Equipo Corresponsal de “El Correo de Andalucía y Otros” ( CLXII )

Publicado: 24 septiembre, 2015 en Equipo corresponsal de El Correo de Andalucía
Etiquetas:, , , ,

28 de Febrero de 1978.- “Una pintada que no gustó al alcalde”

El alcalde presentaba una demanda de conciliación previa a una denuncia por calumnias contra tres vecinos de la localidad por haber publicado un comic acusándole duramente tanto a él como a la corporación, de haber actuado contrariamente a la Ley en lo concerniente a la urbanización de la Barriada La Mallorquina perjudicando al pueblo y favoreciendo a la propiedad.
Consistía este cómic en la exposición de las actuaciones ilegales de la citada barriada, del cual se distribuyeron entre  la población un buen número de ejemplares y además diez miembros del entonces PSA dibujaron un mural de grandes dimensiones, a todo color,  en la única tapia que quedaba en la calle Santa María de Gracia, con la historia completa de su contenido siendo sorprendidos por la policía municipal.
También el alcalde tuvo la oportunidad de comprobar “in situ” el trabajo realizado en el muro que  aún quedaba en la Bda. de la Mallorquina dando orden de que la eliminásemos, a lo que nos negamos. Éste dio instrucciones  a un empleado municipal para que hiciese desaparecer aquel trabajo quien lo ejecutó utilizando para ello una excavadora derribándose de esta manera el muro. De cualquier manera la pintada fue visitada por multitud de vecinos antes de ser destruida.
A los pocos días tuvo lugar el juicio de conciliación sin avenencia y en una Comisión Permanente que se celebraba en esas fechas la Corporación facultaba al alcalde para que emprendiese las acciones que estimase pertinentes por considerar que el contenido del cómic era ofensivo tanto personalmente como corporativamente.
Terrenos para la Feria.- Esta barriada fue construida sobre el solar de lo que era la industria Agrícola “La Mallorquina” propiedad de los señores Salas Garau de quienes el alcalde era su apoderado persistiendo la misma en situación ilegal consentida por las autoridades municipales.
El nacimiento de la barriada fue un tanto peculiar en tanto que ya en 1968 el derribo de las tapias y el acondicionamiento de una serie de servicios necesarios para la construcción de viviendas no los  pagó la propiedad sino el Ayuntamiento.

El alcalde como representante de los propietarios de los terrenos había ofrecido estos terrenos para la instalación del recinto ferial, hecho que fue aprobado por la corporación, instalándose la feria en este lugar dos años más tarde.
Este ofrecimiento se hacía en el mes de Setiembre de ese año y en el mes de Diciembre, a los tres meses, la Corporación aprobaba la parcelación de los terrenos cuando ya se habían realizado las adaptaciones de los mismos.
Y es precisamente en ese aspecto donde está la ilegalidad ya que no se había presentado ningún Plan Parcial de Ordenación de la barriada en la Delegación Provincial del Ministerio de la Vivienda por lo que, ésta,  al no tener conocimiento de la existencia de la barriada no podía legalizarla por lo que recomendó la paralización de las actuaciones urbanísticas.
Con tal motivo tras una inspección técnica del citado organismo, el alcalde contestaba al Delegado Provincial del Ministerio de la Vivienda, en el verano de 1974, diciendo “que se estaba preparando el Plan Parcial y el proyecto de Urbanismo que se remitiría en breve”. Sin embargo, tres años después,  aún no se había presentado.
Era en el mes de Agosto de 1974 cuando la Comisión Permanente aprobaba un Estudio de Detalle de lo que quedaba por construir del solar que el alcalde representaba y que modificaba el Plan General de Ordenación Urbana que se había aprobado en el mes de Febrero. Ello suponía la construcción de un mayor número de m2 para la propiedad y que según se explicaba en el cómic pertenecían al pueblo ya que ese suelo era de reserva urbana. La Comisión Provincial de Urbanismo planteó un recurso al Gobierno Civil que no fue estimado pues según los representantes del PSA tal recurso se planteó de forma inadecuada puesto que se tendría que haber recurrido sobre el Estudio de Detalle que modificada lo aprobado en el Plan General
Por ello los redactores del cómic plantearían un recurso ante el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, sobre las bases aquí expuesta.
Toda esta historia es la que contaban en su pintada y por la que estaban denunciados quedando a la espera de la resolución judicial.

Una pintada que no gustó al alcalde. Nueva Andalucia. 28 de <febrerode 1978

Una pintada que no gustó al alcalde. Nueva Andalucía. 28 de Febrero de 1978

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s