Bienvenidos al blog…

Publicado: 3 marzo, 2013 en General

Estamos recopilando información histórica (documentos oficiales, artículos de prensa, fotografías, etc…) relacionados con la Transición Democrática en Camas (Sevilla) que obran en nuestro poder y  de cuya creación fuimos partícipes.

Como puede verse tras  concluir el trabajo dedicado al Centro de Juventud Al-Kama finalizó la edición de los artículos del Equipo Corresponsal  de El Correo de Andalucía publicados en 1974, 1975, 1976, 1977 y 1978

Con la edición de estos artículos de 1978 concluyó el trabajo de todo aquello que se publicó en prensa y que sirvió como medio de denuncia, creación de conciencia ciudadana y catalizador de las acciones de los vecinos de nuestra localidad en cada uno de los barrios siendo, todos ellos, protagonistas en su mayoría.

Al unísono de las denuncias en prensa, un  grupo de vecinos conexionados con los miembros del Equipo Corresponsal de El Correo de Andalucía emprendieron otra serie de acciones para dar a conocer a la máxima autoridad de la provincia, el Excmo. Sr. Gobernador, las anomalías, cacicadas e ilegalidades que se daban en nuestro pueblo.

Bajo el título de “Nuestras Visitas  y Denuncias al Gobernador Civil”,  en las  últimas 27 publicaciones,  hemos resumido los escritos-denuncias referidos a las ilegalidades de la mayoría de nuestros de barrios, acompañados de los correspondientes documentos digitalizados. 

Concluida esta etapa, pasaremos a publicar en nuestros siguientes post la actividad más directa relacionada con la alcaldía: cartas abiertas en prensa, denuncias de incompatibilidad, peticiones de dimisión, denuncias y querellas  en los juzgados, manifestaciones diversas, su procesamiento y finalmente la denuncia del alcalde a miembros de nuestro equipo. En cada uno de ellos iremos aportando, como hasta ahora, los documentos que lo amparan.

Desde aquí queremos seguir manifestando nuestro agradecimiento a cuantos nos siguen pues, desde que se inició, se han recibido casi  16.000 visitas en el blog lo que nos hace mantener vivo nuestro estímulo en el trabajo emprendido. Es mucho aún lo que nos queda por recordar y dar a conocer a nuestros vecinos.

Anuncios

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 9

Procesamiento 8.

Gran expectación en la localidad de Camas, y una muy favorable acogida en la prensa, tuvo el auto de procesamiento contra del alcalde. La noticia fue publicada con una llamada en las portadas de los Diarios Nueva Andalucía y El Correo de Andalucía del día 1 de Octubre de 1977, además de ser comentada en el diario ABC.

Como ha quedado relatado,  el 3 de Diciembre de 1976 se celebró un Acto de Conciliación, sin avenencia, previo a la querella criminal interpuesta contra el alcalde de la localidad.

Ya expusimos con anterioridad, que esa querella fue atendida por el Juez Decano según el sumario 2/77 cuya vista se produjo el 7 de Julio de ese año ante el Juzgado número 1 de los de Sevilla.

Tras esa vista, detallada en los 8 post anteriores, la denuncia fue aceptada por la Audiencia Provincial el  28 de Setiembre de 1977,  dictando auto de procesamiento,  por hechos que pudieran ser constitutivos de delito de injurias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 8

Vista de la querella.7

Solicitud de Procesamiento

Tras las conclusiones finales, expuestas en el post anterior,  se solicitaba el procesamiento del querellado junto con las restantes medidas cautelares solicitadas en el escrito de la querella.

Por su parte el querellado Sr. Lozano Meridiano quiso agregar que una vez más reiteraba que no existió ánimo de injuria ni de calumnia y que ante la manifestación ciudadana existente no podía dar intervención a un señor que no era profesional del periodismo, que pretendía un lucimiento personal y que provocaba al propio Alcalde al exigirle que se retractase de unas manifestaciones que se habían desorbitado.

Finalmente, se dio por terminado el acto siendo firmada el acta por todos los presentes.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Resto del Folio 9.

 

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 7

Vista de la querella.6

Conclusiones Finales. De los declarantes, querellado y Letrado Defensor.

 

Los declarantes se afirmaron y ratificaron en sus respectivas declaraciones.

El juicio verbal se continuó con la aportación de unas pruebas del querellado consistente en distintas fotocopias y recortes de prensa que quedaron unidas a las actuaciones.

El Letrado Defensor, en sus conclusiones, expuso que quedaba probado claramente que el querellado llamó “agitadores profesionales” a los querellantes siendo evidente el perjuicio tanto moral como material que pretendió causarles, por tratarse de delito intencionado.

La intención de perjudicar era manifiesta en atención a las circunstancias que se detallaron:

A.- La cualidad de autoridad del querellado.

B.- La existencia de una manifestación.

C.- La presencia de la Fuerza Pública.

D.- Los antecedentes de las relaciones entre ambas partes tal como eran las críticas en prensa y la de otra querella que tenían interpuesta por fraude y falsedad, por lo que

E.- Ese insulto pasional o irreflexivo de una matizada acusación lo hacía con el objetivo de producir un daño en la fama, crédito e interés de los querellantes, encaminado a producir una actuación policial y gubernativa, existiendo una intencionalidad realmente dañina, por lo que encajaba perfectamente en los artículos 457 y 458 números 3 y 4 del Código Penal.

Juicio de la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio 8Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Inicio del Folio 9.

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 6

Vista de la querella.5

Declaración del resto de los testigos

A continuación fueron llamados y comparecieron los siguientes testigos:

Don Francisco Rodríguez Jiménez, don Antonio Durán Sánchez, don José Fernández Solís (q.e.p.d.) y don Fernando Rodríguez Flores, quienes tras prestar juramento dijeron en relación a los hechos, lo siguiente:

Que todos los declarantes habían sido afectados por las inundaciones que dieron lugar a la manifestación y que posteriormente todos ellos entraron como comisionados en el despacho del Alcalde, en unión de los querellantes.

Que todos eran vecinos de barrios afectados por las inundaciones.

Que concretamente el testigo don Fernando Rodríguez Flores, sí avisó a los querellantes, además, en su calidad de corresponsal de prensa, para que asistiera con vista a informaciones posteriores,  siendo también vecinos afectados por las inundaciones.

Que oyeron de boca del Sr. Lozano Meridiano que dirigiéndose al Capitán de la Guardia Civil y con relación a los querellantes, que éstos eran unos “Agitadores Profesionales” y que el Sr. Sánchez- Barbudo hizo presente y especialmente al Capitán de la Guardia Civil que la frase la consideraba injuriosa, solicitando al Alcalde que se retractase quien se negó a ello. Éste a su vez los invitó a salir de la Alcaldía, negándose a ello los querellantes.

También afirmaron que la manifestación fue espontánea y en modo alguno estaba encabezada por los señores Sánchez-Barbudo que llegaron con posterioridad a la misma.


Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 6.

 

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 7.

 

 

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 5

Vista de la querella.4

Declaración del Capitán de la Guardia Civil, como testigo

Seguidamente se le tomó declaración al capitán de la Guardia Civil don Francisco Montes Torres, en calidad de testigo del querellante, quien tras ser instruido y examinado y tomado juramento en forma legal, dijo:

Que cuando estaban reunidos en el despacho de la Alcaldía los representantes afectados, el Sr. Lozano Meridiano, dirigiéndose al testigo les indicó que los querellantes eran unos “Agitadores Profesionales” y que esa frase lo fue en presencia y oída por los allí presentes.

Y que la petición que le fue formulada de que se retractase no fue aceptada, reafirmándose en ella, por lo que el querellante me advirtió de que me consideraba testigo de esta frase injuriosa.

Juicio de la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 6.

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 4

Vista de la querella.3

Declaración del querellado

Seguidamente se le concedió la palabra al Sr. Lozano Meridiano, Alcalde del Ayuntamiento de Camas, quien instruido y examinado y prestar promesa en forma legal, dijo:

Que efectivamente el día 26 de Setiembre de 1976, estando el querellado ausente, por tratarse de ser domingo, fue avisado telefónicamente en su domicilio de Mairena del Alcor, diciéndosele que se había producido una manifestación formada por unos 500 vecinos y que se habían personado frente a la puerta del Ayuntamiento con los gritos de “Alcalde dimite”, “Mallorquín vete a Mallorca”, “Alcalde provocador que has llamado a la Guardia Civil”  ( cosa que no era cierta ) y que al llegar a la puerta de la alcaldía fue recibido con un clamor de protestas entre las que sobresalían las que iniciaban los querellantes.

Que para evitar una posible alteración, todavía mayor, de orden público invitó a una comisión de los manifestantes a que entraran en su despacho de la Alcaldía.

Que al darse cuenta de la presencia del matrimonio Sánchez-Barbudo que, a su juicio, eran ajenos a las inundaciones producidas y provocadas por las construcciones de Obras Públicas, rogó a ambos que saliesen de su despacho, negándose ellos a hacerlo y por último transigió con su presencia para evitar el malestar general entre los reunidos.

Que el querellante, Sr. Sánchez-Barbudo, iba provisto de cámara fotográfica sin ser profesional del gremio y que la señora del querellante para increpar los ánimos de los allí presentes voceaba de forma constante e intermitente “queremos parques”, “queremos jardines”, “queremos guarderías infantiles”, todo ello ajeno al problema que hubiese podido reunir a los manifestantes.

Seguía diciendo el querellado que entre las diversas manifestaciones y actos de protesta que se habían producido en el Ayuntamiento y ante la Alcaldía, los dos querellantes siempre han sido miembros activos de las mismas.

También manifestaba el querellado que al significar al Jefe de la Guardia Civil que fijase su atención sobre el Sr. Sánchez-Barbudo, lo hizo en su propio despacho sin ánimo de calumniar, injuriar ni ofender.

Habida cuenta que el grupo de manifestantes que permanecían en la puerta del Ayuntamiento profería gritos contrarios a la Alcaldía, se ofrecieron las posibilidades de reparación de los daños de la inundación, a lo que los vecinos prestaron su conformidad.

Siguió manifestando el querellado que, ante ese acto de pacificación, surgió la voz del Sr. Sánchez-Barbudo con una provocación abierta a la persona del Alcalde diciendo que se retractase de lo que él interpretaba como ofensa.

El querellado se negó a ello por estimar que había actuado como procedía, en calidad de alcalde, sin ánimo de ofensa, injuria o desprestigio contra los querellantes.

Siguió diciendo que al mencionar la palabra “agitador” se dirigió exclusivamente al Jefe de la Guardia Civil que permanecía en el despacho y no dirigiéndose a los otros manifestantes que allí estaban.

Por el Letrado Defensor se le preguntó a través de Su Señoría y dijo:

Que conocía a los querellantes desde hacía mucho tiempo y que al Sr. Sánchez-Barbudo lo conocía también como corresponsal de El Correo de Andalucía, desde donde venía haciendo a la Alcaldía objeto de críticas administrativas por la deficiencia de los servicios municipales y que también es querellante contra él mismo por otro sumario por fraude y estafa.

En relación con el resto de las personas allí presentes decía que no tenía conocimiento de ellos, aunque sí conocía sus nombres y determinadas actuaciones políticas.

En cuanto a que el querellante era corresponsal de “El Correo de Andalucía”, decía que desconocía porqué no firmaba con su nombre y sí bajo el seudónimo de El Equipo Corresponsal, según comentarios de la gente del pueblo ya que decía que él no leía ese periódico.

También fue preguntado si no era menos cierto que días antes se había publicado un artículo en el que aparecían todos los nombres de los miembros de El Equipo Corresponsal a lo que respondió ignorarlo por no leerlo.

A renglón seguido se le pidió que dijese si en el momento de los hechos estaban presentes aproximadamente unas diez personas, además de los agentes de la Autoridad, siendo todos representantes de Barriadas afectadas continuamente por las inundaciones y que ante estas personas los acusó de “Agitadores Profesionales”. Con tal motivo le exigieron una rectificación pública, negándose a ello el Alcalde.

Dijo que ante el clamor de más de 500 personas vociferando en la puerta del Ayuntamiento dio entrada en su despacho a una comisión de la que no pudo precisar el número, de los que desconocía su procedencia aunque suponía que pertenecerían a las barriadas afectadas y que en relación con el Sr. Sánchez-Barbudo solamente se dirigió al Jefe de la Guardia Civil en calidad de Alcalde para advertirle podría ser él el que agitase a aquella masa de gente.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Parte del folio nº 2

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 3.

 

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 4.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio nº 5.

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. 3
Vista de la querella.2
Declaración de los querellantes

Dio comienzo el acto mediante la lectura de la querella presentada, siendo interrogados los querellantes a tenor de los hechos que se relataban en el escrito inicial y después de instruidos y examinados y de prestar juramento en forma legal dijeron:

Que se afirmaban y ratificaban en el contenido de los hechos que le fueron leídos, por estar conforme y redactados con las instrucciones que ellos dieron a su Letrado defensor.

Que ellos entendían que tales hechos constituían un delito de injurias, en especial atendiendo a las circunstancias de como fueron ofendidos.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Parte del folio nº 2.

 

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto.2

Vista de la querella.1

Los querellantes, querellado y testigos

El Acto de Conciliación celebrado el 3 de Diciembre de 1976,  sin avenencia, tal y como se ha dejado referenciado en el post anterior, determinó la interposición de una querella criminal por injurias, siendo aceptada por el Juzgado y celebrándose juicio oral de la misma con fecha 7 de Julio de 1977 de cuya Acta resumiremos su contenido en 9 entradas, para su más fácil comunicación.

Los querellantes eran Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y Manuela Vargas Valencia, vecinos de Camas. Los mismos estaban representados por el Procurador D. Laureano de Leyva Montoto y el letrado D. Juan Carlos Aguilar Moreno.

El querellado era el entonces Alcalde de la localidad Juan Lozano Meridiano.

Fueron testigos de aquel juicio:

Francisco Rodríguez Jiménez, vecino de Cañorronco; Antonio Durán Sánchez, vecino de la calle Buen Aire; José Fernández Solís (q.e.p.d.), vecino de la calle Sanlúcar la Mayor; y también comparecía el capitán de la Guardia Civil D. Francisco Montes Torres destinado en la 2ª compañía de Alcalá de Guadaira.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio 1

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano.

Juicio por la querella por injurias del matrimonio Sánchez-Barbudo al Alcalde de Camas, Juan Lozano Meridiano. Folio 2

Nuestra querella criminal por sus insultos, su procesamiento y su indulto. (1)

Acto de Conciliación

Ya hemos dejado publicado que debido a la manifestación producida el día 26 de Setiembre de 1976, motivada por la inundación a causa de las lluvias, y la presencia de una comisión de vecinos en el  despacho de la alcaldía para exponer el problema originado, se produjo un incidente cuando el Alcalde se dirigió al Capitán de la Guardia Civil allí presente y presentó al matrimonio Sánchez-Barbudo  como “agitadores profesionales”.

En ese momento ellos pidieron a la primera autoridad que se retractase de lo manifestado si no quería ser objeto de una querella criminal por injurias, pese a lo cual, se reiteró en sus manifestaciones.
Como consecuencia de estos insultos el matrimonio interpuso una querella criminal al Sr. Lozano Meridiano.
El primer paso de esta querella consistió en un Acto de Conciliación celebrado el día 3 de Diciembre de 1976 en el Juzgado número siete de Sevilla ante el Juez Municipal D. Francisco Javier Sara-Bolaños y Miranda constituido en audiencia pública, quien dispuso que se procediese a esta conciliación en la que D. Carlos Sánchez-Barbudo Santisteban y Dª. Manuela Vargas Valencia demandaban a D. Juan Lozano Meridiano, Alcalde de Camas, a fin de que se aviniera a reconocer:

1º. Que el día 26 de Setiembre de 1976, los demandantes, en unión de 10 personas más, pasaron al despacho de la Alcaldía, en representación de las barriadas afectadas.
En esa reunión, se encontraban, además, un Capitán de línea de la Guardia Civil, un sargento del mismo cuerpo y el concejal delegado de saneamiento. Ante todas esas personas, el Alcalde, después de intentar expulsar a los demandantes, se dirigió al Capitán de la Guardia Civil diciéndole que ambos eran unos “agitadores profesionales” y, pese a pedirle los demandantes que se retractase de aquella acusación, que les afectaba en su fama, crédito e interés, el demandado se negó a ello y por el contrario se ratificó pública y expresamente de la difamación.

2º. Que tal conducta tenía por objeto perjudicarles, debido a la enemistad manifiesta que con ellos tenía.

3º. Que se aviniese a retractarse públicamente de aquellas acusaciones, reconociendo su inexactitud, para restituir la fama ante quienes se intentó difamar.

4º. Se pedía una indemnización de 1.000.000 de ptas.

En representación de los demandantes actuaba el Procurador D. Laureano de Leyva Montoto acompañado del hombrebueno, necesario en este acto, D. José Herrega Monez. El Alcalde era defendido por el Procurador D. Francisco Pérez Abascal, acompañado de su hombrebueno D. Rafael Maguillo.

En su contestación, la representación de la parte demandada no se avino a tales cuestiones porque manifestaba que no era cierto el relato de los hechos.

Exponía que lo único cierto fue que aquel 26 de Setiembre un grupo de vecinos habían cortado el tráfico, en la carretera que construía Obras Públicas, para protestar por unas inundaciones que se producían como consecuencia de las obras de la autovía. Alegaba en su exposición que al aparecer la Guardia Civil los manifestantes se dirigieron a la Alcaldía. El Alcalde quiso entablar diálogo con ellos pero decía que entre ellos, y al parecer, dirigiéndolos, iban los demandantes, portando una máquina fotográfica, con sus hijos pequeños. Este hecho extrañó al alcalde que además manifestaba que no vivían por la zona afectada y que la esposa profería gritos pidiendo guarderías, parques, escuelas, etc., problemas todos ellos ajenos a la inundación referida.

Decía, finalmente, que no había cometido delito de injurias y que su conducta fue la normal de una autoridad política.

3 de Diciembre de 1976. Acta de conciliación por la querella presentada al Alcalde por llamar agitadores profesionales a Carlos y Manuela.1

1976-03-12-acta-de-conciliacic3b3n-por-la-querella-presentada-al-alcalde-por-llamar-agitadores-profesionales-a-carlos-y-manuela-2-de-2.jpg

3 de Diciembre de 1976. Acta de conciliación por la querella presentada al Alcalde por llamar agitadores profesionales a Carlos y Manuela.2

 

MANIFESTACIONES ANTE LA ALCALDÍA. 9

4 de Octubre de 1977.

“Mientras permanece sin estrenar un paso subterráneo, se multiplican los accidentes.

Con esta llamada en portada de Nueva Andalucía, en las páginas de Provincia,  se recogían los siguientes titulares: “Manifestación sobre la autovía.

Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en servicio del paso subterráneo”.

Esta manifestación vino dada porque días antes había ocurrido un accidente en el cruce de la autovía con Castilleja de Guzmán (a la altura del Bar Pepito).

Un anciano y un niño de tres años de edad fueron atropellados cuando intentaban cruzar la autovía,  en el mismo lugar en el que algunos meses antes, también de noche, una joven fue atropellada por un taxi, produciéndole graves lesiones, dándose a la fuga el taxista por el carril opuesto de la autovía.

El riesgo de este cruce de la autovía era evidente pues sólo disponía de un paso de cebra y un semáforo en intermitencia que los automóviles ignoraban continuamente.

Con tal motivo,  unos 1.500 vecinos,  se manifestaron en el lugar del accidente tomando la palabra un portavoz de la Asociación de Vecinos quien informó sobre las gestiones realizadas en pro de la solución del problema e invitando a una de las mujeres de la asociación  a dirigirse a los allí concentrados, la cual invitó a todas las mujeres a que se unieran a la manifestación, acordándose en asamblea cortar la autovía durante 15 minutos.

En ese momento hizo acto de presencia la Guardia Civil, cuyo jefe,  tras dialogar con uno de los concentrados,  accedió a lo acordado mientras no se desarrollaran incidentes graves y todo se desarrollase en orden, a lo que los concentrados respondieron con una ovación.

Seguidamente comenzaron a manifestarse por ambos carriles de la autovía, cortando el tráfico, y así llegaron hasta la Barriada de Hiconsa, donde ya se habían acumulado  unos 4.000 manifestantes.

Estos  se dirigieron  hasta el Ayuntamiento reclamando la solución del problema y la dimisión del alcalde y la corporación.

Una comisión fue recibida por el primer teniente de alcalde a quien se le exigió que la conversación se desarrollase delante de los concentrados a lo que éste accedió exponiéndoles que él también vivía en una de las zonas afectadas y que consideraba de justicia esta manifestación.

En su explicación sobre el trazado de la autovía se refirió a que la Administración no había hecho un trazado para el pueblo sino “su carretera” desde Madrid;  que el Ayuntamiento no se había hecho cargo de la misma porque faltaban detalles por realizar y que desde el año 1970 se le tenían reclamadas a Obras Públicas muchas de las peticiones que hacían ahora los vecinos.

Un miembro de la Asociación de vecinos le manifestó que el Ayuntamiento se tendría que haber opuesto a este trazado en el momento de exposición pública del proyecto y haberse trazado la autovía a través de la Corta de la Cartuja.

Así mismo se le interpeló que si desde el año 1970 estaban reclamando lo mismo que los vecinos sin conseguir nada, porqué no habían presentado su dimisión en solidaridad con los mismos.

Los vecinos le recordaron las peticiones que habían dejado reflejadas con anterioridad en un escrito dirigido a Obras Públicas.

Tras todo esto los 4.000 vecinos se disolvieron sin incidentes agradeciendo a las fuerzas del orden su actitud.

Una de las causas expuestas al representante municipal era la necesidad de la total iluminación del trazado urbano de  la autopista y la imposibilidad de utilizar el paso subterráneo  por los vecinos  debido a que se encontraba sin luz, con los cables arrancados y lleno de suciedad.

Con fecha 23 de marzo Obras Públicas se dirigía mediante escrito a la Asociación de Vecinos donde mostraban su extrañeza por la no utilización del paso subterráneo que había sido construido atendiendo las peticiones de los vecinos, hecho éste al que Obras Públicas se refería mediante un escrito dirigido a la Asociación del 23 de Marzo en el que mostraban su extrañeza por la no utilización del paso subterráneo que se había construido atendiendo a las peticiones expresas de los vecinos y del que comunicaban precisamente el lamentable estado en que se encontraba por el uso indebido de algunos ciudadanos, con los cables cortados, las luces rotas… por lo que concluían el escrito haciendo un llamamiento a la responsabilidad expresa de la Asociación para que tomasen medidas y creasen un estado de conciencia ante los ciudadanos que evitase tales barbaries en detrimento de la convivencia ciudadana.

La Asociación de Vecinos, en respuesta a ese escrito puntualizaba a Obras Publicas los siguiente:

  • Se desconocía  si realmente estaba el paso subterráneo al uso definitivo, pues sus cercanías se encontraban aún con materiales de obra y escombros
  • Que pese al conocimiento de la instalación eléctrica ignoraban si la misma estaba en uso disponible ya que nunca la vieron funcionando.
  • La carencia de asfalto en los accesos y la falta de indicación hacia el peatón recomendando su uso.
  • La carencia de iluminación nocturna que indicase al viandante del uso del paso subterráneo.
  • La inactividad del Ayuntamiento en la debida limpieza y mantenimiento de los elementos comunitarios.
  • Finalmente se comprometían con Obras Públicas a que si ésta adecuaba la infraestructura debidamente ellos se comprometían a crear el debido estado de opinión para su correcto uso mediante octavillas, carteles, incluso permaneciendo en los accesos invitando al ciudadano a utilizar este paso subterráneo.

 

 

Hasta 4.000 vecinos se manifestaron

4 de Octubre de 1977. Hasta 4.000 personas protestaron por la no puesta en funcionamiento del paso subterráneo