los manifestantes no eran afectados por el problema que les movía a protestar aunque se le demostró que todos los vecinos eran afectados por las inundaciones.
    Se adjuntaban fotografías no de las inundaciones que podían sobrevenirles a los vecinos, sino de las tres últimas inundaciones habidas en el último mes.
    El colector continuaba cegado por una falta de previsión del Ayuntamiento pese a que éste siempre responsabilizaba a Obras Públicas.
    Exponían que no era cierto que hacia las dos de la tarde un grupo comenzó a agitar a los vecinos y a las tres se cortara el tráfico profiriendo gritos y consignas, hechos estos que se manifestaban de forma tendenciosa. El tráfico se cortó de forma consciente con tablones sin que mientras que la carretera estuviese cortada se profiriesen gritos ni consignas.
    Por el contrario sí es cierto que se pedía “alcalde dimite; el pueblo no te admite”, “Corporación dimisión”, mallorquín vete de aquí”, “arreglos sí; promesas no”, “alcalde a Mallorca”, “alcalde provocador”. Todo ello mientras marchaba la manifestación y ante las puertas del Ayuntamiento.
    Criticaban las manifestaciones del alcalde cuando decía que el pueblo de Camas estaba sufriendo las consecuencias de las obras de la autovía, cuando esa problemática era previsible, sin que hubiese habido objeciones en su día por el Ayuntamiento”.

 

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

Carta de la Asociación de Vecinos aclarando los hechos de la manifestación de los vecinos por la inundación de varias calles. ABC. 5 de Octubre de 1976.

 

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 4

28 de Setiembre de 1976. MANIFESTACIÓN PORQUE SE INUNDAN VARIAS BARRIADAS

Un grupo de unos 300 vecinos se habían concentrado el  26 de Setiembre de 1976, ante las puertas del Ayuntamiento, después de manifestarse por la vía pública interceptando el tráfico y gritando ¡PROMESAS NO, SOLUCIONES SI!. ¡CORPORACIÓN DIMISIÓN!, ¡MALLORQUIN VETE DE AQUÍ! ¡ALCALDE A MALLORCA!, ¡ALCALDE PROVOCADOR!

Éstos pedían la dimisión del alcalde para protestar por la situación de varias barriadas: La Extremeña, Santa Rosa, La Arboledilla, Camino de Guía, La UVA, Cañorronco, Estacada de la Cruz, Olivar Viejo, afectadas por el antiguo problema de la insuficiencia del colector que recibía el desagüe de las mismas, y que se agravó como consecuencia de las obras de la nueva autovía Sevilla-Gijón que se veía atravesada por una pequeña tubería, a todas luces insuficiente, no permitiendo la evacuación del agua y los residuos cuando bajaban en cantidad considerable.

Con tal motivo, las recientes lluvias destaparon el problema al inundarse varias casas de la calle Ramón de Galíndez.

Concretamente los vecinos de la Casa Paredes, que veían cómo el barro y los nauseabundos excrementos le salían por sus inodoros y platos de ducha, subiéndoles el agua por encima de medio metro.

Un grupo de los manifestantes se entrevistó con el alcalde quien, según ellos,  no les ofreció una solución aceptable, considerando éstos  que tendría que construirse un nuevo colector y los consiguientes desagües para  dar salida a la acumulación de aguas junto a la autovía como consecuencia del incremento de la altura de ésta sobre la antigua calzada.

Esta solución ya fue aportada en su momento sin que fuese tenida en cuenta por las autoridades municipales, a quienes acusaban de negligencia.

La fuerza pública, que había sido llamada por el alcalde y que vigilaba la zona, no tuvo que intervenir al no producirse ningún incidente, a pesar de que en la reunión el alcalde, ante la guardia civil,  había acusado al matrimonio Sánchez-Barbudo Vargas de agitadores profesionales.

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976

Manifestación porque se inundan varias barriadas. 28 de Setiembre de 1976. Diario Suroeste

El porqué de una manifestación. 29 de Agosto de 1976

El porqué de una manifestación. 29 de Setiembre de 1976

 

 

Los miembros del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía en el artículo publicado el 11 de dicbre. de 1975, denunciábamos la situación en que se encontraba la Barriada El Chato, cuyas viviendas situadas en la ladera del cerro El Carambolo se deslizaban y resquebrajaban con motivo de las obras de la construcción de la nueva autovía Sevilla-Gijón.

Este artículo en prensa es el comienzo de una serie de publicaciones y de la unión de los afectados, cuya lucha les lleva a paralizar las obras, cortar el tráfico de la autovía , organizar concentraciones, dirigir escritos y solicitar visitas a tod0s los estamentos involucrados, reivindicando la solución de su problemática.

El 23 de enero de 1976 se dirigían mediante escrito a la primera autoridad provincial, al Gobernador Civil, manifestándoles que sus viviendas contaban con la preceptiva licencia municipal.

Le exponían:

Que debido a la construcción de la autovía y haberse cortado por su base la ladera del cerro, se había ocasionado un corrimiento de tierras, resquebrajándose la mayoría de sus viviendas y las mismas calles de la barriada, hasta el punto de que Obras Públicas ordenó la total evacuación de la parte baja del barrio.

Que los testigos de yeso colocados por Obras Públicas en  las grietas de las paredes de las viviendas  se estaban rajando, por lo tanto el problema continuaba.

Que el Ayuntamiento les aconsejaba la limitación en el vertido de aguas por el consiguiente peligro que suponían las humedades en el movimiento del terreno por lo que confirmaban sus miedos ante posibles lluvias.

Que como consecuencia de las movilizaciones y denuncias que realizaban, se habían enterado por un escrito de Obras Públicas que los terrenos donde estaba construida la barrida no eran aptos para la construcción de viviendas. 

Que después de innumerables gestiones ante el Ayuntamiento y Obras Públicas, ninguno de estos organismos asumían su responsabilidad ni la solución al problema.

Solicitaban finalmente la intervención del Gobernador Civil, advirtiéndole que el empeoramiento del problema, llevaría al desalojo de las viviendas y a una altera ción del orden público que se debería evitar.

 

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 1 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 1 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 2 de 2

1976. 23 de Enero. Escrito de los vecinos del Barrio El Chato al Gobernador Civil exponiéndoles su problemática. 2 de 2

Respuesta del Gobierno Civil

Éste respondía, con fecha 14 de Febrero de 1976,  dirigiendo un escrito a D. Antonio Angulo González en el que le manifestaba que en relación con el escrito que le había presentado en unión de otros firmantes, vecinos todos del Barrio de Saladilla Alta (El Chato)  y tras obtener información de la Delegación del Ministerio de Obras Publicas, así como de la Alcaldía de la localidad, se había llegado a determinadas conclusiones de las que podría ser informado por el Ayuntamiento al que se dirigía para que tal información la trasladase a los vecinos.

1976. 14 de Febrero. Respuesta del Gobernador Civil a D. Antonio Angulo en representación de los vecinos que dirigieron escrito sobre su problemática de Saladilla Alta

1976. 14 de Febrero. Respuesta del Gobernador Civil a D. Antonio Angulo en representación de los vecinos que dirigieron escrito sobre su problemática de Saladilla Alta

 

31 de Agosto de 1976. “Un grupo de 70  mujeres paró las obras de la Autovía Sevilla-Gijón”.

También el diario Informaciones se hacía eco de esta importante movilización que realizaban las vecinas del Barrio Chato. A través de la Agencia Cifra narraba que un grupo de unas 70 mujeres, acompañadas de sus hijos,  obstaculizaban por tercera vez las obras de construcción de la autovía Sevilla-Gijón consiguiendo parar las mismas.

Recogía también las consideraciones de la Asociación de Vecinos publicadas en nuestro post de 30 de agosto de 1976 CVI y CVII

  • Que el Ayuntamiento asumiese la defensa de los vecinos ante Obras Públicas.
  • La realización de un estudio de estabilidad de la ladera, con los correspondientes ensayos y sondeos del subsuelo.
  • Que se realizasen las expropiaciones de las viviendas afectadas y sus correspondientes indemnizaciones.
  • Que el Gobernador acudiese al lugar de las obras para que pudiese comprobar in situ cuanto acontecía  y así poder adoptar las medidas pertinentes. 

21 de Agosto de 1976. “Los vecinos de “Barrio Chato” paralizaron las obras de la autovía Sevilla-Gijón”. “Las viviendas continúan resquebrajándose”  Ya hacía casi un año que los vecinos de esta barriada se habían dirigido al Ayuntamiento recabando la solución a los problemas de sus viviendas sin que les diesen solución a los mismos por lo que nos  dedicamos  a recopilar toda la documentación que tenían de sus casas: escrituras, contratos, recibos de agua y de luz, de contribuciones, de arbitrios que una vez fotocopiados se envió al Gobernador Civil quien contestó que se presentaran ante el Ayuntamiento y Obras Públicas no dándose ninguno de los dos organismos por enterados.

Con posterioridad, fueron recibidos por el alcalde que les ofreció “la colaboración y apoyo de la Corporación en todo cuanto fuera necesario”, momento éste que aprovecharon los vecinos para solicitar la “concesión del importe (21.000 pesetas) del informe que habían entregado en el Ayuntamiento, en el que se estudiaba la inestabilidad de la barriada, redactado por el arquitecto don David Lázaro Rubio”.  La respuesta fue tajante: ”se desestima la petición porque  no se ajusta a criterios legalmente establecidos” y en ese mismo escrito le decía el Ayuntamiento a los vecinos que “no obstante la corporación acordó seguir ayudando a los peticionarios en todo lo que sus pretensiones tengan de justo y sin que ello signifique reconocimiento de responsabilidad por el Ayuntamiento”.

Por si fuera poco, se les había cortado el acceso a su barriada poniéndoles unas tablas para poder pasar lo que todo ello les llevo a acordar paralizar las obras por parte de las mujeres del barrio.

 

21 de Agosto de 1976. El Diario Nueva Andalucía se hacía eco de la paralización de las obras en la autovía bajo los siguientes titulares: ”Un grupo de vecinas de una barriada de Camas, impiden se reanuden las obras de la autovía Sevilla-Gijón. Para evitar que se resquebrajen las casas.”

Desarrollaba la noticia exponiendo que cincuenta mujeres, vecinas de la barriada Saladilla Alta, de Camas, impidieron que continuaran las obras de construcción de la autovía y la ampliaba diciendo que los resquebrajamientos de las viviendas, según ellos, se debía a la potente maquinaria que desarrollaban las obras y hasta ahora sólo habían recibido promesas.

Como una de las máquinas, el día anterior había destruido el acceso al barrio y lo solucionaron con unos tablones para el paso del vecindario,  cincuenta mujeres decidieron paralizar las obras y finalmente fueron convencidas para abandonar su postura sólo cuando el Perito de Obras Públicas les prometió una cita en sus oficinas y tratar de buscar una solución.

20 de agosto de 1976. “En la Saladilla Alta de Camas, las vecinas impidieron que continuaran las obras” “Un tramo de la autovía Sevilla-Gijón hace que sus casas se resquebrajen”.  En el periódico Nueva Andalucía recogíamos la noticia: 50 mujeres impiden la continuación de las obras de la autovía Sevilla-Gijón ya que debido a estas obras sus casas se resquebrajaban .

Llevaban más de un año padeciendo el problema que surgió a los 15 días del comienzo de la autovía. Habían gastado sus ahorros en repararlas y volvían a rajarse, hasta el extremo de que desde el interior de algunas casas, podía verse la calle.

Obras Públicas  había decidido derribar las viviendas más cercanas al desmonte de la base de la carretera, pero el problema continuaba calle arriba hasta el final.  Cada día aparecían nuevas grietas por lo que  ante esta circunstancia remiten un escrito al Gobernador Civil y éste les promete el derribo de las primeras viviendas y la construcción de un jardín en su lugar.

Evidentemente no era esta la solución que buscaban dirigiéndose  de nuevo al Ayuntamiento, que también les negó solución alguna.

Recabaron nuevamente acuerdo, una vez más a Obras Públicas, quien les envió a un  Ingeniero para que los visitase y les dijese que no era un problema que le correspondiese solucionar a este organismo.

Por todo ello, su indignación aumentó cuando una máquina les destrozó los accesos al barrio colocándoles unas tablas para el paso de las personas y que, como decía una de las vecinas, “no servía ni para el paso del ganado”. Esto dio pie a  una nueva reunión de los vecinos, quienes acordaron que las mujeres parasen las obras.

15 de Agosto de 1976. “ El Alcalde devolvió la visita de la Asociación de Vecinos” Hacía varios días que la Asociación de Vecinos había visitado al alcalde para tratar de los acuciantes problemas que padecía la localidad, entre ellos el que sufrían los vecinos de varias barriadas ante el aislamiento que se estaba produciendo por  la construcción de la nueva autovía Sevilla-Gijón.

AL día siguiente, el  alcalde devolvía la visita a los vecinos, a través de la policía municipal, encargada de tomar nota de todos los “antecedentes personales”  de cada uno de ellos.

Aunque esto no era de extrañar, se entendía que estas actitudes estaban ya teniendo “fecha de caducidad”

“Al fin, agua potable para la calle Buen Aire“, con esta noticia estrenábamos el recién aparecido periódico vespertino “Nueva Andalucía”, filial de El Correo de Andalucía, publicada junto con otra referida a los vecinos de la Bda. Mallorca que dirigían escrito al Ayuntamiento, advirtiendo que no tenían obligación de pagar las contribuciones especiales impuestas y dando a conocer su recurso ante el Tribunal Económico Administrativo.

El Colegio de Arquitectos de Sevilla, denuncia el Plan de Ordenación Urbana de Camas; esta noticia, detallada, la reflejamos en las páginas centrales de El Correo de Andalucía.

“El Presidente del Colegio de Arquitectos impugna el Plan Parcial de Ordenación Urbana “Torreguía“, porque incumple la Ley de Reforma de la Ley del Suelo y el Plan General de Ordenación Urbana”.  A los pocos días de la anterior dábamos esta noticia en “Nueva Andalucía”.

Con motivo de la prohibición de la  Asamblea de Metalúrgicos en el campo deportivo de Camas, las fuerzas del orden público toman las calles y los accesos al mismo durante varias horas, publicación que hacíamos en El Correo de Andalucía.

La Alcaldía interviene las cuentas corrientes de los vecinos de un barrio obrero“, refiriéndose al Barrio de Santa Cruz,  ante la negativa de los vecinos de pagar la pavimentación del mismo por considerarla abusiva. La periodista R. Charo Fernández Cotta titulaba así su trabajo publicado en Nueva Andalucía, elaborado a partir de la información facilitada por el equipo corresponsal.

En El Correo de Andalucía también desarrollamos sendos artículos sobre la recién constituida Asociación de Vecinos, informábamos de la asamblea celebrada en el local cedido por la Peña Taurina Curro Romero, donde dábamos a conocer la creación de la asociación, de los informes elaborados por sus comisiones de urbanismo, cultura, etc., de la visita realizada por la comisión de urbanismo a la alcaldía, siendo advertidos por el alcalde que nos recibía gustosamente en calidad de vecinos pero no como asociación, porque aún no se habían culminado los trámites de legalización. (Nos encontrábamos en una etapa donde el movimiento ciudadano iba agrupándose cada vez más en torno a asociaciones fundamentalmente vecinales, de amas de casa, de juventud, etc, y aunque tardaban bastante en legalizarse por parte del Gobierno Civil, sí era cierto que estábamos en una situación de “tolerancia” , quiere esto decir que mientras nos llegaba la autorización o no, ya comenzábamos a organizarnos bajo el epígrafe de Asociación de Vecinos.

Otro fraude urbanístico denunciamos en las páginas de este periódico, nos referimos a la Barriada Olivar Viejo, que después de 11 años de existencia, seguía sin los más elementales servicios de luz pública, acerado y pavimentación, servicios que no habían sido exigidos por las autoridades, a los propietarios de aquella finca según contemplaba la Ley del Suelo vigente en aquél entonces. (La finca era un olivar no productivo cuyos dueños vecinos de Camas contaban con el beneplácito de las autoridades locales).

A los pocos días dábamos la insólita noticia de que se cegaba un pozo de agua potable que había estado abasteciendo a la localidad, pese a los problemas existentes en aquellos momentos de escasez de agua.

Nueva Andalucía se hacía eco de la problemática del Barrio El Chato (Saladilla Alta)  publicando una impresionante fotografía donde podía verse el apuntalamiento de varias casas.

En el mismo periódico decíamos que a las 8’30 de la mañana 50 mujeres impidieron las obras de la autovía Sevilla-Gijón al entender que esta era la causa de la ruina de sus viviendas.

La misma noticia se publicaba en El Correo donde titulábamos que “Los vecinos de “Barrio Chato” paralizaron las obras de la autovía Sevilla Gijón ya que las viviendas continuaban resquebrajándose.

Diario Suroeste también se hizo eco de la misma noticia.

Los problemas de desagüe en la Barriada Camino de Guía en la que tuvieron que intervenir los bomberos lo hacíamos público en Nueva Andalucía.

ABC y Nueva Andalucía daban la noticia de que unos 500 vecinos de varias barriadas Saladilla Alta, Arboledilla, Santa Rosa, Camino de Guía y Cañorronco se manifestaban en pleno mes de agosto. En resumen estos vecinos se manifestaban por los daños causados en las viviendas, del Barrio Chato,  que poco a poco se iban destruyendo, cuyos daños eran provocados por  las obras de construcción de la autovía Sevilla-Gijón y  por el aislamiento de los servicios más necesarios de la ciudad de las otras barriadas.

Una comisión de mujeres, del total de 50,  consiguen ser escuchadas por los responsables de las obras de la autovía, después de haberlas paralizado  por la mañana, A la noticia anterior añadíamos esta en El Correo de Andalucía.

Este hecho se repitió por 3º. vez a los pocos días y lo recogíamos con fotografía en la portada de Nueva Andalucía y con el desarrollo de la protesta en su interior,

El Diario ABC publicaba un reportaje fotográfico relacionado con este grave asunto que se estaba originando en el Barrio Chato.